Colegio electoral: las personas que finalmente eligen al presidente de EE. UU.


Por Sam Cabral
BBC News, Washington

Los votantes se reúnen para emitir su voto por el colegio electoral

Derechos de imagenimágenes falsas

La elección presidencial de Estados Unidos tuvo lugar hace cinco semanas, pero los votos que ungirán oficialmente al próximo presidente están a punto de emitirse.

Cuando los estadounidenses votan en las elecciones presidenciales, no están votando directamente por el presidente. De hecho, votas por un grupo de 538 «votantes» que componen el colegio electoral.

Los votantes emitieron su voto el lunes 14 de diciembre, después de que los 50 estados y el Distrito de Columbia confirmaron sus resultados electorales.

Vamos a presentar a algunos de estos votantes en un momento, dos estadounidenses comunes y uno más que todos conocen, pero primero nos gustaría recordarles cómo funciona todo.

¿Quién puede ser votante?

La Constitución de los Estados Unidos solo establece que los votantes no pueden ser miembros del Congreso o cualquier persona que actualmente ocupe un cargo federal. Entonces pueden ser:

  • Político jubilado – El ex presidente Bill Clinton emitió un voto por su esposa Hillary en 2016.
  • Funcionarios electos estatales y locales – El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, fue votante demócrata en 2016
  • Activistas de base, cabilderos u otras personalidades de un estado – Tenemos dos ejemplos a continuación
  • Conexión personal o profesional con el candidato – Donald Trump Jr.fue elector de su padre la última vez
Firma de mediosEl presidente de los Estados Unidos no es elegido directamente por el electorado, sino por el llamado colegio electoral.

¿Cómo se seleccionan los votantes?

Cada partido político con un candidato para la elección presidencial nomina o vota en su propio censo electoral en los meses previos al día de las elecciones. Los estados tienen sus propias reglas para votar por los votantes.

Aproximadamente en línea con la población, cada estado recibe tantos votantes como la legislatura en el Congreso de los Estados Unidos (representantes en la Cámara de Representantes y en el Senado).

Una vez que sabemos quién ganó el referéndum de un estado, sabemos qué partido nominará a los votantes para ese estado.

Los votantes son como sellos que formalizan la elección de su estado y, por tanto, suelen ser fieles seguidores de su partido.

¿Qué papel juegan los votantes?

Los votantes ya han prometido su apoyo a un candidato en particular, por lo que casi siempre votan como se comprometieron.

Eso cambió en 2016 cuando un número histórico de los llamados «votantes infieles», siete en total, votaron por candidatos distintos a los que se habían comprometido a apoyar (cinco contra Clinton, dos contra Trump). Fue la primera elección desde 1948 que contó con la presencia de más de un votante infiel.

Desde entonces, los estados han intentado endurecer sus reglas contra los votantes infieles, legislar para eliminarlos y hacer que se redacten sus votos si no votan según lo prometido, una medida respaldada por la Corte Suprema de Estados Unidos.

¿Qué pasará en 2020?

Con el respaldo de varios partidarios de alto perfil, el presidente Trump ha instado a los legisladores republicanos en los estados que ha perdido a descartar los resultados del referéndum y nominar a sus propios votantes. Los expertos en sufragio son escépticos de que esto sea posible, y los jefes de estado republicanos se han opuesto a la propuesta.

  • La última apuesta arriesgada legal de Trump: ¿podría funcionar?

Un candidato presidencial exitoso debe recibir al menos 270 de los 538 votos que componen el colegio electoral.

Cuando los votantes votan en base a los resultados confirmados de sus estados, le dan a Joe Biden 306 votos y a Donald Trump 232 votos, entregando oficialmente la presidencia al Sr. Biden.

«Soy elector en Nueva York»

Con mucho, la votante más famosa de este año es Hillary Clinton.

La exministra de Relaciones Exteriores y la primera dama perdieron las elecciones presidenciales de 2016 ante Trump, pero este año ella se ríe por última vez como la electora de su estado adoptivo, Nueva York.

Al anunciar que era electora, Clinton dijo que era «muy emocionante» votar por Joe Biden y Kamala Harris como próximo presidente y vicepresidente, respectivamente.

Clinton pidió anteriormente que se aboliera el colegio electoral, argumentando que los presidentes deberían ser seleccionados por voto popular. En 2016 fue derrotada en el colegio electoral a pesar de recibir casi tres millones de votos más que Trump.

«Este es un cambio real»

Derechos de imagenKhary Penebaker

Khary Penebaker es padre de tres hijos, presidente de una pequeña empresa y orgulloso demócrata. Será uno de los 10 votantes del estado de Wisconsin y emitirá su voto en el colegio electoral por el Sr. Biden y la Sra. Harris.

Penebaker ha sido un representante electo del Comité Nacional Demócrata del estado desde 2017 y se postuló para el Congreso en 2016. Por lo tanto, es un rostro familiar en la política de partidos de Wisconsin.

«En 2016 fui electora de Hillary Clinton, pero no tuve la oportunidad de votar por la primera mujer presidenta de Estados Unidos», dijo Penebaker. «Al menos ahora puedo votar por Joe Biden, quien restaurará una apariencia de cortesía y decencia».

Él será uno de los dos votantes negros en su estado y está encantado con la perspectiva del vicepresidente Harris: «Para las personas de color no queremos ser vistos como enemigos. Con nuestra primera vicepresidenta negra, tenemos a alguien que nos verá como iguales y como La gente puede ver «.

«Esta es una posición muy honorable»

Derechos de imagenNoemí Narvaiz

Naomi Narvaiz es madre de cinco hijos, activista comunitaria y republicana acérrima. Ella será una de los 38 votantes del estado de Texas y votará por el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence.

Además de ser una funcionaria del Partido Republicano en Texas, Narvaiz sirvió en varios niveles en su comunidad, desde el consejo de salud de su distrito escolar hasta la junta de revisión de ética de su ciudad. Fue nominada como Electora por su cuñada, una ex funcionaria local electa, y fue seleccionada en la convención del Estado parte a principios de este año.

«Esta es una posición muy honorable», dijo Narvaiz, «y estoy muy agradecido de que la gente de mi distrito congresional me honre con sus votos para hacer esto por ellos».

Texas es uno de los 17 estados que no requieren que sus votantes voten por la persona que ganó el referéndum estatal. Dos tejanos se encontraban entre los siete votantes infieles en las elecciones de 2016 y votaron por los ex candidatos presidenciales John Kasich y Ron Paul.

Narvaiz dice que su apoyo al presidente Trump es absolutamente sólido: «Quería asegurarme de que nuestro distrito del Congreso estuviera bien representado y de que tuviéramos un votante leal que votaría por el presidente Donald J. Trump, y sabía que esa persona sería yo». . «

Temas relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *