Según Azerbaiyán, Armenia tiene como objetivo ciudades fuera de la zona de conflicto.


BAKU, Azerbaiyán – Los combates entre las fuerzas armadas armenias y azerbaiyanas continuaron el domingo por el territorio separatista de Nagorno-Karabaj. Azerbaiyán acusó a Armenia de apuntar a ciudades del país fuera de la zona de conflicto.

Hikmet Hajiyev, asistente del presidente de Azerbaiyán, Ilkham Aliyev, dijo el domingo que Armenia había lanzado ataques con cohetes contra las principales ciudades de Ganja y Mingachevir. Ganja, hogar de varios cientos de miles de habitantes y la segunda ciudad más grande del país, está a unos 100 kilómetros de Stepanakert, la capital de Nagorno-Karabaj, al igual que Mingachevir.

Los enfrentamientos estallaron el 27 de septiembre y mataron a decenas. Esta es la mayor escalada en el conflicto de décadas en la región, que se encuentra en Azerbaiyán pero está controlada por las fuerzas armenias locales respaldadas por Armenia.

Hajiyev tuiteó un video sobre edificios dañados el domingo, calificándolo como resultado de «ataques masivos con cohetes de Armenia contra densas áreas residenciales» en Ganja. No fue posible verificar de inmediato la autenticidad del video.

Hajiyev dijo en otro tuit el domingo por la noche que las fuerzas armenias también habían atacado Mingachevir, que «alberga una reserva de agua y una importante central eléctrica», con un ataque con cohetes.

El Ministerio de Defensa armenio negó con vehemencia las afirmaciones. La portavoz del ministerio, Shushan Stepanian, escribió en Facebook que «no se abrió fuego desde Armenia hacia Azerbaiyán», calificando las acusaciones de «convulsiones desesperadas en el lado azerbaiyano».

El líder de Nagorno-Karabaj, Arayik Harutyunyan, dijo en Facebook que ordenó «ataques con cohetes para neutralizar objetos militares» en Ganja, pero luego pidió a sus fuerzas armadas que dejaran de disparar para evitar víctimas civiles. Su portavoz, Vahram Poghosyan, dijo a los medios de comunicación armenios el domingo por la noche que no había ninguna razón para que las fuerzas de Nagorno-Karabaj atacaran a Mingachevir.

Los funcionarios azerbaiyanos negaron que se hubieran alcanzado objetos militares en Ganja, pero dijeron que el ataque dañó la infraestructura civil. Un civil murió y otros 32 resultaron heridos, dijeron las autoridades.

«La apertura de fuego en el territorio de Azerbaiyán desde el territorio de Armenia es claramente provocativa y amplía la zona de hostilidades», dijo el ministro de Defensa de Azerbaiyán, Zakir Hasanov, en un comunicado el domingo.

Según Hajiyev, la infraestructura de Mingachevir no ha sufrido daños graves, pero «han resultado heridos civiles».

Cuando se reanudaron los combates el domingo por la mañana, los funcionarios armenios acusaron a Azerbaiyán de llevar a cabo ataques contra Stepanakert y atacar a civiles allí. El líder de Nagorno-Karabaj, Harutyunyan, dijo que, en respuesta, sus fuerzas armadas atacarían «instalaciones militares ubicadas permanentemente en las principales ciudades de Azerbaiyán».

En un comunicado emitido el domingo, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán negó las acusaciones de atacar a civiles e infraestructura civil.

El presidente de Azerbaiyán, Aliyev, tuiteó el domingo que las tropas del país habían «liberado de la ocupación la ciudad de Jabrayil y varias aldeas circundantes». Los funcionarios de Nagorno-Karabaj desestimaron la afirmación como falsa, diciendo que el ejército del territorio «está en todas las direcciones de la situación».

Funcionarios de Nagorno-Karabaj dijeron que casi 200 soldados de su lado habían muerto en enfrentamientos anteriores. Dieciocho civiles murieron y más de 90 resultaron heridos. Las autoridades azerbaiyanas no proporcionaron ninguna información sobre sus bajas militares, pero dijeron que 24 civiles murieron y otros 111 resultaron heridos de su lado.

Nagorno-Karabaj fue una región autónoma designada en Azerbaiyán durante la era soviética. En 1991, unos tres meses antes del colapso de la Unión Soviética, exigió la independencia de Azerbaiyán. Se estima que 30.000 personas murieron en una guerra a gran escala que estalló en 1992.

Cuando terminó la guerra en 1994, las fuerzas armenias tomaron no solo Nagorno-Karabaj, sino también áreas importantes fuera de los límites formales del territorio, incluida Jabrayil, la ciudad que Azerbaiyán supuestamente capturó el domingo.

Los combates de esta semana han llevado a pedidos de alto el fuego en todo el mundo. El jueves, los jefes de Estado y de Gobierno de Rusia, Francia y Estados Unidos -copresidentes del denominado Grupo de Minsk, creado en 1992 por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para resolver el conflicto- emitieron una declaración conjunta de alto el fuego inmediato. y «Reanudación de negociaciones sustanciales … bajo los auspicios de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE».

El presidente de Azerbaiyán, Aliyev, dijo repetidamente que la retirada de Armenia de Nagorno-Karabaj era la única condición para poner fin a los combates.

Los funcionarios armenios afirman que Turquía está involucrada en el conflicto y está enviando combatientes desde Siria a la región. El primer ministro armenio, Nikol Pashinian, dijo a principios de esta semana que «sólo se puede establecer un alto el fuego si se retira a Turquía del Cáucaso Sur».

El portavoz del líder de Nagorno-Karabaj, Vahram Poghosyan, dijo el domingo por la noche en Facebook que Azerbaiyán había involucrado a «mercenarios terroristas» en la región de grupos terroristas. «

Ankara se ha negado a enviar armas o combatientes extranjeros mientras defiende públicamente a Azerbaiyán en la disputa.

El domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía condenó el ataque a Ganja y dijo que era una prueba del desprecio de Armenia por la ley. Ankara acusó a Armenia de atacar zonas residenciales civiles y alegó que Armenia podría cometer crímenes de lesa humanidad.

«Armenia es el principal obstáculo para la paz y la estabilidad en la región», dijo el ministerio.

———

Los periodistas de prensa asociados Daria Litvinova en Moscú, Aven Demourian en Ereván, Armenia y Zeynep Bilginsoy en Estambul contribuyeron a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *