Selección de las 40 personas e historias más atractivas de la NFL en 2020


La NFL está a punto de iniciar una temporada de fútbol americano sin precedentes en 2020. Es imposible predecir lo que sucederá en un año típico, y mucho menos lo que podría suceder en una temporada de coronavirus golpeada por una pandemia. Como hemos visto en Major League Baseball, sería una sorpresa si los 32 equipos jugaran los 16 partidos como estaba planeado.

Por supuesto, todavía hay mucho que esperar en 2020. Hoy pasé por 40 de los jugadores, entrenadores y oficiales que son algunos de los más atractivos de ver esta temporada. Algunos de ellos son jugadores jóvenes con mucho que demostrar después de dejar la universidad o asumir un papel más importante. Otros son veteranos que esperan una última oportunidad por el título. Algunos preferirían una temporada normal; otros podrían beneficiarse del caos de 2020.

He dividido el paquete en grupos. No están en ningún orden en particular, pero comencemos con los jugadores que son nuevos en la liga:

Saltar a una sección:
Superestrellas | Recién llegados
Subestimado | Entrenador de novatos
| Candidatos a la ruptura
¿Lo tiene? | Oficial

Las superestrellas

Ningún jugador de la liga es más divertido que Mahomes. A pesar de todas las comparaciones con personas como Aaron Rodgers y Brett Favre, Barry Sanders es el tipo que Mahomes me recuerda más que a nadie. Un Mahomes sano está viendo televisión porque nunca se sabe cuándo va a hacer algo que no creías que fuera humanamente posible. En un millón de años, nunca podrías enseñarle a alguien cómo mariscal de campo como Mahomes y esperar que tengan éxito, y sin embargo Mahomes ha estado más allá del mundo durante los últimos dos años.

2 parientes

¿Cómo se construye para ganar una liga? MVP y MVP del Super Bowl en temporadas consecutivas? Mahomes puede comenzar a trasladar su forma de zona roja a 2020. En 2018, los Chiefs anotaron touchdowns en el 71.8% de sus viajes en la zona roja. Esta fue la segunda tasa más alta en el fútbol y cómo produjo una temporada de 50 touchdown. [19659002] Durante la temporada regular de 2019, los Chiefs cayeron al 54%, lo que equivale a la mitad del puesto 20. Parte de eso fue producto de la ausencia de Mahomes durante la mayor parte de los tres partidos por una lesión en la rodilla. En la postemporada, Kansas City dominó cada una de sus remontadas al dominar la zona roja al anotar 12 touchdowns de 15 juegos en la zona roja, una tasa de conversión del 80%. (Los Chiefs barajaron dos goles de campo y se arrodillaron para sellar el juego de campeonato de la AFC sobre los Titans). Muestra de datos para cada equipo. Las ofensas más probables dentro de las 20 son las que superan las otras 80 yardas. Por lo tanto, parece justo señalar que los Chiefs mejorarán en la marca de 20 asientos de hace un año. Si todos los receptores de Mahomes regresan y Clyde Edwards-Helaire se une a él en la cancha trasera, existe la posibilidad de una temporada récord aquí.


¿Cómo puedes superar tu temporada de MVP? Jackson fue una fuerza de la naturaleza en la temporada regular antes de una segunda derrota consecutiva en los playoffs, pero como escribí en su informe de progreso de verano, nada sugiere que de repente se caiga por un precipicio o que lo descubran. Mi preocupación es más por los jugadores que rodean al mariscal de campo estrella. Los Ravens han sido la ofensiva más saludable de la liga ya que los juegos ajustados se perdieron en 2019, y no habrá un Guardia Estelar, Marshal Yanda, quien se retiró después de perder ante Tennessee Ball 11 veces por juego, habrá más contacto y uno más. plantean un mayor riesgo de lesión que alguien sentado en su bolsillo y sacando rápidamente la pelota. Jackson tampoco anotará el 9% de sus intentos de pase, ya que esa fue la segunda mejor tasa de touchdown desde la fusión, pero el ganador del Trofeo Heisman podría ser tan valioso como 2019 si continúa publicando un índice de pasador de 113 por encima. más intentos. Incluso si no gana el MVP, no irá a ninguna parte.


Pro Football Reference tiene fechas objetivo para los destinatarios que se remontan a 1992. En 2018, Thomas se convirtió en el primer receptor amplio o objetivo cercano en ser objetivo 100 veces en una temporada, alcanzando el 80% de esos objetivos. En 2019 repitió la hazaña. Los escépticos que hubieran visto su éxito como producto de jugar con Drew Brees tuvieron que quedarse quietos cuando Thomas siguió el ritmo de Teddy Bridgewater como mariscal de campo.

Con la liga expandiéndose a 17 juegos en 2021, Thomas tiene nuestra mejor, y última, oportunidad de ver un amplio rack de 2,000 metros en la era de los 16 juegos.

play

2:10

Keyshawn Johnson, Max Kellerman y Stephen A. Smith discuten si DeAndre Hopkins o Michael Thomas es el acoplador.

Sr. Unlimited fue el segundo mejor mariscal de campo del fútbol después de Lamar Jackson la temporada pasada. Fue tan bueno por intento en 2018 como lo fue en 2019, pero la diferencia fue el volumen; El jugador de 31 años lanzó de poco menos de 27 pases por juego en 2018 a poco más de 32 por juego. No veo ninguna razón para creer que Wilson sería menos efectivo si los Seahawks continuaran aumentando su volumen de pases y confiaran en Wilson para lanzar la pelota más cerca de 550 veces, una marca a la que se acercó en 2016 y por primera y única vez. en 2017.

La línea ofensiva es un gran interrogante en Seattle, pero con Tyler Lockett y DK Metcalf, Wilson tiene su mejor doblete en el papel desde que Golden Tate se fue de la ciudad. Los Seahawks todavía parecen insistir en limitar a Wilson sin dejar que su mariscal de campo estrella hierva. Creo que veremos esto en años con frustración.

Los recién llegados

¿Estamos listos para el #camback? La última vez que vimos a un Newton saludable fue en 2018, cuando era candidato al Jugador Más Valioso de la frontera. En la semana 12 de esa temporada, el entonces mariscal de campo de los Panthers completó el 69.6% de sus pases y un promedio de 7.5 yardas por intento con un índice de pasador de 103.7. Las lesiones han limitado a Newton a solo cinco de los siguientes 21 juegos en los que fue un mariscal de campo de nivel sustituto con un índice de pases de 66.9.

Como escribí en junio cuando firmó con los Patriots, creo que el ex Jugador Más Valioso de la liga está sano. La gran pregunta es si se mantendrá saludable. Los Patriots ya no están atados a Newton después de la temporada, por lo que no tienen que preocuparse por protegerlo a largo plazo, como lo ha hecho un equipo como los Panthers en años anteriores.

Mi sospecha es que veremos una ofensiva de los Patriots muy similar a la de Newton bajo Norv Turner en 2018. El objetivo será llevar el balón a las manos de los creadores de juego rápidamente y, después de la recepción, dejar que hagan lo suyo mientras lo mantienen sano. Christian McCaffrey y DJ Moore no están aquí, por supuesto, pero los Patriots todavía tienen un poco más bajo la manga de lo que la gente piensa. Newton no será Lamar Jackson, pero tendrá algunas carreras diseñadas y la oportunidad de revisar conceptos si los números en la caja están a su favor. Nadie tiene una gama más amplia de resultados en 2020: desde MVP hasta dejar el fútbol, ​​todo está sobre la mesa para ellos.


El mejor jugador en la historia del fútbol abandonó la única casa y entrenador profesional que ha conocido. Nada digno de ver allí. La idea de ver a Brady en el campo con un uniforme de bucanero todavía parece increíble, pero estamos a poco más de una semana de ver esto contra los Saints.

La gran pregunta de Brady: ¿Cómo llegan él y los corsarios? lidiar con la adversidad? Obviamente, tiene décadas de experiencia y es lo suficientemente fuerte mentalmente para aguantar las cosas si no salen según lo planeado al comienzo de la temporada. Sin embargo, ¿qué pasa si todavía encuentra su camino en el esquema de pases campo abajo de Bruce Arian como Buccaneers? 2-3 empezar? Me imagino que veríamos un juego de pases más rápido y algo mucho más parecido al estilo de los Patriots que Brady ha jugado durante la última década.

Encuentra o únete a una liga hoy >>
Cheat Sheet Central >> <! –

Más gente juega en ESPN que en cualquier otro lugar. ¡Únete al juego de fútbol fantástico número uno o crea una liga! ¡Regístrese para obtener una cuenta gratuita!

->

Si no hay contratiempos y Brady está produciendo una temporada de cosecha, responde la única pregunta que cualquiera podría haber dejado sobre la mesa sobre su carrera: ¿Podría haber sido Bill Belichick sin éxito? Tratando de adivinar si Brady o Belichick habían contribuido más a la dinastía Patriot, caí del lado del mariscal de campo. No estoy seguro de si le importa mucho a un mariscal de campo que dijo que no le importa el legado o demostrar su valía sin un Belichick, pero ¿desde cuándo Brady ha dejado alguna duda?


Aquí Hopkins está en la liga en cuatro categorías de 2015 a 2019:

  • Recibos: segundo

  • Astilleros recibidos: segundo

  • TDs recibidos: segundo

  • Total de instantáneas jugadas: 3.

Sólo los linieros ofensivos Jason Kelce y Donovan Smith han jugado más instantáneas que Hopkins en los últimos cinco años. Con esos números, también querría un nuevo trato, ¿no es así?


Todos hemos ido a algún lugar durante demasiado tiempo y realmente queríamos ir. Ngakoue estaba tan listo para dejar Jacksonville que el Star Defensive End perdió $ 5.8 millones de su etiqueta de franquicia para facilitar su mudanza a Minnesota. El jugador de 25 años ni siquiera ha prohibido el derecho a evitar un segundo día de la franquicia en 2021, y aunque es poco probable que ese día haya sido de los Vikings, por lo general no se ven jugadores de la NFL renunciando tanto. en dinero prácticamente garantizado solo para un nuevo comienzo.

Ngakoue iba a conseguir una aterradora doble victoria en su nueva excavación con Danielle Hunter. Desde 2016, el dúo ha estado en tercer lugar (Hunter) y duodécimo (Ngakoue) en Säcken. Cambia a Quarterback Knockdowns y Ngakoue está frente a Hunter. Los Vikings están $ 11.3 millones por encima de su límite planificado para 2021, pero si Ngakoue cumple en su año de contrato, es difícil imaginar que lo dejarán ir. Si pueden ayudar a su nueva estrella a regresar a la postemporada, es difícil imaginar que Ngakoue quiera irse.


Se creía ampliamente que Quinn había caído desde que asintió como Jugador Defensivo del Año de 23 años. Si bien las lesiones lo limitaron al final de su carrera con los Rams, el análisis de la Tasa de victorias Pass Rush (PRWR) de ESPN sugiere que Quinn es de hecho una superestrella. Lideró cómodamente la liga en PRWR tanto en 2018 como en 2019. Durante este período, su PRWR de 32.6% es el mejor de la liga en más de 6 puntos porcentuales, con el segundo clasificado, Jadeveon Clowney, más cerca del 17º que Quinn en el primero.

La producción bruta de Quinn en 2018 con los Dolphins no fue abrumadora, pero se recuperó con 11.5 capturas y 22 caídas en 647 jugadas para los Cowboys la temporada pasada. Ryan Pace, gerente general de Bears sugirió interrogativamente que no sería un "gerente general de Moneyball" cuando llegó a la ciudad, pero el equipo le dio a Quinn un contrato de $ 70 millones por cinco años fuera de temporada para hacer una combinación aterradora con Khalil Mack para formar. Cuando aparezca el Quinn de 2013, los osos podrían experimentar la carrera de pases más aterradora de la liga.


Gronk podría haberse quedado retirado, hacer algunas apariciones en la WWE y aparecer en el Canton Pro Football Hall of Fame por su discurso en cinco años. (No se puede deletrear “Salón de la Fama” sin LMFAO.) En cambio, Gronkowski regresó a la liga después de un año de retiro, forzando un trato con los Buccaneers donde se reunirá con Tom Brady.

Nadie será más feliz que el veterano mariscal de campo de los Patriots. Desde el momento en que Gronk ingresó a la liga en 2010, Brady fue un mariscal de campo diferente con su compañero de carrera. El legendario mariscal de campo registró un QBR de 77.6 con su duro final de estrella en el campo de Nueva Inglaterra, pero esa marca cayó a QBR 58.2 cuando Gronkowski hizo una pausa o se retiró, incluida una fuerte caída la temporada pasada.

Rob Gronkowski está después de una pausa de un año de la NFL, esta vez con Tom Brady en Tampa Bay. Foto de Cliff Welch / Icon Sportswire

Gronkowski publicó su peor temporada post-novato en 2018 luego de informes de que sus problemas de varios años estallaron pero cuando los Patriots necesitaban una gran parte en momentos críticos Ball fue hacia él. El jugador de 31 años no tiene que llevar la carga de trabajo de recepción con Chris Godwin y Mike Evans, y sospecho que los Bucs, como bloqueadores de pases de una serie a otra, en realidad podrían sacar más provecho del final estrellado. Pero si Brady necesita una gran cantidad, probablemente dependerá de su antiguo y confiable.


"Big Play" Slay consiguió lo que quería. Después de años de desgracia en Detroit, Slay fue canjeado por los Eagles por selecciones en la tercera y quinta ronda, anotando una extensión de tres años de $ 50 millones. El tres veces jugador de bolos profesional es ahora el esquinero mejor pagado de la liga según el salario anual promedio. El foco principal está oficialmente en el producto del estado de Mississippi.

Este foco de atención puede ser especialmente implacable en Filadelfia cuando los jugadores no están a la altura de las expectativas. Pregúntele a los esquineros retirados Nnamdi Asomugha y Byron Maxwell, que se destacaron en otros lugares, antes de intentar estar a la altura de las expectativas en verde y blanco. En todo caso, la carga de trabajo de Slay debería ser más fácil, ya que estaba en un equipo que jugaba más cobertura de hombres que nadie en el fútbol y, a menudo, ocupaba el puesto número 1 en el equipo contrario. Si Slay Amari Cooper no disminuye la velocidad cuando los vaqueros llegan a la ciudad, ten cuidado.


¿Es Rivers Toast? Los Colts hicieron una apuesta de $ 25 millones a que le quedaba algo en el tanque después de una fea segunda mitad de la temporada 2019 de Los Ángeles. Entre Rivers y Jacoby Brissett, Indy está gastando 47,9 millones de dólares en su límite de mariscales de campo esta temporada, más de 12 millones de dólares más que los Cowboys subcampeones. El caso de Rivers incluye una reunión con Frank Reich y una línea ofensiva muy mejorada, pero Reich terminó su relación anterior con Rivers al ser despedido en San Diego, y es poco probable que los cinco titulares de la línea ofensiva de los Colts pasen toda la temporada sin un comienzo. para perderse como lo hicieron en 2019.

He escrito sobre cómo la inundación de Rivers ocurrió principalmente en situaciones en las que estaba tratando de hacer retroceder a los cargadores en el último cuarto, pero también fue una de las razones por las que los cargadores comenzaron. Soy cautelosamente optimista, pero sigo pensando que la mejor oportunidad de los Colts de ganar la división es más que los Texans y Titans caigan que que Indianápolis se convierta en un equipo de 11 victorias.


Los equipos intercambian dos selecciones en la primera ronda sólo por superestrellas. Si bien Adams jugó como uno con los Jets en 2019, cualquier cosa por debajo de ese nivel de producción o una carrera profunda en los playoffs tendría que verse como una decepción. Dado que Adams acumuló 6.5 capturas la temporada pasada y solo dos defensores han producido hasta dos temporadas de cinco capturas en toda su carrera desde 1982, le resultará tan difícil completar las estadísticas como lo hizo en 2019.

Al mismo tiempo, es un diferenciador que podría ayudar a cambiar la NFC Oeste a favor de Seattle. Fue el único jugador de bolos profesional o todo profesional en una defensa de los Jets de 2019 que terminó décimo en DVOA defensivo, a pesar de tener solo 429 jugadas en total de sus tres jugadores más caros (CJ Mosley, Avery Williamson y Trumaine Johnson) recibido. No creo que Adams haya logrado que los Jets se enfrenten a equipos como los Saints, Eagles y Seahawks, pero si puede ayudar a Seattle a saltar al top 10 desde el 18, los Seahawks podrían contrarrestar las tendencias que están sugieren que rechace esta próxima temporada.


La mayoría de los jugadores no tardarían un año en su apogeo futbolístico para insistir en un intercambio fuera de una organización, pero el diagnóstico erróneo y la mala gestión de Washington de lo que finalmente se diagnosticó como cáncer de piel dejaron al tackle estrella sin otra opción. Si hubiera podido elegir un mejor lugar para aterrizar, es difícil imaginar uno para Williams como San Francisco y una reunión con el ex coordinador ofensivo de Washington, Kyle Shanahan.

¿Estás listo para el fútbol? Juega GRATIS y responde preguntas sobre el juego todos los lunes por la noche. Haga su elección

Con la renuncia de Joe Staley, Williams asumirá y protegerá el lado ciego de Jimmy Garoppolo para un equipo de los 49ers que espera regresar al Super Bowl. Williams tampoco firmó una extensión cuando se fue al Área de la Bahía, lo que significa que la ex estrella de Oklahoma jugará el último año de su contrato por $ 12.5 millones. Con una cláusula de etiqueta sin franquicia vinculada a su contrato, podría convertir una gran temporada en San Francisco en un contrato récord la próxima primavera.


La odisea de cuatro años de Bridgewater para recuperar el puesto de titular que perdió por una rodilla catastrófica La lesión del verano de 2016 casi ha terminado. Se espera que la popular estrella de Louisville sea el abridor de la primera semana para los Panthers después de impresionar con los Saints reemplazando a Drew Brees la temporada pasada. Si bien no se hará cargo de los jefes o los vaqueros, está mejor posicionado para el éxito de lo que la mayoría podría pensar.

Los Panthers son profundos con las armas y tienen una buena variedad de tacleadas en Russell Okung y Taylor Moton. Es probable que Bridgewater tenga una temporada impresionante para mantener a Carolina fuera del mercado de mariscales de campo en 2021. Si bien no tengo mucha fe en reconstruir la defensa de los Panthers, tiene lo que se necesita para tener éxito en el lado ofensivo de la pelota.

Los subestimados

Carr y Aaron Rodgers sienten que merecen respeto, pero lo hacen de maneras diametralmente opuestas. Rodgers vive (posiblemente) de la fama pasada. Carr estuvo en el top 10 tanto en la clasificación QBR como en la clasificación de pasador la temporada pasada. Rodgers (quizás con razón) siente que necesita más ayuda del receptor esta temporada baja. Los Raiders de Carr están llenos de talento incluso después de que Tyrell Williams llega a la lista de reservas lesionados, gracias a la incorporación de Henry Ruggs III y Bryan Edwards en el draft de abril.

Ambos también sienten una ligera presión desde abajo. La incorporación de Marcus Mariota amenaza a Carr de una manera que, por ejemplo, la presencia de Nathan Peterman en la lista no lo hace. El entrenador Jon Gruden tuvo un ojo errante para los mariscales de campo durante su tiempo en Tampa y nunca dio el gran paso para encontrar una solución a largo plazo, pero Carr ha comenzado 32 juegos consecutivos con los Raiders bajo Gruden. Siempre habrá especulaciones de que querrán buscar un nombre importante para llenar los asientos una vez que los fanáticos puedan entrar al Allegiant Stadium, pero el desempeño de Carr en 2019 fue mejor que el de muchos grandes nombres que estuvieron disponibles fuera de temporada. . Tiene que seguir adelante para evitar que Mariota, o cualquier persona aún más notable, dé la bienvenida a estos fanáticos en 2021.


Hagamos una prueba de currículum a ciegas:

  • Jugador A: 725 de -1,166 para 8,444 yardas (62.2%) con 51 TD y 6 INT; 7.2 yardas por intento y 48.5 pases QBR

  • Jugador B: 680 de 1,075 pases para 7,433 yardas (63.3%) con 50 TD y 19 INT; 6,9 yardas por intento y 53,9 pases QBR

El jugador A es Rodgers de las campañas 2018-19. El jugador B es … Derek Carr de las temporadas 2016-17. Durante los últimos dos años, Rodgers solo ha evitado evitar intercepciones en niveles muy por encima del promedio de la liga. Fue increíble allí, acaba de publicar dos de las seis tasas de intercepción más bajas en la historia de la liga durante las últimas dos temporadas, pero ese no es el tipo que ha tenido miedo de las defensas rivales a lo largo de los años. Es posible que Rodgers no confíe en ninguno de sus destinatarios, excepto en Davante Adams, pero la alternativa no prendió fuego al mundo.


¿Qué pasa con Jones, por lo que hemos escuchado acerca de que Aaron Rodgers fue ignorado esta temporada baja? Los corredores Christian McCaffrey y Derrick Henry han firmado contratos, y tipos como Dalvin Cook y Alvin Kamara han tenido al menos negociaciones serias con sus equipos. Apenas hubo una mirada de Green Bay que siguió a una temporada en la que Jones cayó 1,558 yardas en la línea de golpeo y 19 touchdowns con un gol de segunda ronda contra AJ Dillon de Boston College.

Los Packers fueron otra ofensiva con Jones en el campo hace un año, y aunque se espera que su tasa de touchdown disminuya en 2020, parece estar listo para jugar una última temporada en Green Bay antes de tomar la libre. Elección. Soy un aguafiestas al señalar que la mayoría de los contratos de corredores son malos, pero me sorprende que los Packers decidieran volver por su estrella.

The Breakout Candidates

¿Todos los jugadores de la liga han estado expuestos a más control y entretenimiento esta temporada baja que Prescott? Probablemente estés harto de tener noticias suyas. Honestamente, estoy harto de saber de él.

Escribí mucho sobre él en junio y lo seguí cuando no llegó a un acuerdo con una extensión con los Cowboys en julio. Es un jugador fascinante y no puedo esperar a verlo jugar esta temporada. No tengo nada más que decir sobre él hasta que eso suceda.

Ilustración de ESPN

Estamos tan mimados por los jóvenes prometedores en la NFL que nos olvidamos de JuJu. En 2018, Smith-Schuster produjo solo las segundas yardas por recepción más altas (1,426) para un receptor de 22 años en la historia de la Liga detrás de Josh Gordon (1,646 en 2013). El año pasado fue una temporada desperdiciada gracias a las lesiones de Ben Roethlisberger y el propio Smith-Schuster, que luchó con lesiones atroces y luego se perdió la mayor parte de cinco partidos por un problema en la rodilla.

Smith-Schuster comienza un año de contrato con Roethlisberger nuevamente en el campo y mucho que ganar. Los Steelers están $ 1,321 millones por encima del límite reducido en 2021 antes de intentar volver a firmar a jugadores como Bud Dupree, Cameron Heyward, James Conner y Alejandro Villanueva. Ya se especula que los Steelers están listos para trasladar a Smith-Shoemaker después de la temporada, y Pittsburgh utilizó una selección de los 100 mejores para un receptor abierto por cuarto año consecutivo cuando diseñó a Chase Claypool en la segunda ronda.

Si Smith-Schuster puede reproducir sus números de 2018 y los Steelers deciden seguir adelante sin un día. El contrato resultante podría establecer nuevos récords. Incluso con un límite reducido, los destinatarios amplios, tan jóvenes y talentosos como Smith-Schuster, casi nunca llegan al mercado. Sammy Watkins, un receptor abierto mucho menos prolífico con un historial de lesiones más significativo, se llevó a casa tres años y $ 48 millones de manos de los Chiefs in Free Agency en 2018. Otra temporada de 1,400 yardas podría convertir a Smith-Schuster en el primer receptor abierto de la liga, alcanzando los $ 25 millones por temporada.


Regresé y volví a ver cada uno de los cinco lanzamientos de Lock de la temporada 2019, y aunque es justo notar que el producto de Missouri enfrentó algunas defensas débiles, me sorprendió gratamente. Me recordó un poco a Blake Bortles, lo que es más un cumplido de lo que podría parecerle a un hombre que parecía abrumado en la pretemporada. El atletismo de Lock le permite realizar todo tipo de lanzamientos y, aunque aún carecía de presencia en el bolsillo, era excelente para escapar del bolsillo, hacer retroceder el campo y realizar tiros precisos.

El gerente general John Elway ha derribado a la ofensiva, pero después de que Ja & # 39; Wuan James se retire, Lock podría estar jugando detrás de una de las peores situaciones de tackle de la liga. Cinco juegos no son suficientes para demostrar mucho; recuerde que Josh McDaniels comenzó su desafortunada gestión como entrenador en jefe de los Broncos 5-0, pero Lock ha hecho lo suficiente para ganar una temporada completa en la cima para Denver.


La elección de moda para ganar el Jugador Más Valioso de la liga después de que pasadores de segundo año como Patrick Mahomes, Carson Wentz y Lamar Jackson dieron grandes saltos en su temporada de segundo año, Murray tiene que estar en discusión. El número 1 en 2019 fue el QB8 de Fantasy como novato, pero no lo que la mayoría hubiera esperado. Los sueños de Murray y Kliff Kingsbury, quienes lanzaban la pelota 50 veces por juego en un ataque rápido y con muchos pases, se desvanecieron a medida que avanzaba la temporada, y los Cardinals tuvieron más éxito corriendo fútbol que lanzando. Arizona ocupó el primer lugar en la carrera de DVOA, con la tasa de primeros intentos del 29% de Murray ayudando a la causa como corredor.

Ahora, con la incorporación de DeAndre Hopkins, todo parece estar sobre la mesa. ¿Volverán los Cardenales a esta ofensiva en septiembre, confiando en que la incorporación de un destinatario que pueda ganar contra la cobertura masculina abrirá el resto de su asalto temporal? ¿Se ralentizará el juego para Murray en su segunda temporada? ¿Puede la línea ofensiva de Arizona mantenerse lo suficientemente sana como para que Murray tenga tiempo de tirarlos de su bolsillo? Y cuando suceden todas estas cosas, ¿el techo de Murray es diferente al de Mahomes?


Metcalf era un meme de tamaño y velocidad antes del draft de 2019 como un tipo que solo podía caminar dos rutas y cuando cayó al último en la segunda ronda, la NFL pareció mantener esa postura. Para que conste, yo era absolutamente uno de esos escépticos de Metcalf, y en el primer año estaba completamente equivocado.

Todo lo que Metcalf hizo como novato fue acumular 900 yardas de recepción y luego aplastar a los Eagles con un récord de novato de 160. Rendimiento de la granja en la ronda de comodines. El último receptor que lució así en la NFL fue David Boston, y aunque el número 8 en el draft de 1999 no tuvo una carrera larga, alcanzó su punto máximo en 2001 con una temporada de 1,598 yardas. Metcalf podría tener ese tipo de ventaja en su rango de posibles resultados si los Seahawks de 2020 ocurren con más frecuencia.


El último pase que lanzó Allen en 2019 fue una ruta de barra de remolque de 2 yardas sin defensa que falló por 2 yardas . El mariscal de campo de segundo año hizo grandes avances en la toma de decisiones y el juego de pies durante la temporada pasada, pero su precisión y habilidad para lanzar el campo por el campo todavía están por debajo de los estándares de la NFL. Fue lo suficientemente bueno para que los Bills ganaran 10 juegos hace un año, pero se vino abajo cuando tomaron una ventaja de 16-0 en la ronda de comodines contra Houston en la segunda mitad.

Los talones de Aquiles para 20 contendientes »
• Selecciones arriesgadas para todos los premios importantes»
• El equipo de todo en la línea »
• Invente 32 accesorios para 2020 »
• Cuatro equipos que tienen más probabilidades de perder peso»
• Cuatro equipos que tienen más probabilidades de mejorar »

Ahora las expectativas son diferentes. Creo que Buffalo tiene el mejor equipo de la AFC si dejas a los mariscales de campo fuera de la ecuación. Cualquier cosa menos un título de división sería decepcionante. Si Allen continúa mejorando y retrasando el final del trato, silenciará a los que dudan y ganará mucho dinero. Wenn er jedoch stagniert oder ablehnt, wird er mit Blake Bortles und Mitchell Trubisky als oft verteidigten jungen Quarterbacks in einer Kabine stehen, die exzellente Abwehrkräfte zurück ins Rudel gezogen haben.


Die Erwartungen an den Jack-of der Heiligen haben sich geändert -all-trades. Nachdem die Heiligen Hill zu einer einjährigen Verlängerung um 16,3 Millionen US-Dollar verpflichtet hatten, signalisierten sie, dass sie erwarten, dass er ein wesentlicher Teil der Straftat sein wird. Das BYU-Produkt spielte bis Woche 12 knapp 17% der offensiven Schnappschüsse, aber ab Thanksgiving verdoppelte sich seine Arbeitsbelastung mehr als und stieg über 40% der Schnappschüsse. Es ist schwer vorstellbar, dass die Heiligen Alvin Kamara eine bedeutende Erhöhung zurückgeben (auch wenn das meiste Geld 2021 fällig ist) und dann seine Nutzungsrate auf die Teenager senken.

Bei allen Fragen, ob Hill die Heiligen ist Als Quarterback der Zukunft ist es erwähnenswert, dass er im August gerade 30 geworden ist. Seine Zeit, als NFL-Spieler Wirkung zu entfalten, ist jetzt und er hat 13 Karrierepässe geworfen. Ich schlage nicht vor, dass die Heiligen Drew Brees auf die Bank setzen wollen, aber seit drei Jahren ist Hill ein Wildcat-Quarterback im Gegensatz zu jemandem mit bedeutendem Passing-Volumen. Dies ist das Jahr, das sich ändern muss, wenn sich die Heiligen wohl fühlen können, mit Hill als Vollzeit-Quarterback im Jahr 2021 voranzukommen.

Ein Szenario, das Sie beachten sollten: Denken Sie daran, was Sean Payton während seiner einjährigen Suspendierung im Jahr 2012 getan hat Saints &#39;Head Honcho trainierte die sechste Klasse seines Sohnes, die es bis ins Finale schaffte, bevor sie zweimal gegen eine Mannschaft verlor, die den einzelnen Flügel leitete. Die Wildkatze ist im Wesentlichen eine modifizierte Version des Einzelflügels.

Ich glaube nicht, dass die Heiligen im Begriff sind, ein Schema zu installieren, das in den 1960er Jahren als Basisdelikt seinen Höhepunkt erreichte, weil es gegen eine Gruppe von Sechsten wirkte. Grader, aber in einem Jahr, in dem die Übungszeit bereits minimal ist, könnten sie mehr Einzelflügelkonzepte mit Hill als Quarterback installieren, um ihren verblüfften Gegnern etwas anderes zu bieten, auf das sie sich für jede Woche vorbereiten können? Angesichts der Tatsache, wie wichtig es für New Orleans ist, Brees &#39;Arm für die Nachsaison frisch zu halten, und wie viel es Hill gerade bezahlt hat, wäre ich nicht überrascht, wenn Payton 2020 etwas Neues (und Altes) herausschleichen würde.

Die Trainer

Im Gegensatz zu Tom Brady hatte Belichick bereits eine erfolgreiche NFL-Karriere ohne die andere Hälfte seiner Dynastie. Der größte Teil dieses Erfolgs kam jedoch als Defensivkoordinator unter Bill Parcells. Belichick hat 219-64 (.774) als Cheftrainer mit Brady als Starter gespielt, aber nur 54-63 (.462), ohne dass der legendäre Quarterback Schnappschüsse gemacht hat. Um fair zu sein, kamen viele dieser Verluste in Cleveland; Belichick ging 13-6 (.685) in Neuengland mit Matt Cassel, Jimmy Garoppolo und Jacoby Brissett als Starter.

spielen

1:27

Marcus Spears erklärt, dass Bill Belichicks ausführliche Kommentare zu Cam Newton war eine Trainertaktik, die Newton Selbstvertrauen geben sollte.

Selbst wenn Brady in der Nähe wäre, hätte Belichick nach Verletzungen und Opt-Outs alle Hände voll zu tun, um die Top-Verteidigung der Liga zu dezimieren. Sechs der elf meistgenutzten Verteidiger der Patrioten von 2019 kehren in dieser Saison nicht zurück, darunter alle drei Start-Linebacker in Jamie Collins, Dont&#39;a Hightower und Kyle Van Noy sowie ein Sicherheitsbeamter, der zeitweise in Patrick Chung wie ein Linebacker spielte . Die Patrioten werden die besten Cornerbacks der Liga zurückgeben, aber die Geschichte sagt, dass ihre Abfangrate praktisch garantiert von der lächerlichen 4,7% -Marke des letzten Jahres abweicht.

Mit jungen Spielern wie Josh Uche und Ja&#39;Whaun Bentley als Starter übernehmen Kann Belichick die Verteidigung trainieren, um die Pats zu einem anderen Divisions-Titel zurückzubringen?


Die meisten erstmaligen Offensivkoordinatoren haben keinen Hype, wenn sie in die Liga eintreten. Die meisten erstmaligen Offensivkoordinatoren haben auch nicht Bradys Lebenslauf. Nachdem Brady zwei Jahre lang als Offensivassistent bei den Saints gedient hatte, wechselte er vor der Saison 2019 als vorübergehender Spielkoordinator zur LSU. All he did there was win a national championship and help turn Joe Burrow from a guy who was a borderline NFL prospect into the first overall pick in the draft.

Burrow didn&#39;t follow Brady to Carolina, but with Teddy Bridgewater, Christian McCaffrey, DJ Moore, Curtis Samuel and Robby Anderson, the 30-year-old Brady has plenty to work with under new coach Matt Rhule. Brady&#39;s LSU offense was more comfortable spreading the field with five receivers, protecting with five linemen and daring defenses to try to get to Burrow before he found the open receiver than the Panthers will likely be, but few offenses around the league hold more intrigue heading into Week 1 than Carolina&#39;s.


For years, Reid&#39;s public persona was a modern version of Don Coryell, the offensive genius who couldn&#39;t win the big one. Every close game against a contender was a chance for Reid to shoot himself in the foot with baffling clock management. Nobody in the league besides Belichick was a better bet to win 10 or more games and make the playoffs, but every postseason inevitably ended with Reid&#39;s team finding a way to lose in heartbreaking fashion.

Now, that storyline is over. Reid&#39;s résumé is complete and he&#39;s a lock for the Hall of Fame. The same people who dismissed his offense for being too cute when one of his wrinkles didn&#39;t work or because his teams didn&#39;t run the ball enough can&#39;t point to a lack of hardware anymore.

Does that free him up to lean even further into his creativity? Does he hand more of the workload off to Eric Bieniemy, who installed a single wing spinner concept from 1948 that the Chiefs ran on fourth-and-short in the Super Bowl? Or will the same critiques of Reid take hold again if the Chiefs don&#39;t repeat their Super Bowl success?


Everything went right for the 49ers in 2019, as they went from looking like one of the most likely teams to improve heading into the season all the way to the Super Bowl. Jimmy Garoppolo stayed healthy, the running game got going and Shanahan&#39;s reputation as an offensive mastermind was restored.

So, how do the 49ers top that in 2020? We just saw Sean McVay go from looking like he had all the answers as the Rams made it to the Super Bowl in 2018 to a guy who needed to reconsider his offensive philosophy after a disappointing 2019 campaign. The 49ers aren&#39;t necessarily about to undergo the same sort of frustrating campaign, but they&#39;ve already been hit by a series of injuries to their skill-position players. Last season, there weren&#39;t many expectations for the 49ers to compete for a division title. Now, anything short would be disappointing.


Few people around the league have had a more significant past 18 months than O&#39;Brien, who has rebuilt the Texans in his desired image, taken over personnel duties, led his team to a fourth division title in five seasons and presided over an embarrassing capitulation in the divisional round against the Chiefs. With most of their draft capital in 2020 and 2021 shipped elsewhere, the Texans are more of a win-now team than their players&#39; ages might indicate.

Barnwell and friends discuss sports — usually.
Podcast: Fantasy sleepers »
Archive: Every podcast from Barnwell »

O&#39;Brien has made big bets that other organizations wouldn&#39;t dare to make, both by using those picks to acquire talent and in shipping out star receiver DeAndre Hopkins as part of a widely panned trade. Of course, the Steelers were mostly trashed for the Antonio Brown trade, and that turned out to go pretty poorly for the Raiders. Vegas isn&#39;t on board; at 7.5 wins, the Texans have the lowest over/under for a team coming off a 10-win season with the same quarterback since the 2014 Cardinals.

If O&#39;Brien is right, a lot of people are going to owe him an apology. I&#39;ll be one of them.


The first-year head coach was deservedly lauded for his work with a tanking Dolphins team last season. If anything, he might have gotten his players to play too hard, given that Miami won five of its final nine games and fell to the fifth spot in the draft.

After firing offensive coordinator Chad O&#39;Shea, using three first-round picks and signing as many as eight new starters in free agency, the expectations have changed. Nobody is expecting Flores to win the division, but merely being competitive and going 5-11 would be a disappointment. For a Dolphins team that wasn&#39;t as good as its record indicated, that might be the most likely scenario.


Sometimes, I have dreams where I am suddenly thrust into a job where I have no skills or prior experience and have to try to pretend that I know what I&#39;m doing on the fly. Sometimes, I watch Gase news conferences and wonder if he&#39;s living those same dreams. Forget that infamous debut news conference where Gase seemed wildly distracted the entire time. The one in which Gase revealed "14" had mono and could hardly bear to even look up from his notes was special. Gase first gave a non-answer for why he stuck starting linebacker Avery Williamson on the field with the backups when the former Titans defender tore his ACL before changing his mind and taking the blame the following day. The club publicly fought with Kelechi Osemele over his injured shoulder.

Earlier this summer, Gase refused to reveal on which day the Jets had a scrimmage as part of a news conference, fighting a useless battle to prevent some imaginary adversary from gaining meaningless information. Even he had to smile. Nobody — not even Bill Belichick — is more dedicated to being a football coach out of his element in news conferences than Gase.

The rookies

This time last year, the idea that Burrow would become the No. 1 overall pick would have been laughable. After transferring from Ohio State, he completed just under 58% of his passes and averaged 7.6 yards per attempt for LSU in 2018. It seemed more likely that the former Ohio Mr. Football would go undrafted than work his way into the first round.

Then, 2019 happened. Burrow might have had the greatest season we&#39;ve ever seen from a college quarterback. LSU might have been the most dominant team in modern college football history. Burrow was a no-brainer first overall pick. Kyler Murray also parlayed one year at Oklahoma into becoming the top pick, but that was also his first year as the starter with the Sooners. Burrow went from looking like a borderline pro at LSU to looking like the scariest quarterback prospect of his generation.

No. 1 overall pick Joe Burrow will be the Week 1 starter for the Bengals, and he could be the only rookie quarterback to start to open the season. Ian Johnson/Icon Sportswire

So, where does Burrow land in 2020? The easy answer is to say he&#39;ll be somewhere between his 2018 and 2019 numbers, but how much of what he did was a product of pieces that haven&#39;t followed him to Cincinnati? Joe Brady is in Carolina. Two of Burrow&#39;s weapons came off the board in the first round, and a third is projected as a top-five pick in 2021. With a limited offensive line, will we only see flashes of the guy who took college football by storm in 2020? Or will the presence of players like A.J. Green, Tyler Boyd, Tee Higgins, and Joe Mixon give Burrow enough to threaten opposing defenses? I think we&#39;ll see an up-and-down season from the Heisman Trophy winner, but Burrow&#39;s high points are going to be irresistible.


I can&#39;t think of many rookie running backs who have been dropped into more advantageous situations than Edwards-Helaire. Ezekiel Elliott comes to mind given that offensive line in Dallas, but Edwards-Helaire might have an even better case. Every defense in the NFL is terrified of his quarterback throwing downfield. His coach is the screen whisperer. He had competition for the starting job in Damien Williams, but Williams opted out for the 2020 campaign, clearing a path for the LSU star.

Of course, no rookie is ever a lock to succeed. The bottom of the first round has seen great offenses draft players like Trung Canidate, Donald Brown and Sony Michel, each of whom failed to live up to expectations. (Michel is arguably still a work in progress.) Edwards-Helaire could get injured or struggle to keep up with the workload of an NFL back. Even if he just turns into supercharged Austin Ekeler, that&#39;s an incredibly valuable player. The ceiling? There&#39;s a reason Louis Riddick says you should be taking Edwards-Helaire with the first overall pick in your fantasy drafts.


It&#39;s foolish to count on most cornerbacks to do much during their rookie season. Okudah has no choice but to jump right into the fire. The highest-drafted cornerback of the past two decades, he joins a Lions team that traded away Darius Slay and has played more man coverage under coach Matt Patricia than anybody in the league besides New England. He starts with Allen Robinson (Bears), Davante Adams (Packers), DeAndre Hopkins (Cardinals) and Michael Thomas (Saints) before the Lions&#39; Week 5 bye. No pressure.


The Patriots are starting over at linebacker after losing Kyle Van Noy, Jamie Collins and (part-time fullback) Elandon Roberts to free agency and Dont&#39;a Hightower to an opt-out. Uche, who saw only one season of significant snaps for Michigan, figures to play a lot as a replacement for Van Noy or Collins from the jump. (Second-year linebacker Chase Winovich, another Michigan product, should also have a larger role.)

The only linebacker to top 500 defensive snaps in his rookie season for Belichick over the past decade was Hightower. Uche might be next.

Do they have it?

Through the first three seasons of his career, Beckham racked up 4,122 receiving yards. We live in an era of inflated pass statistics, but the only player in league history to rack up more receiving yards over his first three seasons is Randy Moss. Beckham did this while missing five games over his first two seasons and catching passes from Eli Manning. It was as good of a start to a receiver&#39;s career as we have seen.

play

1:18

Field Yates and Matthew Berry explain why they are in on Odell Beckham Jr. and Jarvis Landry, especially at their ADP.

Seasons 4-6 haven&#39;t been as generous for OBJ. Stopped by a high ankle sprain in 2017 and slowed by a hernia last season, Beckham mustered only 2,389 receiving yards over the past three years. Among receivers in Years 4-6 of their respective careers, 178 different players rank ahead of Beckham in receiving yards, including the likes of Brian Hartline, Stevie Johnson and Braylon Edwards. Beckham would fall even further if we adjusted for the numbers.

Now, we have three years of evidence suggesting Beckham is a Hall of Famer-to-be and three years suggesting he&#39;s something closer to a borderline WR1. This season could be the tiebreaker.


Let&#39;s be honest: If the Ravens thought Thomas was still the best free safety in football, they wouldn&#39;t have cut their 2019 free-agent addition after his fight with teammate Chuck Clark in August. The cold market Thomas has experienced after hitting the street seems to concur with the idea that the future Hall of Famer has slipped. Rumored suitors like the Cowboys haven&#39;t beaten down his door.

At the same time, Thomas played virtually every snap for one of the best defenses in football a year ago. He allowed a microscopic 24.2 passer rating in coverage, although Baltimore was a particularly effective defense against deep passes in the middle of the field in the way that the Seahawks were in years past.

Thomas has already tweeted out an in-game retirement in the past, so we know the idea has crossed his mind. The 31-year-old has already made just under $78 million, won a Super Bowl and could make the Hall of Fame without playing another snap. If he isn&#39;t going to get paid like a starter (or play in that role), is it worth it for him to return? At the same time, is this really how he wants a legendary career to end?


You probably didn&#39;t see McGary coming on this list. I might be the only one fascinated by the former Washington product. In the 2019 draft, though, the Falcons decided against using their first-round pick on a player to help out their ailing defense and used the 14th pick on offensive lineman Chris Lindstrom. At the end of the round, the Falcons then traded up to draft McGary. Given how Matt Ryan&#39;s dominant 2016 season came behind a fully healthy and dominant offensive line, you can figure that the Falcons thought they might be able to just win shootout after shootout if they upgraded their line.

McShay&#39;s early 2021 Mock Draft »
Early rankings: Kiper » | McShay »
• Meet the QBs » | Lawrence v. Burrow »
• Postponed CFB seasons » | Opt-outs »
More on NFL draft » | Full rankings »

It didn&#39;t go well. The defense was a mess for most of the season. Lindstrom broke his foot and missed 11 games. McGary was healthy for all 16 games, but ESPN&#39;s pass block win rate analysis ranked him 166th out of 171 qualifying offensive linemen. The right tackle was assigned the blame for a league-high 18 sacks, two more than any other player. McGary has a great story as someone who has overcome multiple heart procedures to make it to the pros, but the Falcons made a big bet on their right tackle. I&#39;m rooting for him, but he has a lot to prove in 2020.

And last but not least …

40. The officials

Officiating is a hot-button topic in a normal year. In 2020, the quality of officiating could draw even more attention. We&#39;ve all thought about the possibilities surrounding a team dealing with the coronavirus, but what about an officiating crew? The average NFL official has 11 years of experience, and many are 50 or older. Seven of the league&#39;s officials opted out of the season, and as part-time employees, other officials could at least theoretically choose to do so during the season.

The league has also placed an emphasis on assigning officials games within driving distance to reduce the risk of traveling, which means they also needed to remove the rules preventing any one officiating crew from working with any one team more than twice during the regular season. What if a crew blows a big call in the Superdome in the Saints-Buccaneers game in Week 1 and has to be assigned three more Saints home games over the course of the season? We&#39;re only a few years removed from the replacement referee fiasco of 2012, and while the league could possibly call upon a more experienced group of replacement officials if college football isn&#39;t going on, this is a tough job. Prepare for more complaints about the folks in black and white stripes this year.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *