NASCAR y Hollywood fueron después de & # 39; Days of Thunder & # 39; Nunca lo mismo.


Dependiendo de a quién le preguntes en Hollywood, Days of Thunder es el epítome del drama de acción de los años 80/90 o la película que rompió el sistema y la forma en que se hacen las películas, cambiado para siempre Dependiendo de a quién le preguntes en el garaje de NASCAR, "Days of Thunder" ha hecho que las carreras de autos se vean geniales para siempre o ha enseñado torpemente a toda una generación cómo usar Sweet & # 39; N Low Packs para hacer eso para ilustrar el diseño aerodinámico.

No. No importa en qué posición se encuentre cuando se trata de estos debates, existe una buena posibilidad de que si navega por sus canales de cable este verano y aparece "Days of Thunder", deje de recurrir lo suficiente a Robert Escuché a Duvall decir: "Rubbin & # 39 ;, mi hijo, está corriendo". O Tom Cruise exclama: "¿Golpear el coche de ritmo?" O Nicole Kidman le grita a su futuro esposo: "¡Salgamos, Cole!"

O, sí, ver esta escena con los paquetes Sweet & # 39; N Low.

En honor al 30 aniversario de la película, localizamos a los cineastas, actores y pilotos de carreras que experimentaron estos "Días del Trueno" para recrear este viaje, en las calles que nos amurallaron en Darlington o en el La bruma de una fiesta nocturna en Daytona condujo el estacionamiento del Gentlemen's Club. ¿Por qué? Porque sabemos que si salimos podemos mantenerlo . Harry Hogge lo dijo.

Saltar a:
El poder de Tom Cruise | Un acuerdo pionero
Cómo Cruise convence a NASCAR | A & # 39; cementerio & # 39; los restos
Un guión en el río | Noches salvajes en el set
Kassenflop? El | ¿Una nueva generación … y una secuela?


"¡Dejo caer el martillo!"

"Days of Thunder" comienza en el Daytona International Speedway con una secuencia que induce escalofríos lograda por Hans Zimmer que se construye desde el amanecer hasta la bandera verde de la edición de 1990 de la Great American Race. Pero la historia de "Days of Thunder" comenzó cuatro años antes en un jardín de olivos al otro lado de la calle.

Rick Hendrick, propietario de Hendrick Motorsports: En ese momento todavía era un auto de carreras y conocí a Paul Newman, que era un muy buen piloto de carreras. Acababa de filmar "El color del dinero" con Tom Cruise y consiguió que Tom condujera autos deportivos. Entonces nos reunimos para conducir algo y Tom se hizo amigo. Estábamos en Daytona y probamos nuestro auto de la serie Busch [now Xfinity] y llegaron a la pista, así que pusimos a Tom en este auto y él simplemente comenzó a conducir. Le encantó.

Tom Cruise, también conocido como Cole Trickle (Entrevista para ESPN The Magazine en 2015): Había conducido algunas máquinas increíbles con Paul y Rick antes, pero sentía que estaba manejando uno de los autos de Rick. alrededor de Daytona, ese era un nivel completamente diferente. Creo que he alcanzado 175 mph. La segunda vez que salí del auto en el pit lane, dije: "¡Tenemos que hacer una película al respecto!"

Geoff Bodine, conductor de Hendricks Chevy No. 5: Esa noche salimos a cenar con usted, Rick y yo y la tripulación, y contamos historia tras historia. El crucero fue remachado, hombre. Este era el hombre más famoso del mundo y apenas dijo nada. Él solo escuchaba y sonreía todo el tiempo.

Chris Connelly, ESPN, luego con Premiere Magazine y MTV: Es difícil recordar un momento en que un actor tenía más impulso que Tom Cruise en ese entonces. Ese mismo año, 1986, jugó tanto en "The Color of Money" como en "Top Gun". Luego dirigió "Cocktail" y "Rain Man", ganador de la mejor película. Mientras estas dos películas estaban en el cine, filmó "Nacido el cuatro de julio" con el director Oliver Stone, que le valió su primera nominación al Oscar. Tom Cruise tenía el poder de hacer cualquier película que quisiera. Y él quería hacer una película de NASCAR.


"Si construyeras el auto, obtendría un maldito conductor".

El dúo de Don Simpson y Jerry Bruckheimer, que habían trabajado con Cruise, fueron igual de imparables y supervisaron la sensación de la cultura pop "Flashdance" y un par de películas de "Beverly Hills Cop" con Eddie Murphy. Simpson era un verdadero salvaje de Hollywood, un ex jefe de Paramount Pictures que creció en Alaska. Bruckheimer era un profesional de la publicidad que creció en Detroit y se mudó al cine. Conocido como "Mr. Inside" y "Mr. Outside", Simpson trajo el Hollywood Rolodex con él, mientras que Bruckheimer proporcionó un conocimiento sucio de la producción cinematográfica. Eran el perfecto yin y yang. Se sabía que compartían una oficina con escritorios enfrentados, donde acababan de firmar un contrato de cinco años, $ 300 millones, $ 300 millones sin precedentes con Paramount.

Connelly: Lo llamaron la "alianza visionaria". Aquí está el dinero, haga cinco películas, no importa qué películas quiera hacer, pero desea cortar esta tarta financiera. Fueron mantenidos en libertad. Describieron su relación con el estudio como: "Nos veremos en el estreno". Por lo tanto, se prestó mucha atención a la primera película de esta alianza.

Jerry Bruckheimer: Tom nos trajo la idea de "Days of Thunder". Todos conocen la frase de "Top Gun": "Necesito velocidad", ¿verdad? Bueno, ese es Tom, en el verdadero sentido de la palabra. Nadie llega tan lejos como Tom. Quería que el público experimentara las carreras de autos como nunca antes en la pista de carreras. Pero la película no era solo sobre autos rápidos. Tenía que haber personajes con los que el público pudiera conectarse, y una historia que diera vida a estos personajes y estos autos.

Cruise ya había concebido los huesos de esta historia sobre un automovilista de Indy que fue al duelo de carreras de autos con un amargo rival mientras superaba las consecuencias físicas y mentales de un accidente importante. Pero su primer diseño fue ciertamente plano. El guionista ganador del Oscar Donald E. Stewart (por "Missing" de 1982) probó el guión. Warren Skaaren, autor del guión original "Top Gun", que acababa de escribir "Batman" de Michael Keaton. Pero estos tratamientos aún no dieron en el blanco, y mientras Cruise estaba ocupado con "Rain Man" y "Nacido el cuatro de julio", no tuvo tiempo de cuidar la parafernalia.

Bruckheimer: Necesitábamos a alguien que supiéramos que estaría completamente inmerso en el mundo NASCAR. Si conoces el trabajo de Robert Towne, entonces sabes que así es como maneja cada guión. Se sumergió en la vida de los pilotos, los equipos y todos los aspectos del mundo.

Towne tenía 54 años y ya era una leyenda viva de Hollywood. Había ayudado a crear los guiones de "Bonnie and Clyde" y "The Godfather". ganó el Oscar al mejor guión original por "Chinatown" de Jack Nicholson en 1974, que todavía se considera uno de los mejores guiones jamás escritos; y acababa de escribir y dirigir "Tequila Sunrise" con Mel Gibson, Kurt Russell y Michelle Pfeiffer. Towne también estaba en la cima de sus habilidades de filmación.

Para reclutar a Towne, Cruise llevó al autor a una carrera de la NASCAR Winston Cup Series en Watkins Glen el 13 de agosto de 1989.

Dr. Jerry Punch, periodista de ESPN y asesor técnico: Llegué temprano en la mañana de la carrera y me presentaron a estos dos muchachos que serían parte de mi equipo durante la carrera. Uno tenía unos 50 años y tenía barba, y el otro era este pequeño hombre con un rasguño en la cara, gafas de sol y un sombrero en la cara. Pensé que era un chico universitario que quería ganar $ 75, pero era Tom Cruise. Robert Towne era el hombre mayor y tenía un pequeño micrófono conectado al borde de su gorra que estaba conectado a una grabadora que llevaba puesta. Grabó todo: conversaciones, dialectos, refranes, historias, los sonidos de los pozos, todo.

Richard Petty, leyenda de NASCAR: Hablamos durante mucho tiempo. Acababa de tener mi gran accidente en Daytona cuando bajé por la pista delantera. Querían saber todo sobre este acuerdo. No podían creer que me mantuviera despierto todo el tiempo y recordara todo como si sucediera en cámara lenta. Cuando les dije que estaba un poco ciego, realmente pareció llamar la atención del escritor.

Golpe: Se las arreglaron para permanecer ocultos hasta aproximadamente la mitad de la carrera. Hacía mucho calor y Cruise se quitó el sombrero y las gafas de sol por un minuto solo para limpiarse el sudor de la cara. Un camarógrafo lo vio y de repente estaba en la gran pantalla de televisión y dijo: "¡Bienvenido Tom Cruise!" La multitud se volvió loca y de repente todos vinieron por él. Tom dijo: "Lo siento, Doc, tenemos que irnos".

Hendrick: Tom trajo a Robert a nuestras tiendas de carreras en Concord, Carolina del Norte, y nos presentó. Se sentía como si Robert estuviera aquí todo el tiempo, escuchando y haciendo preguntas sobre lo que hicimos y por qué lo hicimos.

Bruckheimer: Don Simpson y yo también vinimos a Charlotte. Trajimos a Tony Scott, quien dirigió Top Gun para nosotros, y todos nos reunimos con Rick Hendrick y su gente para hablar sobre las entregas de autos de carrera para la película. Nos dio las llaves del reino. No hacemos "Days of Thunder" sin la colaboración de Rick Hendrick.

Dale Earnhardt Jr., estrella de NASCAR e hijo de Dale Sr.: Vinieron a visitar a papá a su oficina. Yo y [my sister] Kelley fuimos a ver a Tom Cruise. Creo que tenía 14 o 15 años. Viste a papá en su oficina durante unos 30 minutos. La palabra en la calle siempre fue que le habían ofrecido el papel de Rowdy Burns, pero se negó porque no quería interpretar al malo. Nunca supe si era verdad o no. Pero es bastante obvio que Rowdy Burns se basa en The Intimidator.

Michael Rooker, también conocido como Rowdy Burns: Oh sí, Earnhardt fue el patrón. Es bastante obvio, ¿no? Lo vi de cerca, en la vida real y en su elemento. Él es el tipo que sabe que cada vez que entra en la habitación, es el tipo más rudo de la habitación. Pero no intenté hacer de "Dale Earnhardt" como una copia. Traté de registrar de qué se trataba. Además, no quería copiarlo directamente porque ciertamente no quería molestarlo. [Laughs]

Rooker fue apoyado por el aspirante a John C. Reilly como mecánico Buck Bretherton. Randy Quaid como vendedor de automóviles y propietario del equipo NASCAR Tim Daland; y Cary Elwes, quien recientemente se hizo conocida como "La princesa prometida", como la nueva compañera de equipo de Trickle y Wiesel Russ Wheeler, patrocinado por Hardees. El papel femenino principal, el neurocirujano Dr. Claire Lewicki, fue premiada con la relativamente desconocida Nicole Kidman, quien conoció a Cruise en el set y se casó con él menos de dos años después.

Pero el golpe golpeó a Robert Duvall, quien no había podido resignarse a Francis Ford Coppola para repetir su papel como confidente de la mafia Tom Hagen en "El Padrino: Parte III", quien también coprotagonizó Disparo de "Days of Thunder". En cambio, vino al sur para interpretar al jefe de equipo Harry Hogge basado en el verdadero jefe de equipo de NASCAR Harry Hyde.

Hendrick: La escena al comienzo de la película cuando Randy Quaid El vendedor de autos le pide a Robert Duvall, el antiguo jefe de equipo retirado, que lo ayude a comenzar un equipo NASCAR. Realmente sucedió. Fuimos Harry Hyde y yo, y esta conversación tuvo lugar justo donde presenté a Robert Towne a Harry. Nuestras tiendas de carreras están ahora en su país. Bueno Harry, le gustaba hablar. Y Robert, le gusta escuchar. Los dejé allí durante unos días mientras Harry contaba historias, y cuando Harry terminó con Robert, habían escrito una película en la que el jefe de equipo era el héroe y el tipo más inteligente de la película. ¡Incluso lo llamaron Harry!

Bruckheimer: Duvall no estaba disponible para las lecturas del guión durante la preproducción, por lo que otros actores se sentaron con Tom para leer las escenas entre Cole y Harry. Simplemente no funcionó. Fui a Robert Towne y le dije: "Hola Robert, lo siento, pero estas escenas no funcionan". Me dijo que esperara a que Duvall llegara allí. Tan pronto como llegó Robert Duvall, comenzó a leer estas escenas con Tom y fue increíble. Estaba tan aliviado.


"OK … es el turno de Big John".

Cuando Cruise y Towne se convirtieron en constantes en las rutas de NASCAR y en las tiendas de Charlotte, Simpson y Bruckheimer volaron a Daytona Beach para unirse a Cruise en la sede de NASCAR para una reunión con el épico presidente de NASCAR, Bill France Jr. Francia revisó la lista de películas en las que NASCAR había trabajado en el pasado y todas habían sido malas. Mencionó específicamente la "Red Line 7000" de 1965, que fue tan terrible que la estrella de NASCAR Curtis Turner se levantó durante el estreno y llamó a su pasajero Tiny Lund: "¡Maldición, eso es terrible! ¡Tiny, librémonos del infierno!" "" y salió del teatro.

Bruckheimer: Esta conversación con NASCAR no fue fácil. Ciertamente no está de más tener a Tom Cruise contigo. NASCAR vio el entusiasmo de Tom y vieron que Rick Hendrick estaba detrás del proyecto.

Cruise: Estoy pensando en esta discusión, realmente en todas las discusiones que tuvimos con NASCAR y los corredores y yo. Regrese a la promesa de Cole a Harry antes de la última carrera de la película: "Solo déjame ir. No te engañaré".

Bruckheimer: Pienso en la reunión después de que veas en la película cuando el presidente de NASCAR se reúne con Rowdy y Cole. En esta reunión no hay duda de quién está a cargo y quién es realmente responsable. Así es exactamente como se sintió la reunión con NASCAR. Especialmente cuando pedimos tener autos en la pista en condiciones de carrera en vivo. Afortunadamente dijeron que sí.

Greg Sacks, piloto de NASCAR y operador de cámara "Days": Todavía no puedo creer que NASCAR haya aceptado calificar autos con cámaras y hacer que corran en las carreras actuales de la Copa. ¡Y yo fui uno de los tipos que conducía automóviles!

Beat: Hicieron la película en Daytona durante varios meses, y se hizo común escuchar sirenas por toda la ciudad. Acompaña a Tom Cruise a donde quiera que vaya. Debe ser una broma. "Tiene que ser crucero". Bueno, una noche, Bill France Jr. cenó con la gente de la película y sabía que Cruise estaría allí, así que dejó que la seguridad del Daytona International Speedway con todas sus sirenas y todo lo acompañara para esta cena. Era una broma, pero también era un pequeño recordatorio para hacerle saber a Cruise que Bill Jr. todavía era el hombre en esta ciudad.


& # 39; Te daré un motor que esté bajo en el suelo … & # 39; [19659011] La producción comenzó el 26 de agosto de 1989. En ese momento, Tony Scott llegó al Bristol Motor Speedway para filmar un puñado de escenas de carreras … y rodeó el óvalo de media milla con múltiples cámaras y horas de filmación. El primer día, Scott había establecido inadvertidamente el tono de cómo debería proceder toda la producción de "Days of Thunder". Grande, grande y más grande.

Antes de que Scott y su equipo se subieran a sus autos en carreras reales, ellos mismos hicieron secuencias de películas. Descansaron y destruyeron autos en ocho rutas de la Copa Winston, dos rutas cortas de nivel inferior y una racha aérea en Florida y en la arena de Daytona Beach.

Bruckheimer: Alguien estaba trabajando en un auto de carreras en algún lugar las 24 horas del día. Los disparamos en la pista de carreras, los destruimos a todos y los cargamos en camionetas para llevarlos de regreso a Hendrick Motorsports. Trabajarían en ellos toda la noche, los repararían y los enviarían de regreso. Entonces los destruiríamos de nuevo. Creo que construimos 60 autos y creo que terminamos con cero.

Hendrick: Oh, definitivamente aterrizaron en cero. Lo sé porque en algún momento teníamos a la mayoría de ellos alineados detrás del edificio, un cementerio de "Días del Trueno" que me recordaba cuánto dinero costaba. En algún momento tuvimos que encontrarnos con ellos y decirles: "Chicos, eso es genial. Pero no podemos mantener ese ritmo".

Allan Padelford, conductor especialista: El gerente general de Hendrick Motorsports, Jimmy Johnson, no el piloto campeón, era el gerente, y fue contratado para ayudarnos y darnos todo lo que necesitábamos. Yo amaba a Jimmy. Lo consiguió todo. Pero también me sentí muy mal por él. Todas las noches le enviamos una flota de autos para reparaciones. Las piezas del chasis se rompieron, los motores explotaron, todo. Una vez rompí un balancín en el motor de mi auto y Jimmy me llevó al cobertizo donde Rick Hendrick guardaba sus botes de carreras de arrastre. Tomamos un balancín de uno de estos botes y lo pusimos en mi auto.

Padelford fue solo una de las docenas de especialistas, pero su papel fue el más importante. Fue el conductor e inventor del automóvil de persecución C2 de alta velocidad. Estaba frustrado con las gruesas camionetas estándar con cámara, que tenían una velocidad limitada y estaban pegadas con un ángulo de cámara elevado sobre un camarógrafo atado a la plataforma de la camioneta. Así que Padelford modificó un chasis profundo de El Camino y le dio un motor Corvette 427, la máquina perfecta para mantenerse al día con un paquete de autos Winston Cup y filmarlos, impulsado por una mezcla de especialistas y corredores reales de NASCAR, Greg Sacks, Bobby Hamilton, Tommy Ellis, Hut Stricklin y Rick Mast.

Padelford: Era realmente profundo en el suelo y la cámara en el fondo era aún más profunda. Fue tan rápido que era demasiado peligroso para un hombre amarrarse la espalda. Es por eso que desarrollé controles manuales que el camarógrafo usó para conducir la escopeta en el frente, mirar monitores y controlar la cámara en la parte posterior. Cuando Tony se volvió hacia mí para decirme que estaba haciendo una película de NASCAR, dijo: "Realmente vamos a superar los límites con estos autos, por lo que necesitamos una plataforma que nunca se haya usado antes". Le dije: "Ya estoy frente a ti".

Sacos: Todas estas grabaciones en la ruta fueron coreografiadas. Caos controlado. Tony Scott estaría en el pit lane con todos nosotros en Daytona, se quitaría la camisa y tendría autos de caja de fósforos alineados en una mesa que nos mostrara exactamente lo que deberíamos hacer en la pista, este acento británico de él. Extendíamos algunos de los autos con cámaras atornilladas en todas partes y el auto con cámara en el medio de nosotros y realizábamos estos bailes. Mientras tanto, Tony estaba en nuestros oídos en la radio. "¡Muévete aquí! ¡Bien, ahora puedes pasarlo!"

Rooker: Para el gran accidente que hirió a Cole y Rowdy, habían equipado un automóvil con explosivos que dispararían parte del poste de un teléfono desde el suelo y lo arrojarían al aire. Nunca he visto un barril de automóvil rodar así y cuando finalmente se detuvo, no quedó nada. Era solo una pila humeante de metal retorcido. Entonces apareció un especialista y gritó: "¡F — sí!"

Padelford: Teníamos una secuencia en la que se suponía que íbamos a conducir a través del paquete. Uno de los autos de carreras nos siguió camino a la cima. Perdí completamente el control cuando entramos en una curva y me volví completamente en el césped del campo y simplemente lo arrastré. Mi camarógrafo me llama: "¡Si realiza este movimiento, la cámara se desplaza realmente a la izquierda!" Quería que corrigiera el paso que estaba dando. Solo grité: "Sí, está bien, ¡estoy trabajando en eso!" Estaba tan obsesionado con la inyección que no tenía idea de que la arruinaríamos.

Durante las Daytona Speedweeks 1990, los autos de la película estaban en el garaje de la Winston Cup. Estaban preparados, calificados y conducidos para carreras reales. Sus parachoques ocultaban cámaras para capturar acciones legítimas en la carrera. Pero como todos los demás, tuvieron que calificar para las carreras a toda velocidad.

Rusty Wallace, conductor de NASCAR e intérprete de una línea en "Days of Thunder": Mucha gente estaba enojada por eso, los autos de película están en camino. Sé que Earnhardt no estaba contento con eso. Pero pensé que era genial siempre que no estuvieran en mi camino.

Rick Mast, conductor de NASCAR y conductor de la película "Days": Mi auto fue rápido en la práctica. Pensé: "¡Maldita sea, tengo un auto que podría ganar las 500 de Daytona!" Tuvimos una reunión con el Sr. France, todos manejamos los autos de la película. Nos habló de lo importante que fue esta película, pero que deberíamos salir del camino cuando comenzaron las carreras, nadie podría pasar. Levanté la mano y dije: "Sr. France, cuando se hace tarde en la carrera y creo que tengo la oportunidad de ganar las 500 Millas de Daytona …" y él dijo: "Rick, sé que eres duro con eso. trabajo Hazlo todo el día en NASCAR. Bueno, corro NASCAR y soy dueño de la mayoría de las rutas de NASCAR, por lo que puedo garantizar que nunca llegarás a NASCAR si pasas un auto por ahí ".


& # 39; Cuando conduzco, tengo un hombre en la radio que me habla. "

Mientras que los mecánicos de Hendrick Motorsports estuvieron despiertos toda la noche para reparar autos, Towne estuvo despierto toda la noche para arreglar el guión. Cuando los actores llamaron al set a la mañana siguiente, Towne les dio nuevas páginas con diálogos inventados. Muchos de ellos cambiaron momentos antes cuando Sacks, Hendrick o Punch aconsejaron: "Oye, un verdadero piloto de carreras nunca lo diría". De este modo. "

Crucero: Traté de pegar las nuevas líneas en el tablero del auto de carrera. Estaba conduciendo a 130 mph en una mochila con cámaras conectadas al auto, así que el peso estaba en todas partes. Miré a todos lados e intenté leer estas nuevas líneas y choqué totalmente contra la pared. Así que cambiamos el enfoque y comencé a Bob [Towne] a través de mis nuevas líneas Cuando ves en la película cómo escucho con atención al jefe de mi equipo que me da instrucciones, fue real. En realidad escuché a Bob Towne dándome la siguiente línea.

Las únicas partes del guión Las historias sin cambios fueron las mejores historias que la comunidad de NASCAR le dio a Towne y Cruise, muchas con raíces en esta primera cena de narración de cuentos en Olive Garden hace cuatro años.

Bodine: Cualquier desacuerdo importante entre Robert Duvall y Tom Cruise fue 100 por ciento una historia sobre Harry Hyde en desacuerdo conmigo o con mi compañero de equipo Tim Richmond. Y la enemistad del conductor que se puso tan mal que tuvieron que ser llevados frente a NASCAR para descansar, éramos Dale Earnhardt y yo.

Hendrick: Lo que "Big John" [played by future U.S. Senator Fred Thompson] dijo, "Ustedes dos monos", Bill France Jr. en realidad les dijo a Geoff y Dale, que condujeron por mí y Richard Childress. Richard y yo estuvimos allí también. Después de su discurso, Bill Jr. dijo que todos iríamos a cenar. Cuando Rowdy dice que no puede ir porque tiene planes, Dale también lo dice. Bill señaló el teléfono y dijo: "Cancélelo". El acuerdo en la playa donde Cole y Rowdy se arruinaron mientras conducían autos de alquiler para esa cena no fue así, pero el resto ciertamente sí, incluida la parte en la que Bill Jr. me dijo si no había conseguido el mío. — juntos podría vender autos en el centro de Charlotte nuevamente.

Darrell Waltrip, conductor de Hendrick Motorsports durante la producción de "Days": Todo sobre el conductor que no sabe nada sobre automóviles, simplemente salir y conducir, eso fue exactamente Tim Richmond. La prueba de neumáticos que Harry Cole Trickle enseña a ir más rápido salvando sus neumáticos fue Harry Hyde y Tim haciendo una prueba de neumáticos real en North Wilkesboro. Me gusta esta frase: "¿Ves cómo Darrell Waltrip usa sus neumáticos por ahí?"

Bodine: Cuando Duvall comienza a gritarle a Cruise, "¡No puedo trabajar con ese hijo de puta!" Ese fue Harry Hyde, quien me gritó durante una reunión con Rick para ayudarnos a mejorar. trabajar juntos.

Hendrick: La frase de esta escena que todos aman tanto cuando el dueño del equipo grita: "Parecemos un mono jugando al fútbol allá afuera". Se lo dije a Harry y Geoff en la misma reunión.

Beat: Cuando Harry le dice a Cole: "Quiero que salgas a conocerlos Pace Car … porque conociste todo lo demás y quiero que seas perfecto ", dijeron Harry Hyde y Buddy Baker en Martinsville. ¿La escena en la que Cole quiere ir a boxes, pero Harry dice que no puede porque la tripulación come helado? Harry Hyde hizo los Benny Parsons en Pocono.

Bodine: Cuando salió la película, todo lo que pude pensar fue "Bueno, maldita sea, ¡hay todas las historias que les contamos a Cruise y Paul Newman esa noche en la cena hace cuatro años!"


& # 39; Con Ornery quieres decir … & # 39;

& # 39; Me refiero a real Ornery! & # 39;

Towne estuvo en el lugar casi durante todo el rodaje. al igual que Simpson y Bruckheimer. Cada cambio de secuencia de comandos significó otro reinicio, y cada reinicio significó otro día que se agregó a la programación. La producción debería haberse detenido a fines de febrero de 1990, poco después de las 500 de Daytona. Sin embargo, esa fecha se pospuso a mediados de marzo, luego a mediados de abril y finalmente a mediados de mayo, solo seis semanas antes del estreno de la película. Mientras tanto, las revistas de Hollywood informaron que el presupuesto de la película había aumentado de $ 35 millones a más de $ 60 millones y Paramount se estaba poniendo nervioso de estar en la pantalla a tiempo para el popular feriado del 4 de julio.

Bruckheimer: No se ha dormido mucho, puedo decirte. Tuvimos múltiples grabaciones, múltiples ediciones y múltiples estudios de grabación, todos los cuales se realizaron las 24 horas, los 7 días de la semana en Daytona, Charlotte y en California. Incluso tuvimos a Hans Zimmer con nosotros, quien filmó la película en vivo en el sitio.

Hans Zimmer, ganador del Oscar: Tony Scott me pidió que fuera a Daytona para conocer a Don Simpson y Jerry Bruckheimer. Fui a una reunión allí, así que no había empacado nada. Solo llevaba una camiseta. Básicamente comenzaron la reunión diciendo: "Estamos tan retrasados ​​que no puedes ir, así que estamos construyendo un estudio para ti". Me construiste un hermoso estudio en un almacén en Daytona. Mi viaje de un día tomó tres meses y solo tenía una camisa.

Mientras Bruckheimer, Zimmer y Towne no estaban durmiendo debido al trabajo, todos los demás miembros de la tripulación no estaban durmiendo porque estaban de fiesta, liderados por Simpson. Sowohl Simpson als auch Bruckheimer ließen in ihrem Hotel in Daytona Beach ein spezielles Fitnessstudio errichten. Das erregte viel Aufmerksamkeit bei den Tausenden von Spring Breakern, die versuchten, einen Blick auf Cruise zu erhaschen. Stattdessen gingen sie oft mit Einladungen zu einer der berüchtigten Partys von Simpson weg.

Padelford: Wir hatten Wrap-Partys innerhalb von Wrap-Partys. Ich erinnere mich, dass Simpson eines Nachts einen ganzen Strip-Club vermietet hatte, und als Sie dort ankamen, hatte er die Spezialeffekt-Leute angewiesen, den Parkplatz so aussehen zu lassen, als hätte es genau dort im Club einen großen NASCAR-Absturz gegeben. Sie haben an Ort und Stelle ein Auto in die Luft gesprengt, und es stand dort in Flammen.

Hendrick: Sie haben hier in Charlotte eine ganze Etage des Hilton vermietet und Löcher in die Wände aller Zimmer geschnitten damit sie von einem Ende des Flurs zum anderen gehen können, ohne eine Tür benutzen zu müssen.

Bruckheimer: Ich erinnere mich nicht an viel davon, und ich bin sicher, dass es einen Grund gibt dafür. [Laughs] Wir hatten diesen großen Zusammenfluss großartiger Leute, zwischen der Crew und den Schauspielern und so vielen großartigen NASCAR-Leuten, also hatten wir eine gute Zeit. Die NASCAR-Leute hatten kein Problem damit, sich zu behaupten.

John C. Reilly, alias Buck Bretherton: Es war, glaube ich, mein vierter Film überhaupt, und die ersten drei waren sicherlich nicht so gewesen einer. Ich sagte: "Oh, OK, so funktioniert dieses Blockbuster-Ding!" Und dann hatte ich in den nächsten Jahren das Glück, viel Arbeit zu haben, und mir wurde klar: "Oh, OK, also versucht nicht jeder Dreh, ganze Hotels niederzubrennen. Gut zu wissen."


'Ich bin mehr Angst davor, nichts zu sein als ich verletzt zu werden '

"Days of Thunder" wurde am 27. Juni 1990 auf einem damals undenkbaren 2.307 Bildschirm eröffnet. Aber vorher gab es eine Premiere in Charlotte, die einer eifrigen, aber nervösen NASCAR-Community gezeigt wurde. Das Publikum schnappte vor Ehrfurcht nach Luft, als Zimmers hochfliegende Keyboards auf Jeff Becks sanfte Gitarrenriffs trafen. Sie wurden kalt, als sie sahen, wie ihre Maschinen beim Great American Race die grüne Flagge zeigten.

Dann kam die Scheune.

Hendrick: Ja, sie haben von all dem fantastischen Daytona-Filmmaterial zu dieser alten klapprigen Scheune geschnitten, und die Grafik sagte in Riesenbuchstaben: CHARLOTTE, NC. Ein großes Stöhnen ging im Theater aus. Wir hatten so sorgfältig darauf geachtet, dass die Hersteller unsere Renngeschäfte gesehen haben, die so makellos und sauber sind und Autos mit der neuesten Technologie bauen. Charlotte boomte, eine echte aufstrebende Stadt, und da war es wie eine alte Scheune. Ich dachte: "Verdammt, hier habe ich das Leben aller ruiniert und uns wie ein Haufen Hillbillies-Rennwagen aussehen lassen. Ich bin fertig." Aber zum Glück wurde es danach besser.

"Days of Thunder" war sogar dafür verantwortlich, Nicole Kidman und Tom Cruise vorzustellen, was eine fundamentale Hollywood-Romanze der 90er Jahre hervorbrachte. Paramount / Everett Collection

Viele Mitglieder der NASCAR-Community sind noch nie über diese Scheune hinweggekommen, den wackeligen "Rennshop", in dem Harry Hogge später Cole Trickles ersten Chevy Lumina baut und die ganze Zeit mit ihm spricht ("I '"). Ich werde dich grundieren, streichen und wiegen … "). Bruckheimer, Simpson und Scott hatten die Scheune während einer Abendfahrt zu Hendricks Seehaus nördlich von Charlotte entdeckt. It's still a roadside attraction for eagle-eyed movie fans.

The cringers have also never gotten past little missteps throughout the film, like showing a shot of Daytona and labeling it Rockingham, or Cole Trickle, Russ Wheeler and Rowdy Burns announcing their next moves over the radio before making them ("I'm gonna draft Wheeler, make him pull me around!").

Wallace: I've never understood NASCAR people being so sensitive about it. It was never going to be a documentary. I think it's fun as hell. I still do. And that's not because I think I owe them anything. I do still get checks every year from that one line I had in the movie, and they used to be pretty big. But I think the last one I got was for four bucks.

Reilly: I loved that scene of us building the car in the barn. When I was in "Talladega Nights" 15 years later, I tried to get them to let me shoot that same scene, where I was talking and rubbing, then getting way too intimate with the car. "I'm gonna buff you out and pump you full of octane, baby." We didn't shoot it. That was probably for the best.

Connelly: Whenever I see that scene, I imagine that's Robert Towne working on his script. "I'm gonna shave a half inch off you and shape you like a bullet. You're gonna be perfect."

"Days of Thunder" opened with a $15.4 million weekend, the equivalent of $30 million in 2020 dollars, holding off "Dick Tracy," "RoboCop 2," "Total Recall" and "Teenage Mutant Ninja Turtles" for the top spot at the box office. The final tally by summer's end was $83 million domestic and $75 million overseas, a $310 million total when adjusted for inflation. Still, the take was less than half that of "Top Gun." The comparisons between the films had been so constant, the "Days of Thunder" crew had worn joke "Top Car" caps during production. So the cash comparison was inevitable.

Bruckheimer: Not every movie is going to make a billion dollars. But this was a great success for everybody. We poured every ounce of energy we had into that film, and even among what has become a very fortunate filmography, "Days of Thunder" remains very special to me. It's because of the people who worked on it. Tony, Don, they are special people in my life and always will be.

The weeks leading up to its release was peppered with "Days of Plunder" stories, detailing the swollen production budget and schedule, describing shouting matches between Towne and Simpson, especially when Simpson's Mario Andretti-ish character, Aldo Benedetti, was trimmed down to a one-line cameo. The Hollywood press blamed the film for breaking the "visionary alliance" open-checkbook business model before the first movie produced within that system had even been released. (Bruckheimer, Simpson and Paramount mutually ended their agreement later that year.) It was the supposed end of Hollywood hedonism as we knew it.

Connelly: That's not really a fair framing of the "Days of Thunder" story, is it? I seem to remember plenty of Arnold movies and Sly Stallone movies and Joel Silver productions after 1990. The real story of that film are the ghosts associated with it. That set is where Tom Cruise and Nicole Kidman met and fell in love. I believe their big reveal as a couple was at the Oscars while "Days of Thunder" was still in production. Later, of course, it became one of the biggest divorce stories Hollywood has seen in quite some time. Don Simpson's very bright flame burned out with his [drug overdose] death in 1996. And I don't think we'll ever know the real story behind Tony Scott's death.

Scott died on Aug. 19, 2012, when he jumped from a bridge in San Pedro, California. He left behind 12-year-old twin boys and a wife, Donna Wilson Scott. He met her on the "Days of Thunder" set when she played the girlfriend of Reilly's Buck Bretherton, and they married in 1994.

Tony Scott, in a 2010 interview: "Days of Thunder," it was hard to make. But it was also so fun. And it gave me the greatest gift of my life: my family.

Those ghosts aren't limited to the Hollywood side of the story. Rick Hendrick says he still loves to catch the film on TV because it reminds him of Harry Hyde, who died in 1996, and Tim Richmond, the driver upon whom Cole Trickle was loosely based. Richmond died from complications of HIV/AIDS on Aug. 13, 1989, the same day that Cruise and Towne were at Watkins Glen doing their story research.

Hendrick: Racers love nothing more than to sit around telling stories about old friends. These stories and the people in them, they are going to live forever thanks to this film.

Cruise: I think the real filmmaking legacy of that movie is what it did for the way that NASCAR, and really auto racing in general, is portrayed. The look of that movie changed everything.

Padelford: The fingerprints of "Days of Thunder" are all over any racing movie you've seen since. My same camera car was used for "Talladega Nights." The camera rig from that car was used for "Ford v Ferrari" just two years ago. I work on all of the Fast & Furious films, Marvel films, "Baby Driver," you name it, and what we built for "Days of Thunder" is used for almost every one of those movies. I just worked on a film with John C. Reilly before the quarantine, and we spent hours shooting him driving around Los Angeles. As soon as I mentioned "Days," that's what we talked about and laughed about, all night.


'Remember me?!'

As the years have passed, those from the NASCAR world who were involved in "Days of Thunder" and those who were so offended by its lack of authenticity in 1990 have largely moved on from the sport. Meanwhile, the film has been a lot like Cole Trickle's Lumina at Darlington, mysteriously gaining speed while other financially larger films of its era have fallen off the pace. When's the last time you saw "Dick Tracy"?

Connelly: It has maintained legs, and I think that nostalgia certainly has a lot to do with that. You miss seeing Dale Earnhardt and Richard Petty racing at North Wilkesboro? Well, there they are. Like old friends, even if there are some images and moments that are certainly dated now.

See: The three Confederate flag shots in that legendary opening sequence. Earlier this month NASCAR banned that flag from its racetracks. But their inclusion in the film at the time is a very accurate time capsule of the 1990 Daytona 500 experience. Also, that Sweet'N Low drafting lesson? That was born from an actual explanation of how the slingshot move worked, shown to Cruise and Towne by racers on a restaurant table, then transferred to Nicole Kidman's thigh for the film, explained by Trickle amid twisted sheets after a lovemaking session, because Cole, he was romantic like that. Trickle's moves might have worked on Dr. Lewicki, but the slingshot move hasn't worked that way since the year before the film was shot. NASCAR introduced horsepower-leveling restrictor plates at superspeedway races in 1988.

Petty: I seem to remember people getting a little squirmy about that scene back then. But hey, the way he explained it wasn't wrong, either. I lost races and won races on slingshot deals just like that. [Laughs]

Those in the motorsports community who rolled their eyes at the film back in the day been replaced by a generation of racers who saw it in the theater as kids and have had it on repeat in the 30 years since. They love it. So do NASCAR fans, who have made it a go-to midsummer ratings-getter for cable TV. Paramount Pictures recently decided to include it in a limited series of "Paramount Presents" remastered Blu-ray releases, placed alongside Elvis Presley's "King Creole," Glenn Close's "Fatal Attraction" and Cary Grant's "To Catch A Thief."

Jimmie Johnson, seven-time Cup Series champion: I was 15 when the movie came out. I watched it several times, but what I really did was play the "Days of Thunder" video game nonstop. It was hard as hell, but I couldn't stop.

Today's racers gleefully quote Towne's script over the radio during races, and when it comes time for Darlington Raceway's annual throwback weekends, they paint their cars to look like Cole's, Rowdy's and even Russ Wheeler's.

Kyle Busch, reigning NASCAR Cup Series champion: It is no exaggeration to say that between the ages of 6 and 10 I probably watched that movie 200 times. I would come home from school, make a snack and watch it with my grandmother. VHS, baby!

When Busch first broke into NASCAR via the Truck series, his team owner, Billy Ballew, fielded a black machine with a white "15" on the door. Busch asked him to flip those digits, meaning he would drive a black No. 51 Chevy, just like Rowdy Burns. Instead of his name over the driver's side window, Busch went with "Rowdy," and that's been his nickname ever since. In 2015, he even shot a series of commercials for sponsor M&M's where he reenacted "Days of Thunder" scenes with crew chief Adam Stevens as Harry Hogge and boss Joe Gibbs as Tim Daland.

Busch: Whatever if the movie isn't perfectly accurate. It makes racing look cool. And if you go back and look at the growth boom of NASCAR in the 1990s, you know what kick-started that? Damn "Days of Thunder" did, man! The only question now is: Are they going to make another one? And what would the story be?

Rooker: When we left ol' Rowdy, he had brain damage, so unfortunately I think he's done as a driver. Maybe he's a team owner now, like Dale Earnhardt was. If nothing else, Rowdy and Cole could race wheelchairs again. This time we'll do it in a retirement home. And I'll beat Tom's little ass again, like I did in 1990. Hell yeah, I'm in.

Hendrick: I need to check and see if I have enough cars to pull that off again. What's Jerry say?

Let's ask the man, shall we? As Jerry Bruckheimer is on the phone from California, he is post-producing virus-delayed "Top Gun: Maverick" remotely, while cranking up preproduction on "Beverly Hills Cop 4" and "National Treasure 3." Last year his "Bad Boys for Life" was a smash hit. Classic sequels are working.

So … "Days of Thunder 2"?

Bruckheimer: I would love to do it. But you need to have the right people in place. You can't do it without Tom, and he's tied up for the next three or four years. He has a couple of "Mission Impossible" projects in the works, and he's also trying to get up to the International Space Station.

Wait, what?

Bruckheimer: [Laughs] I told you, no one takes it to the limit like Tom Cruise.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *