Futuros miembros del Salón de la Fama para los 31 equipos de la NHL


Es una semana de presentación para la clase del Salón de la Fama de 2020, lo que significa que el comité de selección reunirá a nuevos candidatos y una colección de debates sobre los desaires percibidos.

Si solo se tuviera que seguir una fórmula que pudiera determinar el valor del salón …

Bueno, hace tres años creamos una. Es una prueba simple de cuatro cuadrantes que se puede usar en candidatos potenciales al Salón de la Fama para ver si tienen leyendas, y aquí está:

1. Producción única: Esto incluye sus registros estadísticos en el contexto de la era del jugador.
2. Impacto sobre el hielo: ¿Qué significó este logro individual para los equipos y compañeros de equipo del jugador? Ganar es una especie de concepto nebuloso, pero hay formas de examinar estos efectos: puntuación de postemporada, índice de aciertos del equipo ganador, impacto en los compañeros de equipo a través de estadísticas con o sin ti (WOWY), que pueden ayudar a cuantificar eso.
3. Prestigio: ¿Podría este jugador estar entre los tres primeros de su posición en algún momento de su carrera? Aquí es donde entran en juego los premios y reconocimientos, así como las comparaciones con sus colegas.
4. Implicaciones culturales: El aspecto famoso de la ecuación, pero también el más subjetivo. ¿Este jugador revolucionó su posición o consiguió que otros lo emularan? ¿Era considerado una estrella? ¿Había algo trascendente en este jugador?

Aplicamos esta prueba a los 31 equipos de la NHL, observando a los jugadores (activos y ex alumnos), entrenadores y ejecutivos que están fuera de la sala, cuya candidatura se puede discutir y que necesita algunos más. Años hasta que sepamos si son dignos de Hall.

Tenga en cuenta lo siguiente: a diferencia del béisbol, estos muchachos no tienen el sombrero de un equipo en particular en su placa. Colocamos jugadores activos en sus equipos actuales y jugadores retirados en los equipos con los que están más asociados. No dejes que el equipo con el que está emparejado un jugador te distraiga demasiado.

¡Que comiencen los debates!

Todas las estadísticas de Hockey Reference, Natural Stat Trick y Evolving Hockey.

Candidato principal: Ryan Getzlaf, C

Con 965 puntos en 1,052 juegos, uno de los mejores centros completos de su tiempo. Tuvo 17 puntos en 21 juegos de playoffs en la carrera de la Ducks Stanley Cup 2007 antes de ser el centro de la línea superior del equipo. En total, tiene 120 puntos en 125 juegos de playoffs. Ganó dos oros con Canadá en los Juegos Olímpicos y fue parte de su victoria en la Copa Mundial de Hockey. Los cuadrantes 1 y 2 son sólidos, y se podría argumentar que era uno de los 5 mejores centros de la NHL a la vanguardia de sus poderes. ¿Pero tiene ese "algo" extra para llevarlo al nivel de élite en el que viven algunos de sus colegas?

Para debate: Ryan Miller, G

Miller ganó el Trofeo Vezina en 2010. En el mismo año, detuvo al equipo olímpico masculino de EE. UU. Extendiendo Canadá y fue por la plata. Pero esta temporada lo convirtió en una estrella. En general, Miller tiene un récord de 387-281-86 en 780 juegos. En cierto modo, era Dominik Hasek Lite: algunos equipos de Buffalo bastante malos se ven mucho mejor con su portero. Pero hay muchos otros porteros de su época con mejores números, a pesar de que la influencia de Miller fue notable.

Dale un par de años: John Gibson, G

Una mala temporada en un mal equipo no se descarriló, lo que fue un buen comienzo para Gibson, 139 victorias en 279 aperturas y un ahorro de 0.918 por ciento a 26.

Candidato principal: Shane Doan, RW

Doan es un candidato de primer año en 2020 que cae en la categoría de "gran jugador en algunos equipos no muy grandes", de los cuales el Salón de la Fama incluye algunos participantes sale. Doan tuvo 402 goles y 972 puntos en 1,540 juegos con los Winnipeg Jets (V1.0), Phoenix y Arizona Coyotes. Durante este tiempo apareció en 55 juegos de playoffs. Nunca se postuló para un gran premio, a pesar de que ganó el Premio de Liderazgo Messier y el King Clancy, que muestran cuán respetado es Doan en los círculos de hockey. Es su mejor virtud después de una muy buena pero nunca una gran carrera.

Para debate: Phil Kessel, RW

Uno de los goleadores más productivos de su tiempo. Kessel tiene 861 puntos en 1,066 juegos, incluidos 371 goles. Su durabilidad es ejemplar: Kessel juega hasta 844 juegos seguidos. Imagínese lo fuerte que hubiera sido su caso si Sidney Crosby no hubiera ganado a Conn Smythe, ¿quién debería haber ido a Kessel en 2016?

Dale unos años: Taylor Hall, LW

Una victoria del Trofeo Hart es una base sólida sobre la cual construir una vitrina Hall para Hall, así como 563 puntos en 627 Jugar. Donde pase las próximas 5-8 temporadas determinará todo sobre su oferta de inmortalidad.

Candidatos principales: Patrice Bergeron, C; Zdeno Chara, D

Chara es un castillo. Ganó un Trofeo Norris, es cinco veces finalista del premio y ha sido cuarto en puntos entre los defensores (647) en la mayoría de los juegos jugados (1,469) con un mejor más / menos en la liga (+295) desde 1999. Su marco de 6 pies 9 pulgadas también lo convierte en una figura mítica en el hockey. Bergeron solidificó tres de los cuatro cuadrantes; El cuarto, la producción individual debería satisfacerse si Bergeron rompe 1,000 puntos en las próximas temporadas. Sus cuatro trofeos Selke, ocho nominaciones y su reputación como un centro bidireccional prototípico para su generación lo consolidan para el salón.

1 familiares

Para debate: Tuukka Rask, G; Tim Thomas, G

Rask tiene 291 victorias en 536 juegos. Para todos los porteros desde 1999, tiene el mejor porcentaje de ahorro (0.922) y está empatado con Martin Brodeur, otro Netminder que tuvo que soportar la etiqueta de "producto de su equipo", por el mejor gol al promedio (2.26). El jugador de 32 años presenta su caso con Vezina y Jennings. Ese porcentaje de 0.927 playoffs se vería aún más impresionante con su propia victoria en la Copa Stanley. Thomas tuvo una carrera de dominio de cinco temporadas desde 2007 hasta & # 39; 12, incluyendo dos Vezinas y un Conn Smythe en la victoria de la Copa Stanley de 2011 en Boston. Su admisión más reciente sobre peleas después de una conmoción cerebral combinada con sus antecedentes ancestrales podría ser eclipsar la controversia que sus inclinaciones políticas causaron durante su temporada.

Dales un par de años: Brad Marchand, LW; David Pastrnak, RW

La explosión del máximo goleador de Marchand en campañas recientes, 198 goles desde 2014, quinto en la liga, lo convierte en un candidato potencial fascinante, pero carece de premios individuales y una reputación por eso ha tomado una lamida podría evitarlo de serias consideraciones. Pastrnak tuvo un gran comienzo en su carrera, ya que sus 115 goles desde 2016 solo han estado detrás de Alex Ovechkin y Auston Matthews.

Candidato principal: Alexander Mogilny, RW

Mogilny está en su 11º año de elegibilidad. Pero como mostró el lanzamiento de Vaclav Nedomansky el año pasado, el comité de selección se ha desplazado hacia los jugadores rusos y de Europa del Este. Mogilny es miembro del Triple Gold Club con un promedio de 1.04 puntos por juego (40º). También fue la primera incursión soviética en la NHL. Es un candidato de cuatro cuadrantes, especialmente con este promedio de puntos por juego. En 2003 incluso ganó un Lady Byng. ¿Podría ser este el año?

Para debate: Jack Eichel, C

La estrella Sabres es el mejor candidato que tienen actualmente con 337 puntos en sus primeros 354 juegos. En el mejor de los casos, podría haber llenado el Cuadrante 2, incluso con una carrera de menos 60. Pero no fue finalista de premios individuales ni lideró la liga en una categoría significativa. Es difícil establecer prestigio sin haber jugado un minuto en la postemporada.

Dales un par de años: Rasmus Dahlin, D; Jeff Skinner, C

Somos un poco generosos con Skinner, quien anotó 258 goles en 720 juegos de carrera. Pero solo tiene 28 años y está a una temporada de 40 goles. Dahlin tiene 84 puntos en 141 juegos de carrera y mostró a la edad de 20 años lo que lo convirtió en la primera opción en el ranking general en 2018. No hay mucho que amar sobre Sabres en estos días, pero tener a Dahlin como componente es uno de ellos.

Candidato principal: Jarome Iginla, RW

Si estás leyendo esto, puede que ya esté allí. Tiene los números con 625 goles y 1.300 puntos, con dos goles, los goles le dan su crédito. Nunca ganó la Copa Stanley y fue expulsado por José Theodore en 2002 por el Trofeo Hart con un margen absoluto. Pero ganó dos medallas de oro olímpicas, ganó en mundos, ganó en juniors, ganó en el Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo 2004. También es Jarome Iginla. Por supuesto que él está ahí.

Para debate: Theo Fleury, RW

Fleury tiene algunos números increíbles con 455 goles y 1,088 puntos en 1,084 juegos. Ganó la Copa Stanley con Calgary en 1989 y una medalla de oro con Canadá en 2002. De 1989 a 1994 fue uno de los mejores jugadores ofensivos de la liga. El cuadrante 4 está bloqueado: Fleury es uno de los talentos más electrizantes de la historia reciente de la NHL, y corre alrededor del hielo con una lista de 5 pies y 6 pulgadas. Pero la falta de honores individuales, lo mejor que hizo fue dos veces quinto para el Trofeo Hart, lastimó su caso.

Dale un par de años: Johnny Gaudreau, LW

A pesar de un Johnny Hockey, un jugador con 0,96 puntos por juego y 445 puntos en 464 juegos en siete temporadas está en Calgary. Al igual que Fleury, tiene esta cualidad trascendente del cuarto cuadrante, y uno podría argumentar que durante algunas temporadas tiene un argumento para el cuadrante 3 como el ala superior izquierda en el oeste.

Candidato principal: Rod Brind & # 39; Amour, C

Si Guy Carbonneau estuvo allí la temporada pasada, ¿cómo puede mantener alejado a Rod The Bod? El actual entrenador en jefe de los huracanes ganó el Selke dos veces y Carbonneau tres veces. También destruyó las estadísticas de Carbonneau: 1.184 puntos en 1.484 juegos a 663 puntos en 1.318 juegos para Carbonneau. También tuvo 18 puntos en la Copa Stanley de Huracanes de 2006. Este es el séptimo año de financiación. ¿Será su último año de espera?

Para debate: Pat Verbeek, RW

Utilizamos nuestro código de trucos de Hartford Whalers aquí. El "Little Ball of Hate" original anotó 192 goles con la Ballena en 1923, como parte de una carrera en la que anotó 522 goles en 1.424 juegos. Ganó una Copa Stanley con Dallas en 1999. Sus goles lo pusieron en una sociedad rara llena de miembros del Salón de la Fama, pero nunca tuvo la menor idea de un gran premio.

Dale unos años: Sebastian Aho, C

Los huracanes tienen algunos jugadores que vale la pena ver, incluidos los defensores Dougie Hamilton y Jaccob Slavin, y los delanteros Andrei Svechnikov. Pero cuatro años después de su carrera en la NHL, Aho tiene 263 puntos en 310 juegos, incluidos 38 goles esta temporada.

Principales candidatos: Marian Hossa, RW; Patrick Kane, RW; Duncan Keith, D; Jonathan Toews, C

Cuatro pilares de las carreras de la Copa Stanley de los Blackhawks deberían entrar al salón antes (en el caso de Hossa) o más tarde. Hossa, un candidato de primer año, tiene la temporada regular (525 goles de carrera y 1,134 puntos de carrera, playoff (89 puntos en 110 juegos de playoff) e internacional (28 puntos en 19 juegos olímpicos). Fue a la final de la Copa Stanley cinco Kane estaba en camino a 500 goles, 389 a 31. Keith era una máquina: 1.138 juegos de carrera, dos Trofeos de Norris y un Conn Smythe. Toews también tiene un Conn Smythe. Mientras que los números de su carrera son una disminución de los demás el nivel de prestigio e influencia que tuvo, una trampa para los votantes del Salón, especialmente cuando se trata del estado de emergencia canadiense en el juego internacional. No hay prohibición total, pero suponemos que estará allí.

Desde la NHL desde En pausa el 12 de marzo, la liga y la asociación de jugadores desarrollaron un formato de regreso al juego con 24 equipos.

Detalles sobre el plan de regreso al juego »
• Últimas actualizaciones del NHL »
• Al igual que el diseño de lotería wi l l trabajo »

Para debate: Jeremy Roenick, C; Doug Wilson, D

Wilson ha sido elegible para participar desde 1996. Ganó el Trofeo Norris con Chicago en 1982 y fue el cuatro finalista por el premio tres veces más. Sus números ofensivos se encuentran entre los más grandes entre los defensores: un promedio de 0.81 puntos por juego, que ocupa el octavo lugar entre los defensores con al menos 657 juegos jugados. Fue un modelo de persistencia durante aproximadamente 11 temporadas. Pero en su día, había defensores, incluidos Ray Bourque, Paul Coffey y Rod Langway, que eran una sombra mejor. En cuanto a Roenick, conoces el ejercicio: lo de la "gloria" es innegable. Su promedio de 0.892 puntos por juego lo lleva al miembro del Salón de la Fama Joe Nieuwendyk. Pero no hay premios ni campeonatos.

Dale un par de años: Stan Bowman, GM

Bowman construyó una dinastía en la era del Cap en la que tuvo que arrojar el coraje de su primer equipo ganador de la copa y convertirlo en uno um quien ganó dos veces más. Si es capaz de construir otro ganador de copa o ganador, en Chicago o en otro lugar, ¿podría haber un caso en el Salón de la Fama?

Candidato principal: Nathan MacKinnon, C

En este punto, habría que decir que estaba en camino. MacKinnon acaba de terminar su tercera temporada consecutiva con 90 puntos y ha liderado la liga en tiros a puerta en las últimas dos temporadas. Ganó el concurso y debería ser finalista del Hart Trophy por segunda vez esta temporada. Y solo tiene 24 años.

Para debate: Adam Foote, D

El Hockey Hall of Fame rara vez ofrece espacio para jugadores especializados. Clark Gillies como Resident Enforcer for the Islanders es uno de los pocos. Foote nunca anotó más de 31 puntos, nunca fue considerado para un equipo Norris o All-Star. Pero fue una selección olímpica dos veces y ganó el oro en 2002. También fue la columna vertebral defensiva de dos equipos de la Copa Avalanche. ¿Un defensor garantiza la inmortalidad y, de ser así, se lo merece Foote?

Dale un par de años: Mikko Rantanen, RW

El extremo Avalanche ha sido un punto por jugador en las últimas tres temporadas y tiene 250 puntos en sus primeros 281 juegos. Si continúa trabajando con MacKinnon, está en un camino sólido.

Candidato principal: Rick Nash, LW

Nash se retiró parcialmente debido a una serie de conmociones cerebrales. y solo tenía 33 años en su última temporada. Tuvo 805 puntos en 1,060 juegos, incluidos 437 goles sobresalientes, tantos como Pavel Bure. Nash ha puesto números increíbles en algunos equipos realmente terribles de los Blue Jackets.

Para debate: John Tortorella, entrenador

Torts tiene 655 victorias en 1,327 partidos de carrera, incluido un campeonato de la Copa Stanley con el Tampa Bay Lightning en 2004. En otras palabras, es solo 45 victorias de 700 en su carrera, un punto de referencia raro que solo otros ocho entrenadores en la historia de la NHL han logrado, aunque seis de ellos fueron contemporáneos de Tortorella. Gracias, revisó las reglas de tiempo extra!

Dale unos años: Seth Jones, D

Tiene 25 años y encuentra su paso como uno de los mejores defensores generales de la NHL. En algún momento habrá un Trofeo Norris en su futuro después de que terminó cuarto en 2018 para el premio.

Candidato principal: Jere Lehtinen, RW

Lehtinen ganó el Selke tres veces como extremo y fue finalista por cuarta vez. Incluso sus números ofensivos en general no fueron malos con 514 puntos en 875 juegos de carrera con las estrellas. Ganó la Copa Stanley y jugó en cinco equipos olímpicos para Finlandia. Existe cierto debate sobre si la inducción de Guy Carbonneau ha abierto la puerta a otros ases defensivos. Si es así, Lehtinen está en la parte superior de la lista.

Para debate: Joe Pavelski, C; Corey Perry, RW

Dos estrellas de primer año con números similares: Pavelski tiene 369 goles en 1,030 juegos y Perry tiene 377 goles en 1,045 juegos. La gran diferencia, por supuesto, es que Perry tiene un título de la Copa Stanley, doble oro olímpico y un trofeo Hart en su libro mayor.

Dale unos años: Miro Heiskanen, D

A los 20 años, el finlandés ya es uno de los mejores defensores de su tiempo. Pero es solo el año 2.

Candidato principal: Pavel Datsyuk, C

Somos más altos en Datsyuk que otros. Su candidatura es muy similar a la de Bergeron. Tuvo tres victorias consecutivas en el Trofeo Selke y fue seis veces finalista como prototipo de delantero defensivo. Tiene dos anillos de la Copa Stanley. Promedió 0.98 puntos por juego, pero tuvo un rendimiento inferior a su carrera por 1,000 puntos antes de pasar al KHL. ¿Su explosividad ofensiva compensa esta falta de estadísticas llamativas?

Para debate: Henrik Zetterberg, C

Zetterberg ha bloqueado dos cuadrantes: sus contribuciones a Red Wings, con las que jugó 1,082 juegos y tuvo 960 puntos, ganó Conn Smythe en 2008. Pero nunca tuvo el respeto por el juego defensivo que merecía durante su carrera cuando jugó en Steve Yzermans y luego en la sombra Selke de Datsyuk.

Dale unos años: Dylan Larkin, C

Esta temporada con 32 goles en 2018-19 mostró algunas ventajas ofensivas significativas. Cumplirá 24 años en julio y, con suerte, estará rodeado de jugadores que pueden ayudarlo a cumplir esa promesa en Detroit.

Candidato principal: Connor McDavid, C

Cuando visitamos este tema en 2017 y McDavid al igual que Los cuadrantes satisfechos 3 y 4 se describieron como un "gran salto en la fe". Hagamos un salto aún mayor: con 469 puntos en 351 juegos, el tercer mejor promedio en la historia de Oilers (1.34) y dos títulos de puntuación, McDavid cumplió con los requisitos para el Cuadrante 1. Con un Hart Trophy y un Lindsay, McDavid está en camino de llegar al Cuadrante 2, a pesar de que los Oilers solo lo destacaron después de la temporada. Un buen argumento para la parte de atrás del pub: si McDavid tuviera que retirarse mañana, ¿será incluido en el Salón de la Fama durante estas brillantes primeras cuatro temporadas?

Para debate: Kevin Lowe, D [19659002] Fue la columna vertebral de seis equipos del campeonato de la Copa Stanley, incluidos cinco con los Oilers dinásticos, que ya han producido seis miembros del Salón de la Fama. Wayne Gretzky lo quiere en el pasillo y hay un caso para él. ¿Pero el salón ha honrado a suficientes jugadores de la dinastía Oilers donde Lowe es el límite?

Dale unos años: Leon Draisaitl, C

Ahora que ha demostrado que puede ser su propia estrella de la misma fuerza, mientras trabaja con McDavid en el juego de poder, escribe Draisaitl su propia leyenda, con temporadas consecutivas de 105 o más puntos y a un año de 50 goles. Tal vez después de mucha especulación sobre si podría asumir el papel, los Oilers encontraron el Messier para Gretzky de McDavid.

Candidato principal: Joel Quenneville, entrenador

El entrenador Q tiene 925 victorias en su carrera, solo superado por Scotty Bowman en la historia de la NHL. Lideró a los Blackhawks de Chicago a una dinastía moderna de tres Copas Stanley en seis temporadas y ganó el Jack Adams en 2000 con los St. Louis Blues. Una cerradura para el pasillo.

Para debate: Roberto Luongo, G

Solo tiene derecho a hacerlo en 2022. Dada la inconsistente historia del Salón de la Fama con los candidatos a porteros, como en, no lo hacen. Anclar a muchos, eso podría darle un descanso a Luongo. Entonces recuerde que este es un portero que es tercero en victorias (489), segundo en juegos jugados (1,044), segundo en tiros contra (30,924) y desfiles (28,409), mientras que noveno (0,919) en porcentaje de ahorro . Ah, y literalmente todos lo aman. Es difícil llamar a un portero prohibido, especialmente uno que no ha ganado una Vezina, pero el sitio web oficial de la NHL ya ha discutido si lo hará en la primera votación.

Dale un par de años: Sergei Bobrovsky, G

Bobrovsky actualmente se ve fuerte en tres de los cuatro cuadrantes, con 278 victorias en 507 juegos y una carrera de 0.917 por ciento en una cada vez más ofensiva Era. Pero son estas dos victorias de Vezina las que realmente lo hacen hablar. Solo Brodeur y Thomas habían ganado el premio dos veces desde 2000.

Principales candidatos: Drew Doughty, D; Anze Kopitar, C

Estos son dos casos fuertes del Salón de la Fama, a pesar del reciente cambio en la riqueza de su equipo. Kopitar es probablemente un jugador de cuatro cuadrantes: 950 puntos en 1,073 juegos, junto con sus dos victorias Selke. El Cuadrante 2 completó sus 46 puntos en 46 juegos de playoffs durante sus dos victorias en la Copa Stanley. Doughty ha cumplido los cuadrantes 2, 3 y 4, pero no tiene el mismo rendimiento ofensivo que algunos de sus colegas. Sus números, que están cayendo a la edad de 30 años, son motivo de preocupación, pero por otro lado, ha jugado en algunos equipos terribles. Pero seamos sinceros: no hay muchos jugadores nacidos en Canadá que hayan sido celebrados como Doughty en la última década. No hay razón para suponer que esto no puede transferirse a su candidatura de Salón hasta que sus números continúen rascando.

Para debate: Jonathan Quick, G

Quick tuvo una carrera dominante. Probablemente fue el mejor portero de la NHL en la temporada 2011/12, con 0.929 por ciento de ahorro y alrededor de 28 ahorros por encima del promedio. Perdió la Vezina ante Henrik Lundqvist, pero ganó el Conn Smythe y la Copa. Su carrera general de 2011 a 18 lo llevó a un nivel de élite, incluso si los jugadores y el sistema antes que él recibieron el mismo reconocimiento. Tiene 34 años y sus números están disminuyendo.

Dale unos años: The Field

Los Kings tienen el primer o segundo mejor grupo de prospectos en la NHL y son jugadores en el sorteo este verano. Solo apostaremos a que uno de ellos funciona bien.

Candidato principal: Ryan Suter, D

Desafortunadamente, The Wild son los mascarones de proa del "Salón de los muy buenos o simplemente buenos". Suter es un buen ejemplo de esto: un defensor estable, duradero y modesto que obtuvo buenos números ofensivos (588 puntos en 1,142 juegos) pero que solo fue un finalista de Norris una vez.

Para debate: Marian Gaborik, RW

Gaborik tuvo cierto prestigio como dinamo ofensivo y 407 goles en su carrera en 1,035 juegos durante su clímax. Sus 14 goles para los Kings durante su carrera en la Copa Stanley 2014 lideraron la temporada baja y fue fuerte en el juego internacional para Eslovaquia. No es el peor de los casos, sino un caso.

Dale un par de años: Eric Staal, C

Su tardío resurgimiento en la naturaleza lo trajo de vuelta a la conversación sobre cómo pretende hacer 436 objetivos de carrera y 1,021 puntos de carrera, ambos entre los activos. Jugadores en octavo lugar. Sus 28 puntos en 25 juegos en la carrera de la Copa Stanley de los Huracanes también fueron una sala de levas de Conn Smythe. Será interesante ver dónde terminan estos números.

Candidato principal: Carey Price, G

Price tuvo una temporada increíble en la que ganó Hart y Vezina en 2014-15, una hazaña rara para un portero. Tiene el respeto de sus colegas y algunos números sólidos: quinto en victorias (301) y tercero en porcentajes seguros (0.918) en la última década. La gorra de portero en interiores limita sus posibilidades, pero la reticencia de Canadá al oro olímpico en 2014 y al Campeonato Mundial de Hockey sobre hielo en 2016 sin duda respaldan su caso.

Para debate: Shea Weber, D

Weber nunca ganó el Norris – ¡gracias, Nicklas Lidstrom y Erik Karlsson! – Pero tiene 570 puntos en 990 juegos y fue considerado uno de los mejores defensores de su tiempo. Tiene dos medallas de oro olímpicas con el equipo de Canadá y una en el mundo junior. Teniendo en cuenta que el comité de selección del Salón de la Fama ha demostrado la capacidad de penetrar profundamente en el grupo de defensores candidatos, Weber podría estar realmente por delante de su compañero de equipo Price en esta lista.

Dale un par de años: Claude Julien, entrenador

Se espera que Julien se siente detrás del banco de los canadienses a medida que crecen para ser un competidor, lo que significa 700 Las victorias están a la vista. Actualmente tiene 658 victorias, un campeonato de la Copa Stanley y dos títulos en la Conferencia Este con los Bruins.

Candidato principal: David Poile, GM

El gerente general más exitoso en la historia de la NHL, en términos de éxito de la temporada regular, aún no está en el Salón de la Fama del Hockey. Se espera que esto cambie algún día, especialmente si su padre Bud Poile ya está allí. El comité de selección ama un legado.

Para debate: Pekka Rinne, G

Como cuatro veces finalista de Vezina que ganó el premio 2018, Rinne ganó 359 de 659 juegos y tiene un ahorro de carrera de .917 por ciento. Uno de los mejores porteros de su tiempo, pero con Lundqvist y Luongo probablemente delante de él, ¿Rinne hará el corte algún día?

Dale un par de años: Roman Josi, D [19659002] Josi finalmente obtiene el reconocimiento por su sólido juego completo, que lo llevará a su primera nominación a Norris y posiblemente a una victoria esta temporada. Tiene 30 años y puede acumular 413 puntos en 632 juegos de carrera.

Candidato principal: Patrik Elias, LW

Uno de los principales casos de prueba del "Salón de los muy buenos". Elias tuvo 1,025 puntos en 1,240 juegos de carrera, incluida una temporada 2000-01 con 40 goles y 96 puntos, en la que fue el mejor jugador de NHL Plus 45. Esta temporada fue sexto para el Hart, y ese es el problema: Elias nunca ganó un premio NHL, y esta temporada fue su única selección de equipo estelar después de la temporada. Números increíbles, pero su carrera de 14 años con los Devils lo hizo corto en los cuadrantes 3 y 4.

Para debate: P.K. Subban, D

Bueno, el Cuadrante 4 es obvio porque pocos jugadores en la carrera de Subban en la NHL pueden reclamar su omnipresente fama. Sus tres nominaciones a Norris, y una victoria, de 2012 a 18 lo convierten en uno de los 3 mejores jugadores en su posición. Con 426 puntos en 713 juegos, Subban fue un jugador agresivamente productivo. Sus números han disminuido significativamente en las últimas dos temporadas, pero solo tiene 30 años.

Dale un par de años: Jack Hughes, C

Mira, Vincent Lecavalier también tuvo una mala temporada de novato y llegó a marcar 421 goles en la NHL. Es cierto que probablemente no sea un miembro del Salón de la Fama, pero entiendes: no juzgues una primera selección general de acuerdo con su temporada de apertura.

Candidato principal: Barry Though, entrenador

A pesar de que terminó la temporada 2019-20 con 845 victorias, solo cuatro detrás de Ken Hitchcock por tercera vez en la historia de la NHL. Fue uno de los entrenadores más respetados en la NHL antes de ganar 205 de 328 juegos con los Washington Capitals, incluida la Copa Stanley. Él todavía está trabajando en su magia en la isla. Es difícil imaginar que algún día no estará en el pasillo.

Para debate: Zigmund Palffy, RW

En nuestra opinión, Alex Mogilny es un miembro del Salón de la Fama. ¿Sabes quién más tuvo un promedio de 1,042 puntos por juego para su carrera? Eso sería Palffy con 713 puntos en 684 juegos. Eso fue 329 goles. Su carrera desde 1995 hasta & # 39; 98 trajo 136 goles. No hay premios ni campeonatos de la NHL.

Dale un par de años: Mathew Barzal, C

Tiene 207 puntos en sus primeros 234 juegos de la NHL y es sin duda uno de los mejores jugadores dinámicos de la liga. Keine Wahrheit zu dem Gerücht, dass wir ihn hier einbeziehen, um seinen eingeschränkten Preis für freie Agenten zu erhöhen.

Spitzenkandidat: Henrik Lundqvist, G

Ein Vier-Quadranten-Kandidat. Ein fünfmaliger Vezina-Finalist mit einem Sieg, der 459 Karriere-Siege und eine prozentuale Karriereersparnis von 0,918 erzielt. In acht seiner ersten neun NHL-Spielzeiten erzielte er zweistellige Tore. Er stoppte die Schweden auf olympisches Gold und Silber, auch wenn die Rangers keinen Stanley Cup für ihn gewinnen konnten. Zumindest noch nicht.

• Kaplan: Der perfekte Stürmer »
• Peters: Der perfekte Verteidiger»
• Wyshynski: Der perfekte Torwart »
• Peters: Bester Entwurf nach Geschick»

Zur Debatte: Mike Richter, G

Können zwei monumentale Ereignisse einen Spieler in die Hall of Fame treiben? Richter stoppte die Rangers 1994 zu ihrem ersten Stanley Cup seit 54 Jahren. Anschließend stand er auf dem Kopf, um die USA 1996 zum Sieg bei der Eishockey-Weltmeisterschaft gegen Kanada zu führen und das Turnier MVP zu gewinnen. Er hatte auch eine solide NHL-Karriere mit einem Rekord von 301-258-73. Der Kanadier Paul Henderson hatte einen großartigen Hockey-Moment und wird ständig für die Halle erwähnt. Richter hatte zwei und tut es nicht. Ich frage mich, warum das so ist …

Geben Sie ihm ein paar Jahre: Artemi Panarin, LW

Er hat 415 Punkte in seinen ersten 391 Spielen, was einer Karriere von 1,06 Punkten pro Spiel entspricht. Er gewann den Calder gegen Connor McDavid. Gewinnt er diesen Sommer seine erste Hart Trophy gegen Leon Draisaitl?

Spitzenkandidat: Daniel Alfredsson, RW

Der ehemalige Senatorenkapitän, einer der besten Botschafter der NHL während seiner Karriere, hatte 444 Tore (Nr 63 aller Zeiten) und 1.157 Punkte (Nr. 54 aller Zeiten) während seines 17-Jahres-Laufs mit Ottawa (und dieser anderen Saison in Detroit). Er gewann die Calder Trophy, obwohl keine andere Einzelhardware, und gewann olympisches Gold und Silber für Schweden. Andere mögen ihn in der Hall of Very Good haben, aber er hat einen Fall in der Hall of Fame.

Zur Debatte: Dany Heatley, LW

Die Hall of Fame hat die Fähigkeit gezeigt, zu ehren Spieler für heiße Abschnitte ihrer Karriere, auch wenn ihre allgemeinen Karrierestatistiken nicht für Unsterblichkeit sprechen. Heatleys 219 Tore von 2005 bis '10 waren in dieser Zeit Dritter nach Alex Ovechkin und Ilya Kovalchuk. Er hat nicht wirklich ein vollständiges Argument für eine Kandidatur, aber dieser Lauf war unglaublich.

Geben Sie ihm ein paar Jahre: Brady Tkachuk, LW

In seinen ersten 142 Spielen 89 Punkte zu erzielen Ein solider Start für den jungen Stürmer. Obwohl wir feststellen werden, dass die Halle noch nicht ganz freundlich zu Tkachuks war.

Spitzenkandidat: Tim Kerr, RW

Dave Andreychuks Einführung machte das Wort sicher für Leute, die "Müll" -Tore erzielen. Dies ist die verleumderische Bezeichnung für Spieler, die ihr Wohlbefinden opfern, um im Slot zu campen. Kerr war einer der besten Spieler, und nur wenige Spieler in der NHL-Geschichte können seinen Lauf von 1983 bis 1989 erreichen: vier aufeinanderfolgende Saisons mit 50 Toren und 272 Toren, ein Lauf, der von manchen als Produkt der 1980er Jahre zu leicht abgetan wird. Der Puck muss noch ins Netz. Leider kein Hauch einer großen Auszeichnung für Kerr, dessen Karriere mit 33 mit 370 Toren endete.

Zur Debatte: Claude Giroux, C

Er hat 815 Punkte in 889 Spielen während seiner 13 seasons with the Flyers. He finished top-four for the Hart three times, making it as a finalist once. He doesn't meet the requirements of quadrants 2 and 4, although former Flyers coach Peter "he's the best player in the world" Laviolette probably would argue he fulfills quadrant 3.

Give him a few years: Carter Hart, G

He has won 40 of his first 70 NHL games, and 2019-20 was a breakout season for him. He would be a lock for the Hall if the Flyers played every game at home, where he's 31-12-3 with a .928 save percentage for his career.

Top candidates: Sidney Crosby, C; Evgeni Malkin, C; Patrick Marleau, C; Jaromir Jagr, RW

Jagr is second all time in career points (1,921), third in goals (766) and third in games played (1,733). Crosby is rapidly climbing both lists and is sixth in NHL history in points-per-game average (1.28), while being considered the best player in the world during a career that has seen him collect championships and awards like they're hockey cards. Malkin has the stats, the team impact and the prestige. The only quadrant that's not a slam dunk is the fourth one, which is one reason the NHL (incorrectly) left him off its Top 100 of all time list. As for Marleau, who is now a Penguin if you'll recall, he has 562 career goals. Despite questions about his impact and postseason performance, no one has scored more and not gotten into the Hall, active players notwithstanding.

Emily Kaplan and Greg Wyshynski take you around the NHL with the latest news, big questions and special guests every episode. Listen here »

Up for debate: Tom Barrasso, G

What an interesting career for the American goaltender: 369 wins in 777 games, winning the Calder and the Vezina in his rookie season with Buffalo. He'd go on to be a five-time finalist for the award. He's best known for being the Grant Fuhr for the Penguins' back-to-back Cups in 1991 and 1992; overshadowed by the team's offensive stars, but rock solid when he needed to be in the postseason, especially in that first run.

Give him a few years: Kris Letang, D

He's 33, which means his best shots at the Norris Trophy are probably behind him. But if Letang can win one, it could change the conversation around a player who does have some strong individual numbers (537 points in 808 games) in his favor.

Top candidates: Erik Karlsson, D; Joe Thornton, C

Thornton is a first ballot Hall of Famer. He won the Hart and the Art Ross in 2005-06, and established himself as one of the best playmakers in NHL history during his 22-year career, as he's seventh all time in assists (1,089). Karlsson's Hall of Fame case is his incredible run from 2011 to '17, which included two Norris Trophy wins, and for being one of the best offensive defensemen in NHL history: His 0.82 points-per-game average is tied for eighth in NHL history for defensemen, with Hall of Famer Phil Housley. Injuries have impacted him lately, but he's still producing when healthy. Internationally, Thornton has Olympic gold, and Karlsson won silver.

Up for debate: Evgeni Nabokov, G

One of the more underappreciated goalies in the past 20 years, Nabokov had 339 wins in 697 games, finishing in the top five of the Vezina voting five times (although never winning). He was never the best goalie in the NHL but was certainly in the top five for a good chunk of his career. But that's not exactly a solid Hall of Fame case, and neither is losing your gig to Vesa Toskala.

Give him a few years: Brent Burns, D

Burns is creeping up the all-time defensive scoring leaders board, at 694 points in 1,113 games. That Norris Trophy win in 2016-17 bolsters his case, as does the fact that he has been a shot-generating machine for the better part of seven seasons. But the knock on Burns being a one-dimensional player — which carries over from his time at forward in Minnesota — is a drag on him. Burns is 35 and had a tough 2019-20 but could make things interesting with a few more productive offensive seasons.

Top candidate: Keith Tkachuk, LW

His 538 career goals — including back-to-back 50-goal seasons in the thick of the dead puck era — are an undeniably impressive number, as are 1,065 career points in 1,201 career games. But unlike his former teammate Jeremy Roenick, he doesn't have that fourth quadrant filled. A great player, just not a transcendent one.

Up for debate: Ryan O'Reilly, C

He finally broke through with a Selke win and a Conn Smythe for the Cup-winning Blues last season, in a career that has seen him score 560 points in 804 games. If he goes on a Bergeron-esque run of defensive player awards, there's a lane for him to the Hall. Not a wide one, though, at this point.

Give him a few years: Vladimir Tarasenko, RW

Being limited to 10 games this season didn't help, but 214 goals in 507 games for the 28-year-old put him on track to score a considerable amount more of them by the end of his playing days.

Top candidate: Steven Stamkos, C

Stamkos has 422 goals in 803 NHL games, and he won the Rocket Richard Trophy twice. Injuries are a concern, but that might just end up making Stamkos a contender in the tradition of a Pavel Bure or Paul Kariya, making the most in a limited run: At 0.53, he has the 17th-best goals-per-game mark in NHL history.

Up for debate: Victor Hedman, D

Hedman won the Norris in 2018 and was a finalist in three straight seasons. Like Stamkos, he's a pillar of the Lightning's foundation since he was drafted. He's third in points (404) for defensemen since his breakout season in 2012-13. There have been a lot of great defensemen in the past decade, and Hedman is near the top of the list.

Give them a few years: Nikita Kucherov, RW; Andrei Vasilevskiy, G

Kucherov is rocketing up the goal-scoring ranks, with 221 of them in his first 515 games played. His 128-point, MVP season in 2018-19 cemented him as one of his era's most dominant offensive talents. Vasilevskiy led the league in wins for the past three seasons, and captured his first Vezina last season. At 25, he is without question a goalie to watch over the next several years, considering how good the team in front of him is.

Top candidate: John Tavares, C

He's building a strong case with 345 goals and 769 points in only 814 career games. He was a two-time Hart finalist for the Islanders and won Olympic, world junior and World Cup gold with Team Canada. We'd say he has quadrants 1 and 3 locked down, and could easily nail down the other two if he ends up leading the Leafs to a Stanley Cup. Heck, they might waive the waiting period for the Hall if he pulled off that miracle.

Up for debate: Curtis Joseph, G

We're going to cheat a little on this one, because CuJo played more games (280) with the Blues than with the Leafs (270), even though he had one more win (138) in Toronto. We'd say his fame reached its apex with the Leafs, during a run of three straight 30-win seasons. Joseph has the stats case for the Hall of Fame: seventh in career wins (454), sixth in games played (943). What he lacks is the impact. Joseph never won a Vezina Trophy (despite being in the top four five times) nor a Stanley Cup. To date, Ed Giacomin is the only Hall of Fame goalie not to have won a Cup.

Give him a few years: Auston Matthews, C

With 285 points in his first 282 games, including a 47-goal season in 2019-20 at 22, we'd say that Matthews is very much on pace to end up with a Hall-worthy career at this juncture. And like with Tavares, if that career includes him leading the Leafs to the Stanley Cup and, like, winning the Conn Smythe? He might get his own wing at the Hall.

Top candidates: Daniel Sedin, RW; Henrik Sedin, C

The twins are first-year eligible in 2021. Logic would dictate that the Hall of Fame would induct both in the same class; alas, the Sedins have said they don't want to be on the same plaque, even if they totally should be. Of course, the Hall could go full chaos mode and induct Henrik — who has a Hart Trophy win and more career points (1,070) — while leaving Daniel to wait. Which would be cruel but hilarious.

Up for debate: Markus Naslund, LW

For a three-season stretch, Naslund was the best left wing in the NHL: scoring over 40 goals annually from 2000 to '03, culminating in a 104-point season that saw him win NHLPA player of the year honors and finish second to Peter Forsberg for the Hart. His overall numbers — 869 points in 1,117 games — fall short of the Hall standard, but he has quadrant 3 locked down.

Give him a few years: Elias Pettersson, C

We're two seasons into this guy's NHL career and he has 132 points in his first 139 games. Last season, he won the Calder. This season, he generated MVP buzz. The sky's the limit for Pettersson.

Top candidate: Marc-Andre Fleury, G

Flower's 466 wins put him fifth all time in the NHL. His career numbers (.913 save percentage, 2.57 goals-against average) aren't exactly immortal level. He has three Stanley Cup rings, although he was the clear-cut starter only for the first one. But Fleury is also a beloved figure off the ice, and there's no denying that his MVP-level performance in the Golden Knights' inaugural season powered one of the most unpredictable conference champions in NHL history.

Up for debate: Max Pacioretty, LW

The scoring winger had a four-season run in Montreal where he tallied 141 goals. He's at 280 goals for his career, after a resurgent 32-goal season in Vegas. He turns 32 in November.

Give him a few years: Mark Stone, RW

The rest of the hockey world has finally caught up to the analytics community in understanding that Stone is awesome. He broke 20 goals for the seventh straight season and continues to defend on an elite level. He has 385 points, including 149 goals, in 449 career games, and at 28, he's entering his prime production years.

Top candidate: Alex Ovechkin, LW

A first-ballot lock already, with 706 goals and 1,278 points to go with a case of trophies: Three Harts, three Lindsays, a Calder, a Conn Smythe, an Art Ross and nine goal-scoring titles. One of the greatest players of all time, with a shot at catching The Great One in goals.

Up for debate: Peter Bondra, RW; Sergei Gonchar, D

Ultimately, Bondra's inability to secure an NHL award or a championship drags down his individual accomplishments, but 503 goals in 1,081 games — including four seasons over the 45-goal mark during the dead puck era — are notable. Gonchar played 1,301 games and amassed 811 points. He won the Stanley Cup with Pittsburgh in 2009. A great defenseman who finished in the top five for the Norris Trophy four times … but maybe not one of the greatest.

Give them a few years: Nicklas Backstrom, C; Ilya Kovalchuk, LW

At 927 points, Backstrom is closing in on the 1,000-point mark quickly. Another Stanley Cup win for the Capitals could cement his candidacy, but that "fame" component is missing. Perhaps Backstrom ends up becoming the next Sergei Zubov: great numbers, a part of winning teams but underappreciated in his time. As for Kovalchuk, he has 443 goals in 926 games, ranking him fifth among active players. One of the most dominant offensive players of his era, but his KHL sabbatical has left him short of that magic number of 500 goals. Does he have enough left to get there?

Top candidate: Paul Maurice, coach

Don't look now, but Maurice is seventh all time in coaching wins, with 732 in 1,600 career games. But one Eastern Conference title with Carolina and zero Stanley Cups is a bit of an issue.

Up for debate: Blake Wheeler, RW

Wheeler has always had sneaky great numbers: The 33-year-old is up to 761 career points and 264 goals in 931 games. It's a candidacy with room to grow, but some kind of hardware — individual or otherwise — is a necessity.

Give him a few years: Mark Scheifele, C

The 27-year-old has 444 points in his first 519 career games, and his consistency speaks to the kind of career that'll end with some gaudy totals. But it's the impact on which we're left waiting at this point.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *