Macron corteja a los votantes de izquierda cuando la campaña electoral francesa llega a su fin


SAINT-DENIS, Francia (AP) — El presidente francés, Emmanuel Macron, visitó el jueves un suburbio multicultural de clase trabajadora al norte de París para atraer a los votantes de izquierda antes de la segunda vuelta presidencial del domingo contra la retadora de extrema derecha Marine Le Pen.

Como reflejo del enorme impacto internacional de la votación, el centrista Macron obtuvo el apoyo el jueves de los líderes de centroizquierda de Alemania, España y Portugal, quienes instaron a los votantes franceses a preferirlo al nacionalista Le Pen. Sus apelaciones se produjeron solo un día después de que el líder de la oposición rusa encarcelado, Alexei Navalny, también comentara sobre la votación francesa, afirmando que Le Pen estaba demasiado vinculado a las autoridades rusas para convertirse en el próximo presidente de Francia en medio de la guerra de Rusia en Ucrania.

Macron, quien presidió la primera votación el 10 de abril, en la que se eliminaron otros 10 candidatos, dijo que no da nada por sentado y busca un apoyo más amplio.

«Nada es definitivo hasta el último minuto», dijo Macron el jueves, mientras encuestas de opinión recientes muestran una ventaja estabilizada sobre su rival.

Dijo que decidió hacer una de sus últimas paradas de campaña en un lugar que «enfrenta muchas dificultades», en la región más pobre de Francia continental, Seine-Saint-Denis, donde muchos residentes son inmigrantes o tienen raíces inmigrantes.

Su visita se produce después de que los dos rivales se enfrentaran enconadamente en un debate televisado el miércoles, y Macron dijo que el plan de Le Pen de prohibir a las mujeres musulmanas en Francia usar velo en público provocaría una «guerra civil» en el país, que tiene la mayor población musulmana. en Europa occidental.

“No debemos acostumbrarnos al surgimiento de ideas de extrema derecha”, dijo Macron el jueves a una multitud étnicamente mixta en Saint-Denis.

Le Pen, por otro lado, utilizó su último gran evento de campaña para acusar a Macron de “arrogancia sin límites” en el debate y en su presidencia.

«Al igual que ustedes, estoy harta de esta constante falta de respeto», dijo a los votantes en la ciudad norteña de Arras, en el asediado antiguo corazón industrial de Francia, donde disfruta de un amplio apoyo entre los votantes de la clase trabajadora.

Macron no tuvo una tarea fácil en Saint-Denis, donde una abrumadora mayoría de votantes había respaldado al candidato de extrema izquierda Jean-Luc Mélenchon, quien terminó tercero en la primera ronda y no logró llegar a la segunda vuelta. Una mujer le dijo a la líder de 44 años que, para ella, la segunda vuelta presidencial era una elección entre «la peste y el cólera».

Macron respondió que estaba dispuesto a cambiar su plataforma para satisfacer las necesidades de los votantes franceses, «incluidos aquellos que no votaron por mí en la primera votación».

Pierre Flament, de 75 años, un votante de izquierda, dijo que votará por la papeleta de Macron el domingo «sin placer».

Llamó a Macron «el presidente de los ricos» y dijo que originalmente tenía la intención de votar en blanco. Sin embargo, ante el «enorme riesgo» de que Le Pen pudiera ganar, cambió de opinión. Las encuestas muestran que la figura de extrema derecha ha reducido significativamente la brecha con Macron en comparación con su último duelo hace cinco años.

“Si voto por Macron, espero que podamos comenzar la manifestación al día siguiente. Habrá que salir a la calle porque la actuación de Macron será mala. Pero si Marine Le Pen gana, es posible que ya no se nos permita manifestarnos», dijo.

El alcalde socialista de Saint-Denis esta semana, junto con 14 alcaldes de izquierda y el jefe de la región de Seine-Saint-Denis, pidieron apoyo para Macron en la segunda vuelta.

«Con Marine Le Pen como presidenta de la República, los residentes de Seine-Saint-Denis serán las primeras víctimas de la discriminación», escribieron, llamando a su plataforma «racista» y «una negación de la democracia».

Le Pen ha estado tratando de atraer a los votantes que se enfrentan al aumento de los precios tras la guerra rusa en Ucrania. Ella dice que reducir el costo de vida sería su prioridad si fuera elegida.

Sin embargo, fue arrestada por un préstamo de 9 millones de euros (9,7 millones de dólares) que su partido recibió del First Czech-Russian Bank en 2014 y su visita a Moscú en 2017 para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin bajo escrutinio antes de la segunda vuelta de las elecciones. reunirme con la presidencia francesa este año.

En una columna publicada en varios diarios europeos el jueves, el canciller alemán Olaf Scholz, el primer ministro español Pedro Sánchez y el primer ministro portugués António Costa escribieron que la votación del domingo fue «crucial para Francia y para todos y cada uno de nosotros en Europa». ser.

«Es una elección entre un candidato demócrata que cree que la fuerza de Francia se está expandiendo en una Unión Europea poderosa y autónoma, y ​​un candidato de extrema derecha que abiertamente se pone del lado de aquellos que están atacando nuestra libertad y democracia, valores que… basados ​​en las ideas francesas de la Ilustración”, dijeron los comentaristas conjuntos, sin nombrar a Macron o Le Pen.

El socialdemócrata Scholz y los socialdemócratas Sánchez y Costa escribieron que Europa estaba “frente a un cambio de época” debido a la invasión rusa de Ucrania y que “los populistas y la extrema derecha ven a ‘Putin’ como un modelo ideológico y político copiando sus ideas chovinistas. ”

“Han repetido sus ataques a las minorías y la diversidad y su objetivo de unidad nacionalista”, dijeron. «No debemos olvidar eso, no importa lo mucho que estos políticos estén ahora tratando de distanciarse del agresor ruso».

———

Siga todos los informes de AP sobre las elecciones presidenciales francesas de 2022 en https://apnews.com/hub/french-election-2022

———

Los periodistas de Associated Press Alexander Turnbull y Oleg Cetinic en Saint-Denis, Thomas Adamson y Catherine Gaschka en París y Aritz Parra en Madrid contribuyeron a este despacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *