Clasificación de armas ofensivas para los 32 equipos de la NFL en 2020


Lo más importante para un equipo de la NFL es encontrar un mariscal de campo de franquicia. La segunda cosa más importante podría ser rodear a este mariscal de campo con armas. Los Ravens fueron de compras para Mark Ingram y Marquise Brown la temporada pasada y ayudaron a Lamar Jackson a actuar como MVP. Los Chiefs han estado en la cima de la tabla de clasificación o cerca de ella durante los últimos tres años, y sus armas le han valido al equipo una victoria en el Super Bowl y a Patrick Mahomes un contrato de $ 500 millones.

Los Browns pueden decirte que las armas por sí solas no son suficientes para garantizar el éxito, pero cada equipo quiere tener partes que puedan ganar un juego con un gran juego. Clasifiquemos el talento de cada equipo en términos de posición de habilidad sin considerar el impacto del mariscal de campo, línea ofensiva o esquema . No puedo enfatizar esta limitación lo suficiente.

Sentido de Mahomes & # 39; Deal »
• ¿Es esta la última oportunidad de Sam Darnold? »
• ¿Puede Baker Mayfield arreglar el juego? »
• ¿Año decisivo para Josh Allen? »
• Informe de progreso de Lamar Jackson»
• Evaluación de la firma de Cam Newton »

Imagine los reveses, los destinatarios amplios y los extremos cerrados de cada equipo en un equipo nuevo con un quarterback promedio, uno línea ofensiva promedio y un nuevo equipo abandonó el equipo de entrenamiento promedio. ¿Cuál es el delito más productivo si arrojas a gente como Deshaun Watson y Kyle Shanahan por la ventana? Algunas aclaraciones:

  • El valor del pedido no importa. Aquí me concentro estrictamente en el rendimiento. Entonces, aunque hay jugadores en esta lista que podrían considerarse malos valores, lo único que importa es lo que hacen en el campo.

  • Solo 2020 es importante. El valor a largo plazo no importa, así que estoy considerando cuidadosamente cómo es probable que cada jugador se desarrolle en la temporada 2020 después de considerar a su mariscal de campo, línea y cuerpo técnico. La NFL puede ser un misterio, pero estoy tratando de usar curvas de envejecimiento, historia reciente y el valor típico de las selecciones de draft para medir el rendimiento. También considero lesiones para jugadores como Deebo Samuel e historiales de lesiones para jugadores como Will Fuller V cuando calculo su disponibilidad.

  • Los receptores amplios son más importantes que otras posiciones. La liga cree que los receptores amplios son más valiosos que los corredores o los ala cerrada. Las 10 mejores ofertas de varios años para los anotadores valen un promedio de $ 17.4 millones por temporada. Las 10 principales ofertas de corredores cuestan un promedio de $ 9.3 millones al año, mientras que los 10 principales cuellos de botella son de $ 7.8 millones por campaña. No creo que el valor de los receptores anchos sea tan importante como sugieren estos números, pero un gran ancho vale más que un corredor o ala cerrada similarmente efectivo.

  • Los talentos de alto nivel valen más que la profundidad. Debido a que un equipo de la NFL generalmente se queda sin una combinación de cinco rebobinados, receptores anchos y extremos estrechos en la gran mayoría de sus instantáneas ofensivas, me concentré en las cinco armas más valiosas. Le di un bono a los jugadores que generalmente serían considerados los mejores en sus respectivas posiciones, incluidos Travis Kelce y Michael Thomas. Cuando dos equipos estuvieron cerca, rompí la conexión al mirar a los equipos con más profundidad en posiciones de habilidad como los Patriots, Eagles y 49ers.

  • No se menciona a todos los considerados. Mientras miraba el mapa de profundidad completo al evaluar las armas de cada equipo, enumerar y escribir sobre cada jugador en estos grupos haría que esta columna fuera más larga de lo que ya es. Si no menciono a alguien en un artículo, no es porque lo ignoró o ignoró.

Los jaguares estaban en este sótano el año pasado en el sótano. Ya no tienes 32 años, aunque los fanáticos de Jacksonville no tienen que ir demasiado lejos para encontrar las armas de Gardner Minshew en esta lista:

Salta a un equipo:
ARI | ATL | BAL | BUF | AUTO | CHI | CIN
CLE | DAL | DEN | DET | GB | HOU | IND
JAX | KC | ALC | LAR | LV | MIA | MIN
NE | NO | NYG | NYJ | PHI | PIT | SF
MAR | TB | DIEZ | WSH

Rango 2019: No. 28 | Rango 2018: No. 18

Es el punto más bajo para Washington, que tiene una estrella emergente en Terry "F1" McLaurin No. 1 y poco más después de los 24 años de edad. McLaurin fue el segundo recién llegado en recibir yardas y yardas por ruta detrás de A.J. Brown y su velocidad demostraron ser absolutamente devastadores, especialmente cuando sacó su defensa de la ranura. Estuvo a un par de largas faltas de una temporada con 1,000 yardas y nueve touchdowns.

Después de McLaurin, las armas para el mariscal de campo Dwayne Haskins son abrumadoras en el segundo año. Washington lanzó suplementos decepcionantes como Josh Doctson y Paul Richardson, pero los destinatarios que reemplazaron fueron Kelvin Harmon y Steven Sims, los últimos de los cuales solo tenían 9.1 yardas en promedio por captura. Trey Quinn terminó 103º de 111 anchos en yardas por carrera de distancia. La organización es optimista sobre las selecciones de cuarta y cuarta ronda de 6 pies y 4 pulgadas de Harmon y Antonio Gandy-Golden, pero en la última década, menos del 16% de las selecciones de cuarta ronda han excedido las 500 yardas durante su temporada de novato . Y mientras parecía que Washington estaba agregando alas cerradas para reemplazar a Jordan Reed y Vernon Davis, eran Logan Thomas y Richard Rodgers.

El Mapa de profundidad de Running Back parece que alguien rinde homenaje a tu cable de fantasía sin hace un año. Adrian Peterson y Peyton Barber son veteranos de techo bajo que solo tienen un barril y tienen poco sentido en la reconstrucción. Derrius Guice y Bryce Love tienen un historial de lesiones graves y han completado 95 instantáneas profesionales en las primeras tres temporadas. La gran esperanza aquí es el arma híbrida Antonio Gibson, quien se convierte de la universidad a un jugador abierto, pero sería una sorpresa si fuera un jugador impresionante desde el principio. Lo bueno es que este es uno de los grupos más jóvenes de la liga.


Rango 2019: 32 | Rango 2018: 25

Al igual que Washington, los Jags tienen un joven y silencioso impresionante (DJ Chark), una selección de draft híbrida que les gustaría integrar en la ofensiva (Laviska Shenault) y … No mucho más. Si bien Chris Conley tuvo un promedio de 16.5 metros por recepción la temporada pasada, también dejó caer seis de sus 89 goles. Ojalá le dieran más tiempo a Keelan Cole, que impresionó como novato y acortó su tiempo de juego cada año. El brote de Dede Westbrook no parece llegar todos los años. El ala cerrada Josh Oliver, que fue elegido en la tercera ronda en 2019, es un candidato teórico por su atletismo, pero las lesiones lo limitaron a 117 instantáneas como novato, y los jaguares usaron parte de su espacio limitado para cometer Tyler Eifert solo en el La temporada pasada, su primera temporada completa de 16 juegos, promedió 10.1 yardas por captura.

DJ Chark tuvo 73 pases para 1,008 yardas y ocho touchdowns la temporada pasada. Foto de David Rosenblum / Icon Sportswire

Estoy confundido sobre el plan de Jacksonville de volver corriendo a donde pasó la temporada baja para evitar Leonard Fournette en un equipo que tomaría la cuarta elección general previa. Nadie ha traído aún para presionar o reemplazar al jugador de 25 años. Fournette absorbió mucho volumen en 2019, pero fue uno de los corredores menos eficientes de la liga y no parece estar en los planes futuros de Jags. Aún así, Chris Thompson y Ryquell Armstead, el quinto asaltante de 2019, son los únicos respaldos notables para Fournette. Existe una brecha significativa entre los dos equipos al final de esta lista y las otras 30 organizaciones.


Rango 2019: 30 | Rango 2018: 31

Si bien los delfines lograron grandes avances en la mejora de casi cualquier otra posición en su lista esta temporada baja, fue una sorpresa que en su mayoría dejaran sus armas solos. Las únicas adiciones que hicieron fueron el corredor, donde lograron un nuevo uno-dos con el veterano eficiente Jordan Howard y la gran opción de juego Matt Breida.

No soy optimista para cumplir con las expectativas. Howard estaba entre los 10 primeros tanto en DVOA como en la tasa de éxito en su solitaria temporada de Filadelfia, pero eso estaba detrás de una de las mejores líneas ofensivas de la liga y fuera de sintonía con lo que hizo durante sus últimas dos temporadas en Chicago . No tendrá ese calibre en Miami. Los números de yardas por acarreo de Breida creen tasas de éxito mediocres, ya que ha terminado 30º y 31º en las últimas dos temporadas. También soy escéptico de que las espaldas desnudas se salgan de los crímenes de Kyle Shanahan, pero es indudable que Breida puede jugar en casa y es probable que marque un gol o dos esta temporada.

Me sorprendió que los Dolphins no hicieran adiciones al receptor. DeVante Parker finalmente tuvo su gran campaña y se firmó. ¿Pero qué pasa si se parece más al tipo que hemos visto en sus primeras cuatro temporadas? La querida pretemporada Preston Williams parece un jugador de la NFL, pero tenía la 12ª peor tasa de captura de la liga antes de desgarrar su ACL en noviembre. Los veteranos Allen Hurns y Albert Wilson no estaban sanos. Si bien es probable que Miami comience con Mike Gesicki en la alineación, el ataque extendido del nuevo coordinador ofensivo Chan Gailey usualmente usa muchos grupos de 10 y 11 personas. Si Parker y Williams cumplen con las expectativas, los Dolphins podrían estar buscando otro receptor de banda ancha en la próxima temporada baja. Si no, no podrías ser suficiente.


Rango 2019: 20 | Rango 2018: 32

Después del último rango en 2017 y 2018, las incorporaciones de Le & # 39; Veon Bell y Jamison Crowder han ayudado a colocar los aviones en el medio del campo en la última temporada baja para empujar. Crowder estuvo a la altura de las expectativas, pero Bell fue un desastre. Bell, quien intentó argumentar en Pittsburgh que era un arma ofensiva trascendente, se colocó detrás de una línea ofensiva oscura en Nueva York y parecía un rebobinado ordinario. Terminó 46º de 47 respaldos en yardas por acarreo (3.2) y último en la primera tasa descendente (14.7%). Sus 7.0 yardas por recepción ocuparon el puesto 166 de 173 receptores. La mera posibilidad significaría que Bell debería producir más piezas grandes en 2020, pero ha tenido una ganancia de 40 yardas o más en 717 toques desde principios de 2017. Los Jets trajeron de vuelta a Frank Gore y los cuartos de final La & # 39; Mical Perine para complementar su liderazgo.

Jeremy Fowler entrevistó a un grupo de más de 50 entrenadores, líderes, cazatalentos y jugadores para determinar el top 10 ranking para 2020:

• QB | RB | TE | WR | OT
• Interior OL | Borde
• DT | LB (15 de julio)
• CB (16 de julio) | Seguridad (17 de julio)
Más informes de la NFL »

El Cuerpo de Recepción de Sam Darnolds ha sido revisado. Breshad Perriman vino por Robby Anderson y Denzel Mims por Demaryius Thomas. En ambos casos, los chorros intercambian un piso más alto por un techo más alto. La carrera de Quincy Enunwa puede haber terminado después de una lesión en el cuello. El gran desconocido es Chris Herndon, quien solo jugó 18 instantáneas después de pasar el desembarco fuera de temporada en las listas de desglose. En su primera temporada en 2018, se hicieron comparaciones con futuros empleados destacados como Zach Ertz y Jordan Reed, pero su vecindario estadístico también incluía a personas como John Carlson, Tony Moeaki y Tim Wright, que no lograron pasar el resto de sus carreras, superar su millaje de novato


Rango 2019: 17 | Rango 2018: 9

Allen Robinson merecía algo mejor. Después de pasar toda su carrera obteniendo pases de Blake Bortles y Mitchell Trubisky, obtendrá una actualización comparable esta temporada cuando los osos comiencen con Nick Foles. La ex estrella de Penn State se mantuvo al final del acuerdo hace un año, anotando 1,147 yardas y siete touchdowns en 154 goles. Anthony Miller terminó la temporada con 656 yardas, con un promedio de casi 1.5 yardas por carrera de distancia, pero las caídas y las lesiones en el hombro fueron un problema en las primeras dos temporadas, y el ex jugador de segunda ronda es probablemente el mejor perfil como receptor de tragamonedas de tiempo completo. [19659002] Las otras armas en esta lista no cumplieron con las expectativas, aunque gran parte se debió a una lesión. (Las siete caídas de Tarik Cohen en 103 goles son la excepción.) Jugadores como Cohen, Ted Ginn Jr. y Cordarrelle Patterson podrían ser adiciones intrigantes en el esquema correcto, pero es difícil confiar en el entrenador Matt Nagy para aprovechar al máximo Habilidades. El contrato con el firmante del agente libre Jimmy Graham fue fijo, pero incluso si dejó el dinero a un lado, fue anónimo la temporada pasada en una ofensiva de los Packers que buscaba desesperadamente una segunda opción de recepción y cumplió 34 años en noviembre. Edad. David Montgomery es una gran esperanza para los osos para mejorar este ranking, pero como novato estuvo por debajo del promedio en cada carrera que pude encontrar.


Rango 2019: 16 | Rango 2018: 12

Reemplazar a DeAndre Hopkins con Brandin Cooks y Randall Cobb lo hará. Los Texans han tenido mucho éxito con estos dos jugadores uniéndose a Will Fuller V y Kenny Stills, pero Fuller y Cooks están muy preocupados por las lesiones, mientras que la persecución de Cobb en Dallas aún implicaba seis caídas a 84 goles. Houston ha sido capaz de persuadir siete touchdowns en 34 objetivos de Darren Fells, pero el jugador de 33 años nunca ha mostrado una habilidad de zona roja en los últimos años, y la historia sugiere que este tipo de touchdown La tasa casi siempre ha demostrado ser una coincidencia de un año. Jordan Akins, quien fue elegido en la tercera ronda en 2018, no pudo usar constantemente su deportividad y dejó este estrecho espacio final como uno de los menos inspiradores de la liga.

El gran nombre a tener en cuenta es el hombre que los Texans entraron en el intercambio de Hopkins, pero David Johnson está ahora a tres temporadas de distancia de su ronda estelar en 2016 sin mostrar una repetición. Ha sufrido lesiones e ineficacia alternativamente en las últimas tres temporadas, y aunque todavía tengo algunas esperanzas de un rebote, ni siquiera fue tan eficiente como corredor esta temporada en 2016. La ex estrella de los Cardinals sigue siendo un receptor positivo, pero también se podría decir lo mismo de Duke Johnson, lo que conducirá a un movimiento extraño. Los texanos son más profundos que la mayoría de los equipos al final de esta lista, pero no hay nadie con quien puedas contar para mantenerse saludable y jugar bien durante 16 juegos.


Rango 2019: 12 | Rango 2018: 27

Después de un aumento de un año en las listas, las temporadas decepcionantes de prácticamente todos los jugadores con posición de habilidad vuelven a colocar a los Colts en el último cuarto de la clasificación de armas. Devin Funchess, T.Y. Hilton, Parris Campbell y Eric Ebron resultaron heridos y no cumplieron con las expectativas. Hilton y Campbell están de regreso con el apoyo de Zach Pascal y el novato jugador de segunda ronda Michael Pittman Jr. Indy puede mejorar sacando a los suplentes de reemplazo como Marcus Johnson y Chester Rogers de la rotación, aunque realmente podrían usar la recolección de agente libre Trey Burton. Se parece más al tipo que está cerca de los Eagles como parte de sus dos Los sets finales junto a Jack Doyle fueron prometedores.

Marlon Mack promedió 4.4 yardas por acarreo y tuvo ocho touchdowns rápidos la temporada pasada. AP Photo / AJ Mast

La rotación inversa de los Colts también dio un pequeño paso atrás, ya que Marlon Mack se parece más a un tipo de Jordan Howard que al tipo que parecía que iba a ser apresurado por los aspirantes al título después de 2018. Retiró a Jonathan Taylor en la segunda ronda y podría reemplazar a Mack después de 2020. Serán los jóvenes, Taylor, Pittman y Campbell, quienes podrán ayudar a este equipo a volver a la lista. Si Taylor aparece rápidamente y los anotadores con Philip Rivers vuelven a estar en forma en el mariscal de campo, este ranking podría parecer bastante estúpido.


Rango 2019: 18 | Rango 2018: 21

En el camino hacia el año pasado, los fanáticos de los Leones estaban entusiasmados con los nuevos tres grandes de Kerryon Johnson, Kenny Golladay y T.J. Hockenson ¡Uno de cada tres no está mal! Golladay promedió 18.3 yardas por atrapada y anotó 11 touchdowns, pero Johnson se perdió la mitad de la temporada con una lesión en la rodilla y parecía estar en desgracia con la organización. Hockenson, número 8 en el draft de 2019, tuvo 131 yardas y un touchdown en el primer partido contra una desafortunada defensa de pase de los Cardenales, pero luego agregó solo 236 yardas adicionales en los próximos 11 juegos antes de golpear la reserva lesionada con lesiones en el tobillo y el hombro. se reunió

Es demasiado pronto para preocuparse por Hockenson considerando cuántos cuellos de botella importantes son comunes en su temporada de debut, pero fue en gran medida una temporada perdedora. Johnson competirá con el jugador de segunda ronda D & # 39; Andre Swift, con los Leones esperando que al menos uno de ellos se convierta en una parte productiva. También esperan que Marvin Jones regrese, cayendo de un promedio de 18 yardas por captura en 2017 a 12.6 la temporada pasada. Sería fácil calcular esto como un juego de mariscal de campo por debajo del promedio, pero Jones y Matthew Stafford tuvieron un promedio de 12.7 yardas por captura para el mariscal de campo. Aquí hay mucho talento en el papel, pero los Leones necesitan a alguien además de Golladay para saltar.


Rango 2019: 23 | Rango 2018: 19

Los Raiders encontraron un receptor estelar la temporada pasada, pero como todos estaban mirando a una ex estrella de los Steelers, su gran jugador fue el ex recluta de los Ravens, Darren Waller. Si bien la aleatoriedad del touchdown significó que Waller anotó solo tres puntos, el jugador de 27 años salió de la nada para una campaña de 90 capturas que mide 1.145 metros de longitud. El recién llegado Josh Jacobs, una de las tres selecciones de la primera ronda del equipo en 2019, también produjo una temporada de 1,150 yardas, lo que significa que los Raiders fueron el único equipo en la liga que tuvo un regreso y un final cerrado, ambos Top 1000 yardas antes del scrimmage

Vegas es 24 debido a lo que hay entre estos dos grupos. Wideout fue un desastre, Antonio Brown salió del equipo y Tyrell Williams no pudo cumplir con las expectativas debido a una lesión en el dedo del pie. (Cabe señalar que la temporada de Williams fue casi una copia de su último año en los Chargers). Hunter Renfrow de la quinta ronda no resultó ser una opción de tragamonedas, pero los Raiders estarán en los novatos de Henry Ruggs III y Bryan Edwards cuentan de inmediato para impulsar los roles iniciales.


Rango 2019: 13 | Rango 2018: 16

Si en 16 juegos de A.J. Verde para la primera victoria general Joe Burrow, los Bengals estarían más arriba en este ranking. Por supuesto, Green solo ha jugado nueve juegos desde principios de 2018, lidiando con lesiones en la ingle, los dedos del pie y el tobillo. No está claro si Star Wideout alguna vez jugará otro juego para los Bengals.

2 familiares

Los Bengals todavía tienen un grupo de anotadores con una tendencia al alza en el novato Tee Higgins, el receptor de tragamonedas Tyler Boyd y el frustrante ex jugador de primera ronda John Ross III, que promedió 1.98 metros por carrera de distancia mientras deja caer cuatro de sus 56 objetivos. El final cerrado no es muy emocionante, pero los Bengals tienen a Joe Mixon, a quien Bill Belichick describió como "probablemente [the] mejor en la liga" en diciembre. No estoy totalmente de acuerdo con este elogio, pero Mixon ha sido bastante bueno durante las últimas dos temporadas, a pesar de jugar detrás de una de las peores líneas ofensivas de la liga. Si la línea mejora en 2020, Mixon podría luchar por el título.


Rango 2019: 21 | Rango 2018: 14

Los titanes podrían estar en una superestrella absoluta en A.J. Marrón. El jugador de segunda ronda tuvo un promedio de más de 20 yardas por recepción la temporada pasada, mientras que su carrera de 2.92 yardas por distancia quedó en segundo lugar detrás de Michael Thomas. Brown ha tenido una de las mejores tasas de YAC en la última década, y aunque es probable que retroceda, parece que va a ser un gran jugador. Si Corey Davis, el quinto ganador general en 2017, dio un paso adelante después de tres campañas relativamente anónimas, los Titanes podrían tener uno de los mejores grupos de fútbol juvenil. También esperará más de Adam Humphries después de una decepcionante campaña de debut en Tennessee.

El coordinador de ataques Arthur Smith también puede jactarse del líder del año pasado en Derrick Henry, aunque su influencia como receptor fue principalmente de 75. Patio de aterrizaje en una pantalla. Después de que Dion Lewis se vaya y juegue a Henry el día de la franquicia, me pregunto si los Titanes deciden ir all-in y usar a Henry como un jugador de tres down con una carga de trabajo de Ezekiel Elliott. Por otro lado, esta ofensa sería un desastre si Henry se lesionara, lo que significa que me sorprendió que los Titanes no agregaran ninguna fuerza esta temporada baja. También pensé que podrían tener un final cerrado, pero se harán cargo de la combinación de Jonnu Smith y Anthony Firkser después de mudarse de Delanie Walker. Este es un grupo pesado superior.


Rango 2019: 9 | Rango 2018: 8

Soy tranquilamente optimista sobre las armas de los patriotas, especialmente en comparación con lo que viste a fines de 2019 cuando Julian Edelman y Mohamed Sanu fueron comprometidos por Lesiones Sanu intentó jugar con un esguince de tobillo alto mientras Edelman luchaba contra las lesiones de rodilla y hombro, las cuales tuvieron que ser operadas después de la temporada. Ahora están en el lado equivocado de 30, por lo que pueden haber alcanzado su punto máximo, pero pueden ser efectivos. Si N & # 39; Harry dio un paso adelante en el año 2, esta podría ser una agrupación tripartita valiosa.

El espacio final estrecho también es mejor, aunque esto no hubiera sido muy difícil de lograr. Soy escéptico de que un ala cerrada novato haga la diferencia, pero Devin Asiasi y Dalton Keene deberían ser mejoras sobre Matt LaCosse y Ryan Izzo. Los Pats también desplegarán su grupo de corredores inusualmente profundos para otra temporada, aunque el cambio esperado de Sony Michel fue decepcionante y perdió temporalmente la confianza de Bill Belichick como receptor y línea de gol. Michel dejó caer tres de sus 20 objetivos; Los únicos jugadores en la liga con más de 20 goles que tuvieron una mayor tasa de caída fueron Chase Edmonds y Kalen Ballage.

play

0:54

Jeremy Fowler rompe el argumento de los gerentes de la NFL detrás de la clasificación de Saquon Barkley en la parte superior vuelve sobre Christian McCaffrey.

Rango 2019: 26 | Rango 2018: 24

Los Ravens terminaron 2019 como la mejor ofensiva de la liga por DVOA, por supuesto, pero gran parte del crédito por este éxito tiene que ir a la línea ofensiva y al MVP de la liga Lamar Jackson. que no son parte de esta discusión. Jackson hizo la vida más fácil para sus corredores, y esto resultó en que Mark Ingram anotara un promedio de 5.0 yardas por acarreo y liderara a todos los corredores en la tasa de éxito. Gus Edwards terminó sexto. Y los cuervos expandieron su colección de riqueza en el fondo por J.K. Dobbins en la segunda ronda.

Jackson era un transeúnte eficiente, pero no estoy seguro de cuánto se debió al gran trabajo de sus destinatarios. El ala cerrada Mark Andrews saltó hacia adelante, promediando la friolera de 3.17 yardas por distancia la temporada pasada, pero no hubo producción constante en Wide Receiver. La jugadora novata de primera ronda Marquise Brown acumuló 233 yardas y dos touchdowns en las primeras dos semanas de la temporada regular y produjo 351 yardas más tarde en la temporada, con un problema en el tobillo que le costó tanto juegos como efectividad. Luego terminó con una actuación de 126 yardas contra los Titanes en un juego en el que Jackson lanzó 59 pases. Con el debido respeto a piezas como Miles Boykin, Willie Snead y Devin Duvernay, salir de Brown es la forma más probable para que los Ravens continúen impresionando en 2020.


Rango 2019: 19 | Rango 2018: 23

Los Packers pueden argumentar que tienen dos de los mejores jugadores de la liga en sus respectivas posiciones en Davante Adams y Aaron Jones. Después de eso … hay mayormente esperanza. Soy optimista de que Devin Funchess puede ser un segundo o tercer receptor más productivo de lo que la mayoría piensa, pero también se perdió una lesión en la clavícula casi toda la temporada pasada y tuvo dolor de espalda en su último año en Carolina. Allen Lazard es más optimista después de haber recorrido un promedio de 1,72 metros por distancia en su primera gran campaña profesional. Jimmy Graham no fue una gran pérdida al final, pero Green Bay solo lo reemplazó con el tercer asalto Josiah Deguara. Los Packers ahora esperan que Jace Sternberger, quien comenzó tercero el año pasado, avance después de sus primeras capturas de la NFL en la postemporada final.

El futuro de Jones con el equipo es sombrío después de que los Packers AJ seleccionaron a Dillon en la segunda ronda, pero su significado es claro. Aaron Rodgers & # 39; QBR más del doble en el campo con Jones el año pasado, cayendo de 32.4 a 68.7 sin que su estrella regrese a 68.7 con Jones en el campo. El entrenador Matt LaFleur & Co. ha insistido en cambiar a Jones con Jamaal Williams cuando ambos están sanos. Serían clasificados más altos en estas clasificaciones si pudiéramos confiar en que usarán a Jones el 90% del tiempo.


Rango 2019: 24 | Rango 2018: 26

Si estas clasificaciones se enfocaran más en la profundidad que en el talento de primera clase, los 49ers estarían cerca de la cima de las listas. Incluso después de negociar con Matt Breida y Marquise Goodwin en abril, San Francisco está profundamente en declive y en el receptor abierto. Los Niners tienen una estrella indiscutible en la esquina, George Kittle, quien es el mejor jugador completo en la posición de liga, aunque diría que Travis Kelce es más efectivo como receptor puro. Al mismo tiempo, nadie que corrió más de 200 rutas en 2019 tenía un promedio de más de 3.3 yardas por ruta desde Kittle.

Fuera de Kittle, sin embargo, se trata más de amenazarte con velocidad constante y YAC que un objetivo específico. Deebo Samuel podría ser ese tipo a la larga, pero la ruptura de Jones que sufrió en junio debería limitar su efectividad en 2020. Jugadores no probados como Brandon Aiyuk de primera ronda y Jalen Hurd 2019 de segunda ronda son prometedores pero prometedores. No hemos visto a ninguno de ellos tomar una instantánea de la NFL. Personas como Dante Pettis, Trent Taylor y Travis Benjamin son mejores que la cuarta y quinta ronda de la mayoría de los equipos, pero no está claro si algunos o todos estarán en la lista.

Barnwell y sus amigos discuten los deportes, generalmente.
Podcast:
A Mahomes se le paga »
Archivos: Cada podcast de Barnwell»

La historia nos dice que casi todos hicieron el halfback en Kyle Shanahan -El éxito ofensivo puede ser. mit Devonta Freeman als jüngstem Beispiel eines Rückens, der sich unter dem 49ers-Trainer in Atlanta hervorgetan hat, bevor er nach Shanahans Abgang enttäuscht wurde. Raheem Mostert führte die Liga in der rauschenden DVOA an und verfolgt die Packers nach seiner Leistung nach der Saison immer noch, aber es ist bezeichnend, dass Shanahan nur bereit war, Mostert als echte Nummer 1 zu verwenden, als Tevin Coleman nicht verfügbar war. Mostert beantragte letzte Woche auch einen Handel und ließ seine Zukunft mit dem Team ungewiss.


Rang 2019: 5 | Rang 2018: 5

Minnesota löste sich in der Nebensaison auf, was der beste Doppelsieg der Liga bei Wide Receiver gewesen sein könnte, indem er Stefon Diggs gegen die Bills eintauschte. Der LSU-Star Justin Jefferson, der in der ersten Runde gewählt wurde, wird Diggs ersetzen, aber er fordert viele Neulinge auf, sich für einen der produktivsten Wideouts im Fußball einzusetzen. Der Handel könnte auch dazu führen, dass die Wikinger in der Offensive auf mehr als 22 Mitarbeiter zugehen, was zu einer Spielzeit für den Breakout-Kandidaten Irv Smith Jr. im zweiten Jahr führen würde.

Adam Thielen ist natürlich immer noch da, aber eine Achillessehne Die Verletzung brach seine Serie, nach fünf aufeinanderfolgenden Spielzeiten seine Empfangsleistung zu erhöhen. Dieses Vergehen wäre in ernsthafter Not, wenn Thielen 2020 darum kämpfen würde, wieder gesund zu bleiben, da Jefferson und Bisi Johnson die ersten Wideouts sein würden. Kyle Rudolphs Produktion ging auch in der letzten Saison zurück, wobei das langjährige enge Ende der Wikinger im Durchschnitt seine wenigsten Yards pro Spiel (22,8) seit 2011 erreichte.

Der Breakout-Star der Offensive im Jahr 2019 war zweifellos Dalvin Cook. Ich bin nicht besorgt über Cooks Drohung, durchzuhalten, da es im Rahmen des neuen Tarifvertrags ein Nichtstarter sein sollte. Wenn er sich aus dem Lager zurückhält, würde er ein aufgelaufenes Jahr für die freie Hand verlieren, was ihn Millionen kosten würde. Ich mache mir mehr Sorgen um seine Fähigkeit, gesund zu bleiben, nachdem er in den ersten drei Spielzeiten 19 Spiele verpasst hat. Eine mysteriöse Schulterverletzung hat ihn zwei Spiele gekostet und ihn im Dezember auf drei weitere beschränkt. Cook hatte in der ersten Saisonhälfte durchschnittlich 5,3 Yards pro Carry und konnte von da an in keinem Spiel mehr als 3,8 Yards pro Carry erreichen. Er sah im Laufspiel von Gary Kubiak / Mike Shanahan großartig aus, aber ich frage mich, ob er mit einer Arbeitsbelastung von 250 Trägern umgehen und dabei gesund bleiben kann.


2019 Rang: 11 | Rang 2018: 10

Melvin Gordons katastrophaler Rückstand und die anschließende Kampagne öffneten Austin Ekeler die Tür, der im ersten Monat der Saison durchschnittlich 122,5 Meter vor dem Abgrund lag und danach eine Verlängerung erhielt. Ekeler war als Läufer unterdurchschnittlich, da seine Arbeitsbelastung zunahm und er zwischen den Zweikämpfen Hilfe von Joshua Kelley oder Justin Jackson benötigen würde, aber er war Dritter in der NFL in Yards pro Streckenlauf und Vierter in Zielen pro Streckenlauf. Er ist eine wertvolle Waffe.

Der breite Empfänger Keenan Allen hat in den Jahren 2018 und 2019 im Grunde genommen eine identische Linie gepostet, aber Mike Williams litt unter der Empörung der Touchdown-Regression, die über den Mittelwert hinausging. Nachdem er 2018 bei nur 43 Empfängen zehn Mal getroffen hatte, erzielte er in der vergangenen Saison zwei Tore bei 49 Fängen. Williams führte die Liga mit durchschnittlich 20,4 Yards pro Grab an, aber während er in seiner dritten Saison von 664 Yards auf 1.001 Yards sprang, brauchte er 24 weitere Ziele, um dorthin zu gelangen. Ich berücksichtige das Quarterback-Spiel nicht in dieser Analyse, aber es ist wahrscheinlich, dass seine Zahlen im Jahr 2020 sinken werden, wenn die Ladegeräte Justin Herbert als Ersatz für Philip Rivers zeichnen.

Der Typ, der die Ladegeräte in die Rangliste bringen könnte, ist Hunter Henry, der gekommen ist zurück von einer zerrissenen ACL, nur um sich im Opener einen Knochen im Bein zu brechen und einen Monat zu verpassen. Henry war in den letzten elf Spielen der Saison auf dem Feld und zeigte eine Leistung von 100 Yards, aber selbst in diesem Zeitraum belegte er den achten Platz unter den engen Enden in Yards pro Spiel. Rob Gronkowski hat gezeigt, dass Sie trotz Verletzungsproblemen wirklich wertvoll sein können, wenn Sie bei guter Gesundheit großartig sind. Ich bin mir nicht sicher, ob ziemlich gut und gelegentlich gesund genauso überzeugend ist. Henry hat in der kommenden Saison viel zu tun auf dem Franchise-Tag.


2019 Rang: 29 | 2018 rank: 28

I get a lot of things wrong every year, but if I had to pick the thing I was most wrong about in 2019 with regard to this column, I'd choose DK Metcalf. The 6-foot-4 wideout was an immediate weapon as a rookie, finishing the regular season with 900 receiving yards and seven touchdowns, before adding 219 more receiving yards in the postseason. Metcalf and Tyler Lockett were immediately one of the best one-two wide receiver punches in the league. While we've seen big wideouts such as Michael Clayton and Kelvin Benjamin impress as rookies before struggling to live up to those expectations, I'm not doubting Metcalf after 2019.

Rookie second-round pick DK Metcalf caught 58 passes for 900 yards and seven touchdowns last season. Nick Cammett/Diamond Images via Getty Images

The rest of the Seahawks' arsenal isn't quite as imposing. Russell Wilson makes all tight ends look good and could give 35-year-old Greg Olsen a bump, but the longtime Panthers star hasn't been his old, consistent self since 2016. Chris Carson finished third in success rate and would be a super-efficient runner if it weren't for his crippling fumble problem. He fumbled seven times last season, a number only one player (Adrian Peterson) has matched in a single season over the past decade. Rashaad Penny, a first-rounder in 2018, might not be ready to start the season after tearing an ACL, although the Seahawks were able to add a veteran backup for Carson in Carlos Hyde. If Carson solves his fumbling woes and Metcalf takes another step forward, Seattle could approach the top 10 next year.


2019 rank: 31 | 2018 rank: 22

After using the past two drafts to rebuild their weaponry, the Broncos have one of the more exciting young cores in the league. Wide receiver Courtland Sutton, a second-round pick in 2018, broke out with a 1,112-yard campaign last season, which is particularly impressive when you consider that his quarterbacks were Joe Flacco, Brandon Allen and rookie Drew Lock. First-round pick Noah Fant wasn't consistent as a rookie, but he ranked ninth in receiving yards and fourth in yards per route run among tight ends over the second half of the season. General manager John Elway then supplemented this group by using his top two draft picks on wide receivers Jerry Jeudy and KJ Hamler. This is an exciting group of receivers, although more for the long term than in 2020 given their relative inexperience.

I'm less enthused about the Broncos moving Phillip Lindsay out of the starting lineup for free-agent signing Melvin Gordon, who wasn't effective for the Chargers last season after returning from his holdout and saw the fumble woes from his rookie year reappear. Gordon was still 15th in success rate and is a plus receiver, so he should comfortably be an upgrade on Royce Freeman's half of the Denver running back rotation.


2019 rank: 15 | 2018 rank: 4

It was almost entirely a lost season in 2019 for the Steelers' weapons, who had to endure a year with replacement-level quarterback play after Ben Roethlisberger was done for the year in Week 2. Even if Roethlisberger had stayed healthy, though, key weapons such as James Conner and JuJu Smith-Schuster had their own injury woes. Both players are bounce-back candidates in 2020, when the 2017 draftees will each be in a contract year.

The one skill-position player who did make it through all 16 games for the Steelers was Diontae Johnson, who racked up 680 yards and five scores as a rookie. His fumble rate was unconscionable, as he coughed up the ball five times on 83 touches. If Johnson can hold onto the football, he can form a useful trio with Smith-Schuster and James Washington, who averaged 1.84 yards per route run a year ago. I'm also optimistic about Eric Ebron's chances of making an impact at tight end alongside Vance McDonald. Pittsburgh will need Roethlisberger to stay healthy to put up big numbers, but this is a young, talented core of weapons.


2019 rank: 10 | 2018 rank: 3

The Falcons are in transition as they try to shift badly needed resources from their offense to their defense. They've downgraded by dropping from Mohamed Sanu and Austin Hooper to Russell Gage and Hayden Hurst, although I'm optimistic about 2018 first-round pick Hurst's chances of repeating Hooper's production with the expanded role. Running back Todd Gurley is likely an upgrade on the oft-injured Devonta Freeman and will certainly be better as a receiver. Gurley has a high ceiling thanks to this offensive line and a low floor as a result of his knee condition; he could be an Offensive Player of the Year candidate or he could sputter through five games and miss the rest of the year.

play

0:43

Cam Newton and N'Keal Harry meet for the first time as fellow Patriots to get some practice in.

The Falcons have their core at wide receiver with Julio Jones and Calvin Ridley, although Jones' production dropped slightly from a league-high 104.8 receiving yards per game in 2018 to 92.9 yards per contest last season. Ridley's season-long numbers and snap rate were virtually identical, but he went from playing 16 games to 13. Prorated to 16 games, Ridley would have posted a 78-1,065-9 line, and while you can't count on perfect health, he should be able to top those marks without Hooper in the fold.


2019 rank: 1 | 2018 rank: 6

The dream fell apart for the Rams, who responded to a frustrating season by doing something that would have been unimaginable two years ago: trading away Brandin Cooks and cutting Todd Gurley. They replaced the duo by using second-round picks on Cam Akers and Van Jefferson. Sean McVay desperately needs Akers or 2019 third-rounder Darrell Henderson to step up as an every-down back given how ordinary Malcolm Brown has been for most of his career.

The big three at wide receiver is now a big two with Cooper Kupp and Robert Woods, but Los Angeles still has three devastating receiving weapons when you add tight end Tyler Higbee to the mix. Over the last five weeks of 2019, Higbee led all receivers — not tight ends, but all pass-catchers — in receiving yards (522). That number probably isn't sustainable with Gerald Everett back in the mix, given that the other Rams tight end played just four snaps over that five-game stretch, but if Higbee is a top-end TE1, this team might not miss Cooks.


2019 rank: 4 | 2018 rank: 7

On paper, the Eagles should be higher. At wide receiver, they can utilize two talented veterans (DeSean Jackson and Alshon Jeffery), two highly drafted young players (JJ Arcega-Whiteside and Jalen Reagor) and two speed demons (Marquise Goodwin and John Hightower). When you throw in Zach Ertz and Dallas Goedert at tight end, this should be one of the best receiving corps in the league.

Of course, that group has flaws. Jackson missed most of 2019 with a core injury, and his future with the team is uncertain after he posted anti-Semitic messages on social media. Jeffery suffered a Lisfranc injury in December, and he has no timetable for return. Arcega-Whiteside was a disaster as a rookie, averaging just 0.58 yards per route run while dealing with injuries and making mental mistakes. Goodwin has missed 12 games over the past two season with various injuries and personal absences. Reagor and Hightower are rookies. Chances are that one or two of these guys will turn out to be productive players, but there's also a realistic chance that Philadelphia is frustrated by its wide receivers again in 2020.

The workload at running back will fall on Miles Sanders and Boston Scott, although it still seems likely that the Eagles will add at least one veteran back before the start of the regular season. Sanders narrowly topped 800 rushing yards and 500 receiving yards as a rookie. The list of backs to hit the 500-500 club as a rookie since the 1970 merger is pretty impressive: Sanders, Saquon Barkley, Alvin Kamara, Gio Bernard, Reggie Bush, Edgerrin James, Marshall Faulk, Herschel Walker, Earl Cooper and Billy Sims.


2019 rank: 27 | 2018 rank: 20

The Cardinals have made significant additions to their weapons core via trade. Last season, they traded for Kenyan Drake, who racked up 814 yards from scrimmage and eight touchdowns after being given a reprieve from the tanking Dolphins. Arizona followed up this offseason by stealing DeAndre Hopkins from the Texans in the David Johnson trade, which might have qualified as further addition by subtraction. With Larry Fitzgerald and Christian Kirk both returning, the Cardinals could easily justify a higher position in the top 10.

I'm more pessimistic than those names might indicate. Fitzgerald's numbers have dropped dramatically since his last Pro Bowl appearance in 2017; he is a franchise icon, but his ceiling seems to be a lot lower than we might remember. Drake's performance over the second half was out of line with his career production and was extremely inconsistent. He scored six touchdowns on eight carries inside the 5-yard line with the Cardinals, when the league-average rate is 45%. Drake also had scored just once on five such touches during his time with the Dolphins. He can be productive in this offense, but I'm not sure I expect the sort of yardage or touchdown pace we saw from him over the second half of 2019 in 2020.

Create or join a league today >>
Cheat Sheet Central >><!–

More people play on ESPN than anywhere else. ¡Únete al juego de fútbol de fantasía # 1 o comienza una liga! Sign up for free!

–>

I want to see more growth and consistency out of Arizona&#39;s younger receivers. Nearly 36% of Kirk&#39;s 709 receiving yards and all three of his touchdowns came in two games. Andy Isabella, a second-round pick last year, had 166 receiving yards across back-to-back games in midseason and just 23 yards otherwise, while fourth-rounder Hakeem Butler was a disappointment in camp before missing the entire season on injured reserve. There are a lot of mouths to feed in this offense, but it would hit another level if Kirk can push ahead of Fitzgerald.


2019 rank: 25 | 2018 rank: 29

The Bills built an entirely new core of weapons for Josh Allen last year, and in many cases, they landed on hits. John Brown played like a legitimate No. 1 wideout, averaging 2.15 yards per route run. Cole Beasley wasn&#39;t far behind. Tyler Kroft didn&#39;t stay healthy, but Dawson Knox emerged as a matchup problem (albeit with drop issues) as a rookie and didn&#39;t give the job back. Devin Singletary helped lead a comeback in the opener, averaged 5.1 yards per carry, finished 13th in DVOA and was versatile enough to take over as an every-down back by Week 16, but he fumbled four times on 180 touches.

Now, of course, the Bills have added a superstar wide receiver to that lineup in Stefon Diggs, who ranked third in yards per route run among wide receivers last season. The only guy who averaged more yards when targeted was A.J. Brown. Diggs adds a dominant weapon to the lineup and pushes everybody else down a spot. The 2019 version of John Brown could be the most overqualified second wideout in football outside of Chris Godwin. If the second-year guys such as Singletary and Knox make strides in holding onto the football, the Bills could be a top-5 unit in 2021.


2019 rank: 8 | 2018 rank: 2

If everyone could just get on the field at one time, the Giants would be something to stress out about for opposing defenses. Daniel Jones wasn&#39;t able to get his five key weapons — Saquon Barkley, Evan Engram, Golden Tate, Sterling Shepard and Darius Slayton — on the gridiron together for a single snap in 2019. Jones dropped back 77 times with only Shepard missing from that bunch and posted a passer rating of 100.7, 13 points higher than his season-long total.

Slayton was the revelation of the bunch, leading the team with 740 receiving yards and eight touchdowns as a rookie fifth-round pick. The Giants don&#39;t have anybody as valuable as DeAndre Hopkins, but they are deeper one through five than the vast majority of teams and still have position-leading upside at running back and tight end with Barkley and Engram. If they just could stay healthy …


2019 rank: 7 | 2018 rank: 11

While NFL executives named Julio Jones the league&#39;s best wide receiver, Michael Thomas is comfortably the most productive wideout by the majority of measures. The only argument you could have made against Thomas was the idea that he wouldn&#39;t be the same quarterback without Drew Brees at the helm, but across Teddy Bridgewater&#39;s five starts, he actually averaged more receiving yards per game (110.2) and yards per target (10.6) than he did otherwise (106.7 and 8.8, respectively.) We&#39;ve never seen a player absorb as much volume and threaten teams downfield as frequently as Thomas while simultaneously catching more than 80% of the passes in his direction.

Over the past two seasons, Michael Thomas has 274 catches for 3,130 yards and 18 touchdowns. Mike Ehrmann/Getty Images

The Saints found a second weapon behind Thomas in Jared Cook, who set career highs in yards per catch (16.4) and touchdowns (nine). Cook didn&#39;t absorb a ton of volume, and I wonder if there will be enough in the way of opportunities for another big-name addition in Emmanuel Sanders. I&#39;m more pessimistic about Sanders than the market, owing to his age (33), recent injury history and inconsistent production with the 49ers; but as long as Sanders can win his one-on-one matchups for three or four catches a week, he&#39;ll be fine.

The only disappointing weapon for the Saints last season was Alvin Kamara, who suffered from some severe touchdown regression past the mean. After he scored once every 15.4 touches between 2017 and 2018, the dynamic running back scored once every 42 touches last season. His receiving efficiency also dropped off, and he fumbled four times after fumbling just once in each of the prior two campaigns. I&#39;m optimistic about Kamara bouncing back in 2020, but asking for the unreal touchdown rate of his first two seasons is probably too much.


2019 rank: 22 | 2018 rank: 17

It&#39;s hard for a running back to be more productive than Christian McCaffrey, who finished with the third-most yards from scrimmage (2,392) in NFL history. McCaffrey scored 19 touchdowns, was efficient as a runner and receiver, absorbed huge volume and only fumbled once on 403 touches. The only hole I can poke in his production is that much of it came with the Panthers trailing; he (453 receiving yards) and teammate DJ Moore (421) ranked Nos. 1 and 2 in receiving yards when their team&#39;s chance of winning was below 10%. It&#39;s difficult to imagine McCaffrey being quite as productive in 2020, but even 80% of his 2019 season would make him one of the NFL&#39;s best backs.

Everybody knows McCaffrey is a star, but even given those numbers above, I&#39;m not sure people are appropriately valuing Moore. The 2018 first-rounder finished with 1,175 receiving yards despite catching passes from Kyle Allen and a compromised Cam Newton. Moore could be a top-10 receiver with better quarterback play from Teddy Bridgewater this season. I&#39;m not quite as optimistic about Curtis Samuel, who averaged less than 6.0 yards per target a year ago, but new addition Robby Anderson also should benefit from an improved passer. The biggest question is Ian Thomas, who impressed at the end of 2018 and will have the first shot at taking over for Greg Olsen at tight end.


2019 rank: 14 | 2018 rank: 15

While a drop in possessions is likely to drag down their cumulative numbers, the Bucs have a strong case for sporting the NFL&#39;s best receiving corps. They have the best one-two punch at wide receiver in the game with Mike Evans and Chris Godwin — who solved his fumble problems and emerged as a great second option. The only downside is that Tampa Bay didn&#39;t really replace third wideout Breshad Perriman, who was one of the league&#39;s most productive wideouts in December after Evans and Godwin went down injured.

No team is deeper at tight end with O.J. Howard, Cameron Brate and now Rob Gronkowski. Even if we only see the guy whose numbers declined in 2018, Gronk posted a 47-682-3 line and finished 11th among tight ends in fantasy football. With a year to rest his ailing back, he has more red zone upside than that line would suggest.

As was the case a year ago, though, the Buccaneers have the worst group of running backs in football. Ronald Jones improved after a dismal rookie campaign, but his issues with fumbles and pass protection make it difficult to expect Bruce Arians to give the 2018 second-rounder significant volume. The only players of note behind Jones are rookie third-rounder Ke&#39;Shawn Vaughn and Dare Ogunbowale. This is a team crying out for a veteran back such as Devonta Freeman, Lamar Miller or LeSean McCoy.


2019 rank: 6 | 2018 rank: 30

How do you go from 30th to third over the course of two seasons? Invest. The Cowboys traded a first-round pick for Amari Cooper, and while the move was widely panned at the time, he ranks fifth in receiving yards and is tied for a league-high 14 receiving touchdowns since he joined up with Dak Prescott & Co in 2018. Michael Gallup was a third-round pick awaiting his pro debut at the start of 2018, but he has emerged as a star after an 1,107-yard campaign. The only third-round pick to produce more yards in his second season as a pro is Mike Wallace, with Gallup coming in ahead of guys such as T.Y. Hilton, Kenny Golladay and Terrell Owens. Dallas just added to the fold Oklahoma dynamo CeeDee Lamb, who would profile as the No. 1 wideout for a handful of teams right now. He is Dallas&#39; No. 3.

Jerry Jones&#39; team also has Ezekiel Elliott, who has led the league in rushing yards per game in three of his first four NFL seasons. The only reason the Cowboys are third is the prospects of their tight end group, for which Blake Jarwin will assume a larger role after Jason Witten left for Las Vegas. Jarwin was productive in a small sample last season, ranking eighth in the league in yards per route run and 11th in yards per target. There&#39;s no way he is going to see significant volume with the other four guys in this offense ahead of him, but if Jarwin can maintain that sort of efficiency, Dallas won&#39;t have any weaknesses.


2019 rank: 3 | 2018 rank: 13

The Browns are back toward the top of these rankings for a second consecutive season. There are fair questions about whether their offense will be effective after a disastrous 2019 campaign, but their weapons aren&#39;t the problem. In some places, they&#39;re better than they looked a year ago. Free-agent signing Austin Hooper&#39;s production was inflated by garbage-time numbers in Atlanta, but he is still a significant upgrade on David Njoku.

Nick Chubb kept up his second-half performance from 2018 over a full season in 2019, and while he needs to be more efficient, the idea of Chubb playing in a Gary Kubiak-style rushing attack under Kevin Stefanski in 2020 is scary for opponents. Kareem Hunt was productive in a limited role after returning from suspension, ranking in the top 15 in both yards per target and yards per route run. Baker Mayfield&#39;s numbers improved with Hunt on the field, and Hunt is overqualified for his role as the bottom half of a back rotation.

In what would have been a surprise given what we thought last season, my concern about the Browns is mostly with the wide receivers. Jarvis Landry underwent hip surgery in February, and it&#39;s unclear whether he&#39;ll be ready to go in training camp. Odell Beckham Jr. played through a hernia in 2019, and there&#39;s a good chance he bounces back in 2020. But it&#39;s also fair to note that we&#39;re now three years removed from the OBJ who was one of the league&#39;s best wideouts with the Giants. Beckham averaged 95.9 receiving yards per game over his first three seasons, with that number falling to 74.7 yards over the past three campaigns. If he is the guy from Years 1 to 3, the Browns should be No. 1 here. If Beckham has another season in which he fails to live up to that level of play, we probably need to reevaluate our expectations for one of the league&#39;s most talented receivers.


2019 rank: 2 | 2018 rank: 1

I&#39;m confident Patrick Mahomes would have been a successful NFL quarterback regardless of where he landed, but it&#39;s not selling the superstar passer short to point out that he has had plenty of help. In addition to the coaching of Andy Reid, just look at those weapons rankings. The Chiefs surrounded Mahomes with talent before he took over as the full-time starter, and they have reaped the benefits.

The Chiefs rank first for the second time in three years because they&#39;re so deep with receiving options. Travis Kelce is the NFL&#39;s most productive receiving tight end. Over his three seasons as a starter, Tyreek Hill is sixth in receiving yards and fourth in yards per route run among wide receivers. Sammy Watkins might not live up to the contract he signed or the expectations he had when he was drafted No. 4 overall in 2014, but he racked up 288 receiving yards when the Chiefs needed him in the playoffs, the second-highest total of the postseason. Mecole Hardman quietly averaged 1.90 yards per route run; he only caught 26 passes, but nearly 35% of them went for 20 or more yards, which was the fifth-highest rate in the league. Every one of these guys is a threat to score from anywhere on the field.

We made every NFL player a free agent, then asked our 32 NFL Nation reporters to re-draft four rounds of high-impact stars with a five-year Super Bowl window in mind. Which team is the best?
Re-drafted NFL rosters: All 128 picks »
• Experts react » | Stacking the QBs »

You need to catch passes if you&#39;re going to play running back for Reid, and the Chiefs now have two backs who can do that. Damien Williams has generally been productive when healthy. He has had 15 games as Kansas City&#39;s primary back over the past two seasons, and in those contests, he has carried the ball 205 times for 1,006 yards (4.9 yards per carry), caught 61 passes for 498 additional yards and scored 19 touchdowns. That&#39;s basically Aaron Jones&#39; 2019 regular season, and a significant chunk of Williams&#39; work has come in the postseason.

What put the Chiefs over the top, though, is the addition of first-round pick Clyde Edwards-Helaire. The major drop-off when the Chiefs cut Kareem Hunt and replaced him with Williams came in the receiving game. Only two backs in the nation averaged more yards per route run last season than the LSU star Edwards-Helaire, who is perfectly capable of splitting out as a receiver and winning matchups at the line of scrimmage. He is likely going to be an insurance policy against Williams&#39; health and a valuable weapon in his own right from Day 1. It&#39;s just enough to push the Chiefs ahead of the Browns and Cowboys for the top spot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *