China está lista para intentar devolver al servicio el lanzador pesado Larga Marcha 5


Por @Wicho — 26 de Diciembre de 2019

Con un peso de 869 toneladas al lanzamiento el Larga Marcha 5, Changzheng 5 en chino, es el cohete más potente del programa espacial chino Tiene una capacidad de carga dos veces y media superior a la de cualquier otro de los que tienen en servicio, lo que le permite colocar hasta 25 toneladas de en órbita baja terrestre y 14 en órbita de transferencia geoestacionaria. Eso lo hace equivalente al Delta IV Heavy estadounidense y más potente que el Ariane 5 europeo o el Protón–M ruso.

Es, además, una pieza fundamental en los futuros planes de la agencia espacial china, ya que tiene que ser el cohete que lance la misión Chang’e 5 que tiene como objetivo traer de vuelta muestras de la superficie de la Luna y la misión Huoxing-1 a Marte. En su versión 5B será el que tenga que poner en órbita los módulos de la futura estación espacial modular china. Pero además permitirá a China colocar satélites de telecomunicaciones y en órbita baja terrestre mucho más pesados que hasta ahora.

El problema es que si bien su primer lanzamiento se llevó a cabo en noviembre de 2016 sin problemas el segundo, llevado a cabo en julio de 2017, fracasó.

Detectado el origen del fallo, que por lo visto estuvo en la turbobombas de la primera etapa, la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC), principal contratista del programa espacial chino, anunció que el Larga Marcha 5 volvería al servicio en 2019.

Insignia de la misiónY aunque un poco por los pelos parece parece que lo conseguirán, ya que en principio el tercer Larga Marcha 5 va a despegar del Centro de Lanzamientos Espaciales de Wenchang, en la provincia meridional de Hainan, el viernes 27 de diciembre. Según los avisos emitidos por las autoridades chinas el lanzamiento se producirá en una ventana que va de las 13:29 a las 17:45, hora peninsular española. Se podrá seguir a través de Internet, aunque en principio en chino.

La carga útil del lanzamiento es el satélite de telecomunicaciones Shijian 20, que sustituirá el hueco dejado por el Shijian 18, perdido en el segundo lanzamiento del Larga Marcha 5.

Es especialmente importante que este lanzamiento salga bien porque si no China difícilmente podrá aprovechar la ventana de lanzamiento de 2020 para la misión Huoxing-1; los lanzamientos de Chang’e 5 la estación espacial se pueden retrasar sin mayor problema salvo el que supone de cara al prestigio del programa espacial chino.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *