Según fuentes oficiales, cientos de estudiantes nigerianos secuestrados fueron liberados


Más de 300 estudiantes que fueron secuestrado Hombres armados fueron liberados la semana pasada en el noroeste de Nigeria, dijo el jueves el gobernador del estado de Katsina. El gobernador Aminu Bello Masari hizo el anuncio en la televisión estatal nigeriana NTA.

La Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno en Kankara tenía más de 800 estudiantes cuando fue atacada por hombres armados el 11 de diciembre. Cientos huyeron y se cree que más de 330 siguen en cautiverio.

«En este momento 344 de los estudiantes han sido liberados y entregados a las fuerzas de seguridad. Creo que al menos podemos decir que hemos recuperado a la mayoría, si no a todos, de los niños», dijo.

Se están haciendo arreglos para transportarla a Katsina, dijo.

«El mensaje, que llegó hace aproximadamente una hora, muestra que todos han sido recuperados y están en camino desde el área del bosque a Katsina», dijo Masari, y agregó que los médicos los examinarían el viernes y luego se harían los preparativos para tratarlos. reunirse con sus familias.

El gobierno «trabajará con la policía y también contratará firmas de seguridad privada para proteger las escuelas» para evitar las «horribles experiencias de los últimos seis días», dijo. El gobierno dijo que estaba negociando con los atacantes.

La noticia de la liberación se produjo poco después de que se publicara un video de los rebeldes yihadistas de Boko Haram que presuntamente mostraba a los niños secuestrados. Boko Haram asumió la responsabilidad del secuestro.

En el video de más de seis minutos visto por los periodistas de Associated Press, los aparentes secuestradores instan a un niño a reiterar sus demandas de que el gobierno suspenda la búsqueda de tropas y aviones.

Secuestro en Nigeria
Las bolsas de los estudiantes de la Escuela de Ciencias del Gobierno se muestran en el piso donde hombres armados secuestraron a los estudiantes en Kankara el 15 de diciembre de 2020.

KOLA SULAIMON / AFP a través de Getty


Puede escuchar una voz que le dice al niño, que claramente está bajo presión, qué decir detrás de la cámara. Los jóvenes dicen que fueron secuestrados por una banda liderada por el líder de la facción de Boko Haram, Abubakar Shekau, y que algunos de los secuestrados de la Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno murieron.

El video circuló ampliamente en WhatsApp y apareció por primera vez en el sitio de noticias nigeriano HumAngle, que presenta con frecuencia a Boko Haram.

Funcionarios gubernamentales dijeron que la policía, la fuerza aérea y el ejército siguieron a los secuestradores hasta un escondite en el bosque de Zango / Paula. Hubo una protesta contra el gobierno de la nación de África Occidental por no hacer lo suficiente para detener los ataques a escuelas y aldeas en el norte.

Los expertos dicen que el ataque probablemente fue llevado a cabo por bandas locales que han llevado a cabo ataques cada vez más mortales en el noroeste de Nigeria este año y pueden haber colaborado con Boko Haram.

Los padres de los estudiantes desaparecidos se reúnen todos los días en la escuela de Kankara para escuchar noticias sobre sus hijos.

El gobierno inicialmente identificó a los atacantes como bandidos conocidos por usar niños soldados.

Masari dijo anteriormente que 17 niños habían sido rescatados desde el primer secuestro.

Usama Aminu, un estudiante que escapó de sus secuestradores, le dijo a la AP que escuchó disparos al comienzo del ataque. Al principio pensó que los disparos provenían de un pueblo cercano, pero dijo que cuando se dio cuenta de que se trataba de una redada en la escuela por parte de hombres con AK-47, él y otros salieron de su dormitorio y treparon una cerca en el pandemonio. .

A pesar de que el joven de 17 años había huido, él y los otros estudiantes seguían inseguros. «Después de que trepamos la cerca, escuchamos voces de que deberíamos regresar», dijo Aminu.

Los muchachos regresaron «porque creían que eran policías. No conocíamos a los bandidos. Luego nos reunieron en un lugar. Luego nos enteramos que eran bandidos y que vestían uniformes militares», dijo.

«Pasamos la noche en el monte y al amanecer encontraron un lugar y nos pidieron que nos sentáramos», agregó.

Durante su caminata, Aminu dijo que conocieron a otros adolescentes que portaban armas. Dijo que algunos eran más jóvenes que él.

«Cuando los bandidos escucharon el sonido del helicóptero sobrevolando, nos pidieron que nos tuviéramos cara a cara bajo los árboles altos», dijo Aminu, quien tiene anemia de células falciformes y recientemente trasladado a la escuela, para acercarse. ser su familia y su atención médica.

Agotado por la caminata, Aminu se aferró a los hombros de dos amigos «mientras los bandidos continuaban azotando a la gente por detrás para que se movieran más rápido».

Al anochecer decidió recitar pasajes del Corán. En ese momento logró escabullirse desapercibido y esconderse en una mezquita. Un residente finalmente lo encontró tosiendo y le ofreció una muda de ropa para que pudiera dejar su uniforme escolar, dijo. Regresó a casa alrededor de las 11 p.m. del domingo.

Su padre, Aminu Ma’le, le dijo a AP que estaba aliviado pero que seguía preocupado por los demás. «No puedo celebrar solo porque los otros chicos siguen desaparecidos», dijo el padre.

El estado de Katsina ha cerrado todos los internados para evitar otros secuestros. Los estados cercanos de Zamfara, Jigiwa y Kano también han cerrado escuelas como medida de precaución.

Según Amnistía Internacional, bandidos armados han matado a más de 1.100 personas en el noroeste de Nigeria desde principios de año.

Durante más de 10 años, Boko Haram ha estado involucrado en una campaña sangrienta para introducir un régimen islámico estricto en el norte de Nigeria. Miles murieron y más de 1 millón fueron desplazados por la violencia. Boko Haram estuvo activo principalmente en el noreste de Nigeria, pero con los secuestros en la escuela en el estado de Katsina, existe la preocupación de que el levantamiento se esté extendiendo hacia el noroeste.

El secuestro del viernes es un escalofriante recordatorio de los ataques de Boko Haram a las escuelas. En febrero de 2014, 59 niños murieron cuando los yihadistas atacaron el Colegio del Gobierno Federal Buni Yadi en el estado de Yobe.

En abril de 2014, Boko Haram secuestró a más de 270 niñas en edad escolar de un internado estatal en Chibok, al noreste del estado de Borno. Aproximadamente 100 de estas niñas siguen desaparecidas.

En 2018, los extremistas islámicos de Boko Haram trajeron de regreso a casi todas las 110 niñas que secuestraron de un internado en Dapchi y advirtieron: «Nunca devuelvas a tus hijas a la escuela».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *