La legislatura libia confirma el gobierno de transición


La legislatura libia ha confirmado un gobierno interino recién nombrado, que llevará al país devastado por la guerra a través de elecciones a finales de año.

«Este es un día histórico», dijo el presidente del parlamento Águila Saleh al final de la ronda de votación, que estuvo bajo presión internacional sobre los grupos de interés libios para que apoyaran una hoja de ruta que fue negociada en un proceso liderado por Naciones Unidas a fines del año pasado.

Dijo que 132 legisladores habían aprobado el gobierno del primer ministro Abdul Hamid Dbeibah, que reemplaza a dos gobiernos rivales, uno en el este y otro en el oeste, que han gobernado Libia durante años.

Dbeibah, un poderoso empresario de la ciudad occidental de Misrata, fue nombrado jefe de la rama ejecutiva de un gobierno de transición el mes pasado, que incluye un consejo presidencial de tres miembros presidido por Mohammad Younes Menfi, un diplomático libio del este del país.

También prometió evitar la repetición de guerras y combates en Libia. “La guerra no debe repetirse. No deberíamos volver a suicidarnos ”, dijo a la legislatura.

Libia, rica en petróleo, se sumió en el caos después de que un levantamiento respaldado por la OTAN en 2011 derrocara y matara al antiguo dictador Moammar Gaddafi. El país se ha dividido entre dos gobiernos, uno en el este y otro en el oeste, cada uno apoyado por una variedad de milicias y potencias extranjeras.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dio la bienvenida a la aprobación del gobierno de transición y lo llamó «un paso importante hacia el restablecimiento de la unidad, estabilidad, seguridad y prosperidad en Libia», dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

«Libia tiene ahora una oportunidad real de trabajar por la unidad, la estabilidad, la prosperidad y la reconciliación y restaurar completamente su soberanía», dijo la misión de la ONU en Libia.

«Felicitaciones por formar un gobierno de transición para prepararse para las elecciones de diciembre», tuiteó el embajador de Estados Unidos en Libia, Richard Norland.

La votación del miércoles se produjo después de dos días de acaloradas deliberaciones en Sirte y una semana después de que Dbeibah presentara su propuesta de gabinete a Saleh, el portavoz, la semana pasada.

El gabinete de Dbeibah está compuesto por 33 ministros y dos viceprimeros ministros, que son representativos de las diversas áreas geográficas y segmentos sociales de Libia. No nombró a un ministro de defensa, ya que él mismo encabezaría ese ministerio. Dbeibah nombró a Najla Mangoush ministra de Relaciones Exteriores, la primera mujer en encabezar el Ministerio de Relaciones Exteriores de Libia en la historia moderna.

La confirmación se produjo a pesar de las acusaciones de corrupción en una reunión de un foro de diálogo político de 75 miembros seleccionado por las Naciones Unidas, en el que Dbeibah y el consejo de tres miembros fueron nombrados. Dbeibah negó las acusaciones y pidió a las Naciones Unidas que revelen las conclusiones de sus investigaciones.

El gobierno de transición se enfrenta a enormes desafíos, en particular el desmantelamiento de numerosas milicias locales fuertemente armadas y la presencia de al menos 20.000 mercenarios y combatientes extranjeros que están envueltos en el caos del país.

«Tenemos grandes obstáculos por delante, obstáculos legales … y obstáculos a largo plazo para unificar este país», dijo Claudia Gazzini, experta en Libia del International Crisis Group.

Ella dijo que la votación del miércoles fue solo para Dbeibah como primer ministro y su gabinete, sin mencionar el consejo de tres personas o la hoja de ruta negociada por la ONU que establece la división de responsabilidades entre el primer ministro y el consejo.

El Parlamento se reunió en la estratégica ciudad de Sirte, la puerta de entrada a los principales campos petroleros y terminales de exportación del país, que durante un tiempo fue un bastión del Grupo Estado Islámico. La ciudad ha sido controlada por las fuerzas del comandante militar con base en el este, Khalifa Hifter, desde que la tomaron del gobierno respaldado por las Naciones Unidas el año pasado durante la fallida campaña de Hifter para tomar el control de la capital, Trípoli.

———

Magdy informó desde El Cairo. La redactora de prensa asociada Edith M. Lederer de las Naciones Unidas contribuyó a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *