Estados Unidos acusa a colombianos de conspiración para asesinar al presidente de Haití


Mario Palacios fue extraditado de Panamá a Estados Unidos el martes, dijo el Colombian National Place en un comunicado.

Palacios fue uno de los pocos sospechosos que escapó del país después del asesinato de Moisés. Finalmente terminó en Jamaica, donde fue arrestado por las autoridades por ingresar ilegalmente al país. Se desconoce cómo Palacios huyó de Haití.

El martes, Palacios fue deportado de Jamaica a su país de origen cuando fue interceptado durante una escala en Panamá, según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ). Luego fue extraditado de Panamá a Miami, dijo.

«Los tres países (Panamá, Colombia y Estados Unidos) estuvieron en contacto permanente para coordinar esta deportación y ayer la última extradición a Estados Unidos», dijo el General Jorge Luis Vargas Valencia, Director General de la Policía Nacional de Colombia.

Palacios compareció en un primer juicio el martes en el sur de Florida, donde se presentó la denuncia penal en su contra, según el comunicado del Departamento de Justicia.

El hombre de 43 años fue acusado de conspiración para cometer asesinato o secuestro fuera de los Estados Unidos «y de brindar asistencia material con resultado de muerte porque sabía o tenía la intención de que dicha asistencia material se utilizaría para preparar, llevar a cabo o llevar a cabo la conspiración». matar, o «secuestrar», dice el DOJ.

El abogado de Palacios, Alfredo Izaguirre, dijo a CNN el martes que su cliente «probablemente se declare inocente» en una audiencia previa al juicio a finales de este mes, «pero no puedo confirmar eso».

Un invitado sostiene una foto del comido presidente haitiano Jovenel Moise durante una ceremonia en el Museo Nacional del Panteón en Puerto Príncipe, Haití, en julio pasado.

Se dice que Palacios perteneció al grupo de atacantes que irrumpieron en la casa privada de Moise en una zona acomodada de Puerto Príncipe en las primeras horas de la mañana del 7 de julio, matando al presidente e hiriendo a su esposa Martine.

Decenas de personas estuvieron involucradas en la muerte de Moise, incluidos 26 colombianos y dos haitianos, según las autoridades.

Lo que sucedió exactamente en la casa del presidente y quién provocó el ataque es el foco de varias investigaciones en las que estuvieron involucradas autoridades locales así como agentes de alto rango de Estados Unidos y Colombia.

Altos funcionarios extranjeros, incluidos miembros del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el jefe de inteligencia de Colombia, visitaron Haití después de la muerte de Moise.

La Policía Nacional de Colombia dice que la información preliminar sugiere que Palacios trabajará con las autoridades estadounidenses en su investigación.

Palacios se sentó en el dormitorio del presidente la mañana de su muerte y le dijo al semanario colombiano Semana en agosto pasado: «No sé quién lo mató (Moise) porque cuando yo llegué ya estaban los comandantes Yepes y Romero».

Palacios le dijo a Semana que el presidente ya estaba muerto cuando llegó al lugar.

“No sé quién lo mató. Les hablo desde el fondo de mi corazón, sobre mi familia y mis hijos ”, dijo.

Según el DOJ, Palacios enfrenta cadena perpetua si es declarado culpable.

Martine Moise le dijo a CNN en agosto que ella y su esposo se refugiaron en su habitación en el momento del ataque, solo para abrir la puerta minutos después cuando los disparos rasgaron el aire y los alcanzaron.

«Era alrededor de la una de la madrugada cuando comenzó el tiroteo … No era nada pequeño, era el sonido de armas automáticas», dijo.

Boca abajo y sangrando, Martine recordó haber adivinado alrededor de una docena de hombres hurgando en la habitación buscando algo.

«Vinieron a buscar algo porque les oí decir: ‘No es eso, no es eso, ahí está’, lo que significa que encontraron lo que buscaban», agregó.

Ella dijo que un atacante se acercó a su esposo, ileso en ese momento, e hizo una llamada describiéndolo en la línea antes de dispararle.

A pesar de múltiples arrestos en Haití, Palacios sigue siendo el primer acusado en relación con el asesinato de Moise.

CNN habló en exclusiva con cinco de los sospechosos detenidos en la Penitenciaría Nacional de Haití en Puerto Príncipe en diciembre.

Insisten en que no fueron responsables de la muerte del presidente, pero se negaron a responder más preguntas porque no tienen representación legal y temen por sus vidas.

«Éramos unos idiotas útiles para otra persona», dijo uno de los hombres. «Pero no cometimos este crimen».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *