Brasil solicita a las empresas de inversión que se hagan cargo de las áreas protegidas de la Amazonía


El gobierno brasileño ha propuesto que los administradores de activos mundiales establezcan áreas protegidas en la selva amazónica para frenar la deforestación ilegal de pretemporada. Los agricultores tradicionalmente usan el fuego para limpiar y cepillar la tierra.

RIO DE JANEIRO –
El gobierno brasileño sugirió el jueves que los administradores de activos globales establezcan áreas protegidas en la selva amazónica para frenar la deforestación ilegal de pretemporada. Los agricultores tradicionalmente usan el fuego para limpiar y cepillar la tierra.

El vicepresidente Hamilton Mourão, presidente del Consejo de Gobierno para la Amazonía, realizó una videollamada con representantes de empresas de inversión y esperó el apoyo financiero de ellos para apoyar proyectos ambientales. El mes pasado, principalmente las empresas de inversión europeas enviaron una carta expresando preocupación por el aumento de la deforestación y pidieron medidas enérgicas contra las actividades ilegales en la Amazonía. Las 34 compañías que ahora se han unido a la iniciativa administran un total de $ 4.6 billones en activos.

"El programa Adopt a Park permitirá a cada una de estas compañías nacionales y extranjeras seleccionar y financiar una de las 132 unidades de conservación en la Amazonía para monitorearlas, prevenirlas y restaurarlas", dijo el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles. Conferencia de prensa en Brasilia después de la reunión virtual. Por ejemplo, se podrían pagar fondos para seguridad para evitar que las personas ingresen a las áreas.

El presidente Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, prometiendo desbloquear la riqueza de la gran Amazonía, y se ha pronunciado en repetidas ocasiones en contra de grandes áreas reservadas para los pueblos indígenas. Su gobierno fue criticado internacionalmente el año pasado cuando la deforestación en la región amazónica fue peor en once años. Como resultado, algunos miembros de legisladores europeos han dicho que votarán en contra de ratificar un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y la unión aduanera del Mercosur, que incluye a Brasil, firmado en junio de 2019 después de dos décadas de negociaciones.

La deforestación en la Amazonía aumentó un 22% en los primeros cinco meses de este año en comparación con el mismo período en 2019. La agencia gubernamental que monitorea la selva informó el 6 de junio. Los datos de todo el mes de junio aún no se han publicado.

En la video llamada del jueves, los inversionistas informaron a las autoridades brasileñas que estaban monitoreando las tasas de deforestación, previniendo incendios forestales y haciendo cumplir la Ley Forestal de Brasil. Esto se desprende de una declaración de Storebrand, una de las instituciones financieras en la reunión.

"Estamos investigando, y el diálogo con el gobierno es una forma de minimizar el riesgo de desinversión", dijo Jeanett Bergan, gerente de inversiones responsables en el fondo de pensiones más grande de Noruega, KLP, por teléfono desde Noruega. "Esperamos que el diálogo pueda traer resultados positivos y progreso. No veremos lo mismo que en todos los incendios forestales el año pasado y quizás veamos resultados positivos después de un tiempo". Es un primer paso positivo y debemos continuar el diálogo y esperar que todos veamos algunos resultados sobre el terreno. “

Bergan agregó que la participación de KLP en un programa brasileño requeriría más detalles e información.

KLP ha invertido aproximadamente $ 53 millones en 58 empresas brasileñas. Ya se ha separado del empacador de carne brasileño JBS, el gigante minero Vale y la compañía de suministro de energía Eletrobras por razones relacionadas con la corrupción, el medio ambiente o los derechos humanos.

"Una política voluntaria de las personas que adoptan un parque es buena, pero debe haber un plan de conservación con presupuesto e inversión", dijo Paulo Barreto, ingeniero forestal e investigador de deforestación del grupo ambiental Imazon. “Tiene que haber una política general más clara que incluya recursos para estas áreas públicas. Por supuesto, las donaciones voluntarias de personas y empresas son bienvenidas, pero debe haber un plan más general. “

Brasil ya está recibiendo dinero de naciones ricas, a saber, Alemania y Noruega, para combatir la deforestación en la región amazónica. Solo Noruega ha donado $ 1.2 mil millones al Fondo Amazónico brasileño desde su inicio en 2008. Sin embargo, ambas naciones europeas han suspendido las contribuciones el año pasado, citando la deforestación continua y si el gobierno quiere detenerlas.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, dijo que el gobierno está tratando de mejorar la imagen de la nación como un ambientalista responsable. El gobierno brasileño anunció el jueves que ha iniciado conversaciones con Alemania y Noruega para reanudar la cooperación para proteger el Amazonas.

Mourão dijo que el gobierno creía que a los dos donantes principales del Fondo Amazonas les gustaría que disminuyera la deforestación antes de reanudar las contribuciones.

"Gradualmente acorralaremos a quienes cometen delitos para que la deforestación se reduzca a un nivel aceptable", dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *