MOCA podría anunciar un nuevo director gerente hoy



Hoy al mediodía, el Museo de Arte Contemporáneo podría anunciar la elección de un nuevo director gerente.

Por otro lado, tampoco puede serlo.

Podría suceder algo que pudiera interferir con la publicación de los mensajes, que son estrictamente confidenciales pero no están definidos con precisión y, por lo tanto, aún no son mensajes reales. Entonces, tal vez sí, tal vez no, y por cierto, la especulación sobre quién podría o no ser el nuevo director gerente del MOCA es completamente indeseable para el museo.

Total.

Sé todo esto gracias a un extraño mensaje de MOCA. Al final del día, el miércoles, recibí un correo electrónico del museo en mi bandeja de entrada con casi noticias, pero no del todo, junto con una lista verificablemente loca de solicitudes sobre cómo Los Angeles Times debería tratar la historia.

En resumen, la embajada ocupa un lugar destacado en la lista de las transmisiones institucionales más extrañas que he recibido en 40 años como periodista. La paranoia fue el motivo operativo.

MOCA ofreció un comunicado de prensa embargado. Un embargo de noticias es un acuerdo entre una fuente y un reportero de que una historia no se publicará hasta una fecha y hora determinadas. El proceso puede ser útil ya que permite la reflexión, la verificación de hechos y un contexto más amplio de un evento importante y en evolución que de otra manera no estaría claro.

Sin embargo, los embargos no son ideales, ya que pueden entrar en el ámbito de la manipulación de mensajes. Sin embargo, la propuesta de embargo del MOCA no se perdió. En cambio, estampó. Prácticamente insistió en que el Times publicara un comunicado de prensa virtual, cuyo contenido está controlado por el museo.

Esta es una insistencia que ningún periodista en ella estaría de acuerdo. Como era de esperar, la demanda de la oficina fue recibida con las mandíbulas caídas y los ojos en blanco.

«Usted acepta no ponerse en contacto con los empleados y miembros de la junta actuales o anteriores de MOCA hasta que hayamos confirmado por escrito que se levantará el embargo», la oferta amistosa de acceso temprano a la información, que es prácticamente todos los beneficios de los canales periodísticos normales, anula el contexto más amplio. informes. En caso de que no lo entendiéramos, las palabras «En desacuerdo» estaban subrayadas.

Las mismas palabras fueron subrayadas nuevamente en una demanda adicional: «Usted se compromete a no publicar una historia especulativa sobre quién podría ser el candidato antes de que levantemos el embargo por escrito».

¿Um que?

Si Los Angeles Times descubre por sí mismo a quién se le ha ofrecido el nuevo puesto de director ejecutivo, ¿deberíamos ceñirnos a él hasta que el Comando Central del MOCA diga: «Está bien, adelante»? El correo electrónico decía que el museo tiene «un proceso interno detallado y un plan de comunicación» para publicar las noticias, y se espera que el Times haga lo mismo.

Gracias por la sugerencia, Vladimir, pero no lo creo.

«En el caso de que el candidato no se anuncie según lo planeado, usted acepta no publicar una historia», prosigue la carta, que describe un escenario de control de daños asombroso para la incapacidad institucional grave. (¿Quién anuncia, solo unas horas después de una toma trascendental, sin estar seguro de si todas las i y t están marcadas al tomar la decisión?) [Times arts reporters] y todos los demás que puedan estar involucrados en informes potenciales LAT «.

En una demostración final de asombrosa arrogancia, el MOCA exigió que cada «usted» que figura en su aclaración confirme por escrito que está de acuerdo con las inusuales condiciones del embargo.

“Si tiene alguna pregunta, no dude en contactarnos”, dijo el museo generosamente al concluir. No me atreví a preguntarle al único que tenía: ¿has perdido la cabeza?

Por “ustedes” me refiero a la junta directiva, los empleados, los consultores externos del MOCA y todos los demás que se comprometen a que la cooperación colegiada y la transparencia institucional nunca sean valores que sean valorados por esta institución cultural. El nivel de paranoia sobre su última contratación se encuentra en Code Red. El otrora orgulloso museo ha visto una docena de años de serias adversidades administrativas y curatoriales, y este nombramiento es noticia. Tienes que hacer esto bien.

El plan de embargo surgió en respuesta a una solicitud que hice al MOCA la semana pasada. Había recibido información fidedigna de que se había identificado a una candidata final, supuestamente una mujer. Pero no pude aprender nada más. Así que le pregunté sobre el calendario del anuncio oficial.

La búsqueda duró seis meses, no excesivamente larga, y las restricciones pandémicas a las visitas a los museos se fueron levantando gradualmente. El MOCA tiene una lista muy larga de puestos de alto nivel para cubrir, incluido un director de asuntos curatoriales, un curador senior y asistente, un director de recaudación de fondos e infraestructura y un director de comunicaciones, y la contratación probablemente se haya mantenido pendiente, por lo que un nuevo director ejecutivo podría formar un equipo.

Te diremos la hora, fue la respuesta corta. Sorprendentemente, no se negó que se hubiera hecho una elección.

Luego vino la loca oferta de embargo el miércoles. La asesora de relaciones públicas de MOCA, Sara Fitzmaurice, dijo que la oferta se haría «a otros medios».

Traducción: The New York Times también recibiría información sobre la emocionante historia, y tal vez algunas otras revistas y sitios web de la costa este. Las suposiciones provinciales siguen firmemente arraigadas de que las historias de arte importantes de Los Ángeles deben publicarse en Nueva York para que sean verdaderamente significativas.

El reloj de anuncios no se detiene y en unas horas todos sabremos quién será o no el nuevo director gerente de MOCA. Espero saber quién es, aparentemente al leerlo en otra parte de la World Wide Interweb.

Mientras tanto, quienquiera que haya conseguido el puesto más alto del MOCA acaba de vislumbrar las profundidades de la paranoia institucional que es en parte responsable de la cojera del lugar. Mucha suerte.

(function(d, s, id){ var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) {return;} js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *