El amor está en el aire: ¿por qué no podemos tener suficiente de los reality shows románticos? TV y radio


T En su verano, Netflix se adhiere al viejo televisor diciendo: "No está roto, se reproduce sin cesar en un formato ligeramente diferente hasta que lo esté". Después del éxito fuera de control de Love Is Blind y la vergüenza viral de Too Hot to Handle, el servicio de transmisión bombardea a los espectadores con románticos reality shows. Mañana llega Say I Do, una serie en la que las parejas se casan en sus sorprendentes bodas de ensueño, similar a BBC Three & # 39; s Don & # 39; s Don & # 39; t Don the # Bride; Indian Matchmaking se emitirá el 16 de julio después de que la consejera matrimonial Sima Taparia y sus clientes, mientras que Love on the Spectrum, un documental de cuatro partes que sigue a adultos jóvenes con autismo en busca de amor, comenzará el 22 de julio. [19659003] Sin embargo, los lanzamientos recientes de Netflix están lejos de sobreestimar nuestra capacidad de ver el romance y parecer inteligentes. A pesar de la supuesta falta de amor de los Millennials (más de la mitad de nosotros no estamos casados), parece que no podemos tener suficiente en la televisión. Los espectáculos sobre el amor son, en un sentido extraño, las comedias románticas de mi generación. Estos son espectáculos llenos de momentos tiernos, malentendidos y travesuras, pero a menudo menos preocupados por los fines felices: la mayoría de los programas más populares tratan tanto de destruir el amor como de encontrarlo.

Cuando se trata del amor televisivo Las separaciones son una parte tan integral del género como los maquillajes. Tal vez es por eso que ha habido una ola de programas ex-temáticos en la última década, desde BBC Three & # 39; s Eating With My Ex hasta Netflix & # 39; s Back With The Ex y MTVs Ex on the Beach. Los programas de citas siempre tienen su parte de drama, pero arrojar a un antiguo amante a la mezcla garantiza lágrimas, silencio incómodo y airear la ropa sucia. El amor también es más común que nunca en los formatos de programas de juegos, con programas como Dinner Date y el recientemente lanzado Take Me Out, que se ejecutó en ITV durante 11 series.

Con cada nuevo pedido, los productores aumentan el esfuerzo para satisfacer nuestra insaciable necesidad de caos. Blind Date fue una vez uno de los programas más populares en la televisión, pero la oferta relativamente simple fue cancelada después de dos series después del regreso de Channel 5 en 2017. Mientras tanto, ha habido series más controvertidas como Five Guys a Week, en las que los participantes tienen cinco posibilidades: los socios se quedan en casa cuando se encuentran a granel, y la atracción desnuda se vuelve más y más fuerte. Otros éxitos laterales fueron la serie recién creada "Part Performance, Part Blind Date" y Love in the Countryside, que siguió a siete singletons rurales y fue descrita por un autor de The Guardian como Islandia "Anti-Amor".





  Netflix & # 39; nuevo show Say I Do.



Netflix & # 39; nuevo programa Say I Do. Foto: cortesía de Netflix

El atractivo universal de muchos programas de citas es que ofrecen la posibilidad de que todo salga mal, que la fantasía del verdadero amor es solo eso. Nuestra fijación en el fracaso de las relaciones también explica el auge en el género del "experimento del amor", donde hay mucho en juego y las posibles humillaciones se queman en el formato. Casarse a primera vista, cuando los extraños hacen el nudo, es inherentemente caótico. Ver a un puñado de participantes entrar en asociaciones saludables y significativas es simplemente un acompañamiento bienvenido a lo que sirvió como el evento principal: amor no correspondido y parejas no coincidentes. En la casa del cónyuge, seis hombres y seis mujeres se mudaron a una casa para encontrar su vida. Las dos bodas filmadas en el programa terminaron en divorcio. En cuanto a Love Is Blind, la mayor sorpresa fue que una de las parejas incluso lo logró.

En lugar de esperar las grietas, los programas ahora, por supuesto, se enfocan con impaciencia en las relaciones en las que la disfunción ya está incorporada. La terapia de parejas está viendo cómo las parejas hacen todo lo posible para sacar sus alianzas al límite. Love After Lockup sigue a las personas cuando finalmente se encuentran con su prometido cuando salen de prisión, y el prometido de 90 días a menudo se enfoca en parejas extrañas que superan las barreras del idioma o alcanzan las brechas de vejez que solicitan una visa temporal o recibido y tiene 90 días para casarse. El potencial de Fallout es obvio. En una entrevista con el New York Times, Alon Orstein, una de las personas a cargo del programa, pareció confirmar la emoción detrás de escena al referirse a lo que parecía ser una pareja adecuada como "pareja", y se deduce que Las otras parejas en el programa probablemente fueron recogidas debido a la probabilidad de que todo saliera espectacularmente mal.

En comparación con muchos programas que dominan el panorama actual, las nuevas ofertas de Netflix son particularmente positivas (Say I Do es una producción ejecutiva del equipo detrás del furioso reinicio de Queer Eye del streamer). De hecho, todavía hay una serie de programas de citas que tienen mucho corazón. The Undateables considera que las citas por discapacidad son cálidas y matizadas, y usted siente que los productores de First Date están intentando activamente crear acoplamientos compatibles. Al igual que con el amor mismo, parece haber un programa de citas para todos. Y mientras que algunos espectadores adoran el amor y otros adoran verlo derrumbarse y arder, todos estamos locamente enamorados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *