Información sobre la historia del cine en el Museo de la Academia de Cine


Jacqueline Stewart fue una de las más importantes académicas de cine del país antes de asumir el cargo de directora artística senior y directora de programas en el nuevo Museo de la Academia de Cinematografía. Ahora lidera la presentación del que quizás sea el museo de cine más importante del país.

Mientras Stewart está de licencia del Departamento de Cine y Estudios de Medios de la Universidad de Chicago, donde enseñó historia del cine estadounidense, seguirá apareciendo en Turner Classic Movies, donde fue la primera presentadora negra del cable. También participó en la serie de TCM «Reframed Classics», que recontextualizó películas amadas durante mucho tiempo que ahora son vistas como problemáticas por algunos espectadores contemporáneos, como «Lo que el viento se llevó» y «Breakfast at Tiffany’s».

Stewart fue co-curador de la innovadora serie LA Rebellion: Creando un nuevo cine negro y co-editor del libro complementario del mismo nombre. Actualmente también preside la Junta Nacional de Conservación de Películas, que asesora a la Biblioteca del Congreso. En 2020, Stewart fue nombrado uno de los Chicagoer of the Year por el Chicago Tribune.

Además de las exhibiciones de objetos, desde el famoso trineo “Rosebud” de “Citizen Kane” hasta el iPhone con el que se filmó “Tangerine” de Sean Baker, el Museo de la Academia abre dos cines en los que se proyectan películas los 365 días del año. El museo abre con una proyección de 70 mm de «Malcolm X» de Spike Lee de 1992 y presenta «El mago de Oz» con música en vivo de la American Youth Symphony.

La primera serie de programas incluye homenajes a los cineastas Hayao Miyazaki, Jane Campion, Satyajit Ray y Haile Gerima, con muchas proyecciones en películas de 35 mm. Y cuando cineastas esperados como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y Stanley Kubrick se encuentran entre las primeras presentaciones, es con títulos inesperados como «La edad de la inocencia», «Drácula de Bram Stoker» y «Ojos bien cerrados».

También habrá charlas y otros programas públicos presentados por el museo, como la charla patrimonial entre la actriz Laura Dern y sus padres, los actores Diane Ladd y Bruce Dern.

The Times habló con Stewart sobre lo que hizo que el trabajo en la academia fuera perfecto, cómo el programa de la película apunta a atraer nuevos fanáticos y su favorito personal entre los muchos tesoros cinematográficos del museo.

Winona Ryder y Daniel Day-Lewis se sientan con trajes de época en un carruaje en el set de "La edad de la inocencia."

Winona Ryder y Daniel Day-Lewis en el rodaje de «La edad de la inocencia», la película de Martin Scorsese basada en la novela de Edith Wharton.

(Columbia Pictures / Sunset Boulevard / Corbis a través de Getty Images)

Debe haber sido un poco agridulce para ti ser elegido Chicagoer of the Year para 2020 y el año en que te marchas de Chicago.

Jacqueline Stewart: Chicago es mi hogar. Crecí en Chicago, así que no solo trabajé allí; Nací y crecí aquí. Y Chicago también tiene una comunidad cinematográfica realmente vibrante que se ha expandido y diversificado de maneras emocionantes. Y espero que parte del trabajo científico y de programación que hice en Chicago contribuya a eso. Pero eso realmente parecía una oportunidad única en la vida. Creo que eso va para todo el equipo.

Todos reconocen la singularidad de este esfuerzo y, en una medida incomparable, contamos todas estas historias diferentes sobre cómo se desarrolló el cine de una manera positiva y problemática. Eso también me atrajo porque no tengo que abogar por historias inclusivas en la historia del cine aquí. No vine como correctivo por algo que no sucedió. Vine porque esa era la filosofía básica de que no podíamos seguir manteniendo las mismas jerarquías, exclusiones y puntos ciegos en la forma en que se cuenta la historia del cine.

Tu título en el museo es director artístico y programático, ¿qué significa eso para ti?

Diría que lidero la agenda intelectual del museo, que lidero nuestra estrategia de interacción con el público y que ayudo al museo a pensar en cómo se relacionan entre sí todas las diferentes plataformas que representamos. Entonces, las exposiciones están relacionadas con nuestras publicaciones, nuestro programa público está profundamente vinculado a la forma en que nos relacionamos con los diferentes grupos objetivo.

Y no son solo los amantes del cine que ya conocemos, los fanáticos del cine, sino ¿cómo podemos ampliar nuestra comprensión de quién sabe mucho sobre cine, quién? deberían sabes mucho de cine? Entonces, esos dos elementos, el contenido de nuestro museo, esa es una palabra extraña, pero realmente es el contenido del museo, y la forma en que asociamos ese contenido con una multitud de visitantes. Y también debería decir visitante en persona y visitante en línea.

No podemos seguir manteniendo las mismas jerarquías y exclusiones y puntos ciegos en la forma en que se cuenta la historia del cine.

Jacqueline Stewart sobre la organización de exposiciones y programas para el Museo de la Academia de Cinematografía

Así como tomó algún tiempo recolectar el dinero y renovar el edificio, ¿tomó un tiempo para que el enfoque curatorial del museo se uniera? Especialmente desde que fue anunciado para este trabajo hace poco menos de un año, ¿cómo ha sido ese proceso?

Realmente tengo que dar muchos elogios [museum director] Bill Kramer, porque cuando entró, asegurarse de que todas las ramas de la academia sintieran que este museo reflejaba sus áreas de artesanía era una gran prioridad para él. Y así se trabajó con mucho cuidado y metódica, reuniéndose con sucursal tras sucursal para hablar sobre: ​​cuáles son las historias, cuáles son los objetos clave, cuáles son las prioridades en la historia del diseño de vestuario, del peinado y los diseños de maquillaje, miradas, ubicación. gestión y así sucesivamente.

Tenemos un brillante equipo de curadores, este increíble grupo. Es un privilegio trabajar con ellos. Y desarrollan la visión curatorial, pero Bill realmente trabajó con los curadores y las ramas de la academia para asegurarse de que estuvieran en diálogo entre sí, de modo que cuando un curador estaba interesado en un área en particular, siempre había alguien allí para ayudar a quien Él podría aconsejar quién podría ayudar a hacer conexiones y continuar aconsejándonos sobre las rotaciones.

Quiero decir, estamos construyendo este enorme museo en este momento, pero ya estamos pensando en cómo serán nuestras exposiciones en un año y medio, dos, cinco, diez años a partir de ahora. Este trabajo curatorial es exclusivo para nosotros, creo, porque trabajamos con tantos cineastas vivos. Y lo que ves en nuestra exposición principal «Historias de cine» (historias, en plural, a propósito) es un enfoque que se aleja de una especie de paseo lineal a través de la historia del cine y, en cambio, crea maravillosamente una serie de diferentes tipos de narrativas en capas.

Tengo la sensación de que esto me da mucho espacio para cultivar la creatividad de nuestros curadores y no sentirme constreñido. Pero en lugar de saber que siempre habrá espacio para diferentes áreas del cine global, siempre habrá espacios para películas mudas. Y pensamos en el futuro digital. Hemos creado una estructura realmente espaciosa y, en mi opinión, dinámica a la que pude conectarme directamente. Fue como enseñar un curso de historia del cine de muchas formas diferentes … es como un plan de estudios de historia del cine en 3-D,

¿El museo presenta? los Historia del cine oa ¿Historia del cine?

No hay los Historia del cine. E incluso si pudiéramos afirmar que hay una historia del cine como tú y yo ahora, lo veríamos de manera muy diferente en 10 años. No solo porque habrá películas durante otros 10 años que podrían influir en nuestro pensamiento sobre la historia del cine, sino porque constantemente se descubren cosas viejas.

El Museo de Arte Moderno encontró algunas grabaciones en sus propios archivos hace unos años que mostraban a Bert Williams, el vaudeviliano que vestía la cara negra. No sabíamos que él hizo esta película nunca terminada, pero obtuvimos estos papeles de ella. Y el MoMA tiene esos roles y si lo miras, está reescribiendo la historia del cine negro. Entonces siempre debes tener esta apertura.

Estas listas de películas esenciales son siempre muy interesantes para mí porque lo que era su lista de películas esenciales hace 20 años no es lo que es ahora. Y cambiará. Con suerte, cuando la gente entre, verá cosas que les resulten familiares. Verás, Rosebud, por ejemplo, verás las pantuflas rojo rubí, nuestra «Mona Lisa», en la que me gusta pensar porque la gente hará cola para mirarlas, pero el contexto en el que representamos tus respetos respeta ellos Historia de estos objetos, pero también los pone en diálogo con muchos otros objetos y películas y cineastas que la gente no conoce. Estoy muy orgulloso de eso.

Mabel King como Evillene lleva un vestido rojo muy decorado en la película de 1978 de Sidney Lumet. "The Wiz."

Mabel King como Evillene en la película de 1978 de Sidney Lumet The Wiz.

(Archivos de Hulton / Getty Images)

Cuando miras esta primera ronda de programación pública, que incluye series sobre Jane Campion, Hayao Miyazaki, Haile Gerima, Satyajit Ray, Anna May Wong y compositoras de cine, se siente como una fuerte declaración de intenciones. ¿Qué espera que estos programas le digan a una audiencia potencial?

Bernardo Rondeau, nuestro director de programas de cine, y su equipo hicieron un gran trabajo diseñando la gama de programas. Creo que nuestro programa de películas de apertura muestra cuán ampliamente pensamos sobre la historia del cine. Tenemos nuestros domingos de los Oscar, y esta será una presentación de varios años, pero será muy significativa.

Creo que podemos crear estas constelaciones de historias de películas, y constelaciones es realmente la palabra en la que estoy pensando aquí porque tenemos varias series, simplemente te hace mirar en diferentes direcciones. Y te hacen explorar realmente cómo se desarrollaron los diferentes estilos de películas. Siempre es importante hacer retrospectivas de cineastas individuales para ver cómo cineastas como Campion y Ray y Miyazaki trabajan en el mismo medio pero en modos muy diferentes; solo muestra las increíbles posibilidades imaginativas del cine. Y significa algo simplemente poner estos nombres juntos.

Espero que la gente venga a ver algo y luego se quede para ver un tipo de película completamente diferente porque están aquí. Así que se trata de ser inclusivo, pero también se trata de hacer conexiones inesperadas y presentar a las personas cosas que tienen tipos de tradiciones muy diferentes a las que están acostumbradas.

Mencionaste las pantuflas rojo rubí de «El mago de Oz» como la «Mona Lisa» del museo, y sé que debes amar a todos tus hijos por igual, pero ¿tienes un favorito personal?

Sin escrúpulos, es el disfraz de Evilene de «The Wiz». No hay duda. Este es en realidad un disfraz en el que a veces pienso de forma independiente, como, guau, el detalle de ese vestido, la forma en que Mabel King se pavonea con él en esta actuación. Creo que es uno de los objetos más llamativos del cine.

Y tengo que decir cuando estaba hablando con Bill Kramer sobre este papel y me dio un recorrido virtual por el museo y mencionó el vestido de Evanille que selló absolutamente el trato para mí porque era de una película que amo. Y me dijo que este museo realmente cubre varias vertientes de la historia del cine, reconociendo a artistas que no habían sido reconocidos previamente con este cuidado.

(function(d, s, id){ var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) {return;} js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *