El Sahara albergó alguna vez vías marítimas y grandes especies marinas | Internacional | Noticias


El Sahara es hoy unas de las regiones más áridas e inhóspitas de la Tierra para la vida, pero según los fósiles encontrados, en el pasado estuvo lleno de vías marítimas y grandes especies marinas.

Hace entre 100 millones y 50 millones de años, una gran vía marítima de hasta 50 metros de profundidad cubría gran parte de África occidental, dejando atrás muchos fósiles marinos, incluidos vertebrados, invertebrados, plantas y microbios. Muchos de ellos eran sorprendentemente grandes, detalla Gizmodo.

Es difícil estudiar esta región debido a problemas políticos. Sin embargo un grupo de científicos decidió recopilar y sintetizar muchas investigaciones existentes en el área.

“La extinción de K/Pg es uno de los mayores eventos de extinción masiva”, explicó la autora del estudio Maureen O’Leary de la Universidad Stony Brook en Nueva York. “No tenemos una sección en el registro de rocas para vincular los fósiles a nivel de especie y ver estos cambios intrincados en todos los continentes”. Los datos de Trans-Saharan Seaway podrían completar algunos espacios en blanco sobre cómo se desarrolló la extinción en una parte poco estudiada del mundo.

Que el Sahara occidental fue una vez una vía fluvial desde hace mucho tiempo se sabe por quienes viven allí; los tuareg han encontrado restos de vida marina en el desierto, dijo O’Leary a Gizmodo, y la idea ha sido parte del discurso paleontológico durante más de un siglo.

Durante los períodos cálidos entre 50 y 100 millones de años atrás, el aumento del nivel del mar provocó el desarrollo de una vía fluvial, que probablemente conectaba el Golfo de Guinea con el Mar Mediterráneo. Científicos de Estados Unidos, Malí y Australia analizaron fósiles y sedimentos de tres expediciones al Sahara en Malí y publicaron un boletín que detalla todo lo que aprendieron hasta ahora sobre la región, con la esperanza de ilustrar cómo era el ecosistema.

El informe es el primero en reconstruir y hacer un catálogo exhaustivo de las especies acuáticas que vivían en la antigua vía marítima transahariana. Los resultados son sorprendentes: su censo ha arrojado 1,6 millones de bagres, 12,3 millones de serpientes marinas y 1,2 millones de picnodontes (un orden extinto de peces óseos) Sin embargo, esa no es la idea más interesante del trabajo.

Los biólogos evolucionistas han hablado durante mucho tiempo sobre el fenómeno del gigantismo insular, donde las especies que viven en islas pequeñas a veces pueden desarrollar cuerpos muy grandes, posiblemente porque tienen más recursos o hay pocos depredadores, o ambos.

“Expusimos la idea de que tal vez el gigantismo de esta isla pueda pertenecer a islas de agua”, dijo O’Leary. “Si obtienes un mar que se está moviendo hacia adentro y hacia afuera, tal vez está dejando atrás bolsas de agua en las que se están produciendo nuevas variables que controlan el tamaño del cuerpo”. (I)





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *