Diseñar desde la piel del paciente | Economía


Eider Sánchez Herrero (San Sebastián, 1986) escuchó una vez en una consulta que tenía cáncer. No era una situación real, pero la sintió como tal. Su propósito en esa cita, donde esperó como una más, llegando además tarde y nerviosa, era entender exactamente qué siente una persona en un trance tan duro. Ese era su propósito inicial. Su meta final era aliviar todo lo demás y hacer lo más sencillo y humano posible el acceso a la consulta, incluso cuando se llega nervioso y tarde, gracias a una app que guía al paciente.

Eider Sánchez, cofundadora y CEO de Naru Intelligence, es una de las ganadoras del programa de Responsabilidad Social Corporativa e-Dea Salud, que la farmacéutica Pfizer organiza, año tras año, para encontrar proyectos de innovación en el área de la salud. Esta iniciativa se encuentra enmarcada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, concretamente en el ODS 3, de Salud y Bienestar, enfocado a mejorar la vida y experiencia de los pacientes mediante la colaboración entre instituciones públicas, privadas y la sociedad civil.

El programa de mentorización ‘Angels for Innovation’ involucra a una treintena de trabajadores.

Sánchez y su empresa vencieron en la edición 2018 con una app que pretende aliviar y minimizar las esperas para los pacientes oncológicos. Participar en este programa le hizo sentir, en su propia piel, el peculiar proceso en dos fases que ofrece Pfizer a los emprendedores seleccionados. La primera de ellas era, precisamente, ponerse en la piel del paciente.

“En esa fase de design thinking interpretamos a un paciente con sus familiares en esa situación. El objetivo es llegar a una consulta concreta. Cada equipo tenía unas instrucciones precisas: cambiar la hora de la cita del paciente y encontrar la consulta. Yo interpreté el rol de una paciente que llegaba tarde y a la que le diagnosticaban un cáncer”.

Diseñar desde la piel del paciente



Sánchez describe el proceso como un cóctel de “muchas emociones”, tras el que su equipo alcanzó una conclusión clara: “Bastante tiene la persona con asistir a esa consulta. Hay que facilitar todo el proceso para que el paciente no se preocupe por nada más. Todo lo que se encuentra en medio de esa inquietud, que es un obstáculo, nunca viene bien”. La propuesta que le ofreció al hospital, acogida con entusiasmo, nació precisamente de los problemas concretos que percibió en esa situación.

 ‘e-Dea Salud’

“Este proyecto, al que le llamamos e-Dea Salud, nace de la idea que tenemos de potenciar una innovación sostenible adaptada a lo que necesita el paciente. Por eso ponemos a los emprendedores en la situación real del paciente, de enfrentarse a ese entorno que no es el suyo y descubrir así qué aspectos se pueden mejorar de la experiencia hospitalaria”, indica Maite Hernández Presas (Madrid, 1966), directora de Comunicación, Innovación y Fundación de Pfizer en España. Los hospitales que han colaborado hasta el momento con esta iniciativa, que lleva ya tres ediciones en marcha, son el Complejo Hospitalario de Navarra (2017), el Hospital de la Fe, de Valencia (2018), y el Hospital Parc Taulí de Sabadell (2019).

A esta fase de sentir en carne propia la experiencia hospitalaria se le suma luego un salto al otro lado del océano Atlántico para sumergirse en el ecosistema emprendedor de Boston —uno de los más punteros en el mundo dentro del área de la innovación en salud—, para conocer cómo evolucionan los proyectos desde el punto de vista del negocio.

El premio al proyecto elegido en ‘e-Dea Salud’ incluye una beca de tres semanas en Boston y una bolsa de 1.500 euros adicionales

“Nos sirvió para validar el interés tanto en nuestro producto como empresa —una solución de inteligencia artificial para la predicción de complicaciones de pacientes con cáncer— como con el proyecto de innovación que llevábamos con Pfizer. Allí nos encontramos con la industria farmacéutica y los hospitales estadounidenses en el papel de clientes potenciales”, explica Sánchez.

“Que hubiese un interés en ambos proyectos nos ayudó muchísimo. Además, el feedback que recibimos se lo trasladamos al hospital, porque creíamos que también podía ayudarles a entender cómo abordaban allí [en Estados Unidos] problemas similares”. Para Maite Hernández, directiva de la farmacéutica, es un paso fundamental y complementario al anterior, porque se trata, en definitiva, de enfrentar a los emprendedores “con el mundo real”. Con los fondos de inversión, business angels y demás actores financieros, que serán quienes financien dichas soluciones. “Te hace ver que tu propuesta es validable en un entorno complicado como es el americano”, explica Hernández.

Pero a la vuelta de la gira por el territorio americano, Pfizer “no los abandona”, recalca Hernández. “Continuamos la mentorización, una vez que regresan, con el esfuerzo de más de 30 compañeros de Pfizer de todas las áreas –Comunicación, Marketing, Ventas…–, los perfiles que tenemos dentro de una compañía como la nuestra. Así que les ofrecemos esa experiencia a los emprendedores con sesiones de cuatro o cinco meses presenciales y online, y enfrentándose a situaciones reales”, concluye Hernández.

Algoritmos con opinión

El ganador de la edición 2019, celebrada en el Hospital Parc Taulí de Sabadell, ha apostado por la inteligencia artificial para resolver el reto planteado por Pfizer dentro del proyecto e-Dea Salud: obtener las opiniones, valoración y expectativas de los pacientes para contribuir a una mejora de su experiencia durante el proceso asistencial.

Pixelabs, una startup nacida en 2015 y especializada en machine learning, deep learning y data science, se alzó con la victoria gracias a un proyecto que permite analizar y evaluar las opiniones y expectativas de los usuarios del hospital, tanto pacientes como acompañantes. El sistema funciona analizando las sugerencias dejadas por los usuarios por mensajes de voz usando la propia app o llamadas telefónicas.

Carlos Sangüesa, responsable de este proyecto en Pixelabs, indica que “la voz es la manera más natural y menos intrusiva con la que una persona expresa sus opiniones”. El director general de Parc Taullí, Joan Martí López, por su parte, sostiene que “para nosotros este proyecto es de gran importancia. La opinión de nuestros pacientes debe adquirir relevancia, tanto para conocer lo que hacemos bien como lo que debemos mejorar”. Maite Hernández, directiva de Pfizer, ve en los proyectos de e-Dea Salud y en el de Angels for Innovation dos ejemplos para mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como para ayudar a que los emprendores sepan moverse y saber a qué puertas llamar.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *